eldiario.es

Menú

“Falta verdadera protección hacia las mujeres y falta sensibilidad social”

La presidenta de la asociación Clara Campoamor, Blanca Estrella Ruiz, asiste con gran preocupación a la percepción de la ciudadanía de que “hay muchas denuncias  falsas” en casos de violencia de género

"Una mujer no denuncia gratuitamente, una mujer no se pasa toda la noche en una comisaría, y al día siguiente toda la mañana en un juzgado, eso no lo hace porque sí, lo hace porque es víctima"

- PUBLICIDAD -

"No hay denuncias falsas, son el 0,01%, lo dice el Consejo General del Poder Judicial, no lo digo yo". Blanca Estrella Ruiz, presidenta de la asociación Clara Campoamor, que se encarga defender a mujeres víctimas de violencia machista, asiste entre la preocupación y la indignación a los resultados de un estudio del Gobierno vasco hecho público este lunes y que desvela que  el 40% de los vascos cree que "hay muchas denuncias falsas" en los casos de violencia de género.

La abogada es contundente en su afirmación, "no doy ese estudio por válido, no creo que el 40% de los vascos considere que hay denuncias falsas, y si esto sucede es porque falta pedagogía en la Administración. La gente, porque no se le informa, cree que cuando a una mujer le deniegan la protección -que les deniegan a muchísimas, y algunas de ellas las han matado- es una denuncia falsa". Blanca Estrella Ruiz hace responsable de estas situaciones, la falta de protección y de esa percepción social, a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de Estado y "principalmente" a la Fiscalía y a los jueces, "falta verdadera protección a las mujeres y falta sensibilidad social", asegura.

"Una mujer no denuncia gratuitamente, una mujer no se pasa toda la noche en una comisaría, y al día siguiente toda la mañana en un juzgado, eso no lo hace porque sí, lo hace porque es víctima", asevera. La presidenta de la asociación cree que este tipo de encuestas perjudican a las mujeres víctimas de malos tratos porque "las mujeres van terminar por no denunciar porque van a pensar que denuncian falsamente". Otro de los obstáculos que ha observado durante su dilatada experiencia como abogada defensora es que muchas mujeres "cuando han denunciado una vez, y otra vez, y otra vez, y ven que al final siguen viviendo con el maltratador porque no han conseguido medidas de protección, dejan de denunciar".

Según Blanca Estrella Ruiz considera imprescindible que haya un mensaje más claro sobre las situación de las mujeres víctimas de violencia machista, "no se habla con crudeza de la situación que vive una mujer víctima de violencia de género, que no hace falta que la matar a una mujer para que viva mal, como vive, que vive aterrorizada, como esto no se cuenta, la gente contesta a estas encuestas desde la ignorancia".

Falta de medidas de protección

La falta de medidas de protección hacia las víctimas de maltrato y hacía los niños, es uno de los temas en los que más incide Blanca Estrella Ruiz. Ella participó hace 12 años en el borrador de la 'Ley Integral de Medidas de Protección Integral Contra la Violencia de Género', "yo propuse las pulseras, la inclusión de un número de tres cifras que no quedara registrado en el recibo telefónico y la inclusión de hijos e hijas como víctimas en situación de violencia en la pareja". La Ley de Protección a la Infancia que ha entrado en vigor agosto, recoge este último apartado, "hemos tardado dos legislaturas más, veremos a ver si ahora se cumple".

En cuanto a las pulseras se muestra también especialmente crítica. "El Gobierno central es el que tiene las pulseras y son las audiencias provinciales las que tienen que solicitarlas. Bueno, ¡pues en Euskadi no se ponen pulseras! Que me digan un juez que ponga una pulsera a un maltratador, salvo excepciones no hay", asegura.

Según apunto aún queda mucho por hacer en materia legal para mejorar la protección de las mujeres maltratadas que se debe iniciar desde la llamada a la Polícía: "La llamada de teléfono o el grito de socorro a medianoche ya es una denuncia, y la Policía tiene que hacer un informe y acompañar a la mujer a un centro sanitario, y eso misa, y el juez tiene que actuar, y no se hace", se queja. La abogada destaca que el grado de seguridad se agrava desde el momento que se pone la denuncia, "la mujer corre un alto riesgo desde que denuncia, los días posteriores son los más peligrosos, y la mujer tiene que esperar a que el juez decida si le da la orden de protección... La mujer es la que tiene miedo, es la que denuncia, y es un juez el que decide si tiene riesgo o no, y cuando las matan, ¿qué pasa?".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha