eldiario.es

Menú

Un premio para Leguineche donde realizó su primera entrevista

El  fallecido periodista recibe el Premio Gernika por la Paz y Reconciliación. Uno de sus hermanos revela que en el teatro donde se celebró el acto hizo su primer trabajo como periodista con 14 años.

"Actitudes como la de Manu esperemos que sirvan para paliar o eliminar la peor faceta de la condición humana", afirman sus familiares al recoger el galardón.

- PUBLICIDAD -
Rosa y Benigo Leguineche, con el premio, y en medio el alcalde de Gernika José Mari Gorroño.

Rosa y Benigno Leguineche, con el premio, y en medio el alcalde de Gernika José Mari Gorroño.

El periodista Manu Leguineche, fallecido el pasado enero, ha recibido un premio más. Esta vez ha sido en el pueblo junto al que nació, Gernika, que le ha otorgado este sábado su principal galardón, el Premio a la Paz y la Reconciliación. Lo más curioso fue relatado por su hermano Benigno, al recoger el galardón. En ese mismo sitio, el teatro Lizeo, Leguineche realizó su primera entrevista cuando tenía solo 14 años.

“Fue a los niños cantores de Viena, que actuaron aquí. Y yo le acompañé a realizar la entrevista para una revista, Vida Joven”, ha relatado Benigno Leguineche en un emotivo acto donde se ha vuelto a glosar la figura del fallecido reportero. “Actitudes como la de Manu y John [Wynne, el otro galardonado] esperemos que sirvan para paliar e incluso eliminar la peor faceta de la condición humana”, ha agregado tras recibir, junto a su hermana Rosa Leguineche, la placa que reconoce su labor por la paz, en medio de un atronador aplauso de los asistentes al acto. El jurado destacó la “honestidad, independencia y dignidad” del periodista.

Los Premios por la Paz y la Reconciliacióm han cumplido su décima edición y se celebran en conmemoración del aniversario del bombardeo de Gernika, del que se cumplen 77 años. Han premiado a personas como Jesus Eguiguren y Arnaldo Otegi, Gerry Adams y asociaciones en defensa de la reconciliación como Gernika Gogoratuz, también han galardonado al piloto de las Fuerzas Aéreas británicas John Wynne, (también fallecido y cuyo reconocimiento fue recogido por su hijo) quien, tras sobrevivir al ataque de un avión con el que sobrevolaba Alemania, logró pilotar la aeronave hasta Inglaterra.

En el acto, el alcalde de Gernika José Mari Gorroño ha destacado que “el acto trágico” del bombardeo en 1937 se ha conseguido convertir en un evento de “reconciliación y paz”. “La paz se hace desde la diferencia. No se trata de buscar la paz eliminando o silenciado al otro. Lo fundamental es el reconocimiento del otro”, ha destacado Gorroño. Uno de los supervivientes del bombardeo de Gernika, Luis Iriondo, ha leído una carta enviada por el alcalde de Nagasaki, que ha acudido a través de una delegación al acto de Gernika.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha