eldiario.es

9

Pablo Iglesias: "Vox es más Bolsonaro que Trump"

El líder de Podemos cree que el partido de ultraderecha guarda similitudes con el del nuevo presidente brasileño

Pablo Iglesias ha presentado en Sevilla el libro 'Nudo España. Dos maneras de comprender España frente a frente', escrito con Enric Juliana

Analizando las elecciones andaluzas, Juliana ha asegurado que "el partido del presidente de Estados Unidos ha entrado por Andalucía" y que no es "neofranquismo"

Podemos envía a sus bases una carta de un falso Aznar para arengarles a votar

Pablo Iglesias EFE

Una pareja de policías y un centenar de personas han recibido a Pablo Iglesias esta tarde en una librería de Sevilla. También lo han hecho, dos líderes de la izquierda, como Antonio Maillo (Adelante Andalucía-IU) y Susana Serrano (Participa Sevilla-Podemos).

El líder de Podemos ha acudido a la capital andaluza para presentar el libro Nudo España. Dos maneras de comprender España frente a frente, escrito junto a Enric Juliana, un libro que promete hablar sobre el pasado, presente y futuro de España y Europa, analizando temas como le auge de la ultraderecha, la monarquía, la transición, la situación en Cataluña, los partidos de izquierda y los de la derecha, sin olvidarse, por supuesto, del "fortalecimiento del feminismo".

Y como los símbolos en política lo son todo, Juliana, que es adjunto a la dirección de La Vanguardia, iba de chaqueta y corbata, "como reacción a los políticos descorbatados, y "el siempre encamisado" Pablo Iglesias. Dos manera de entender la política española, al menos en lo que apariencias se refiere.

Los primeros tiros, como era de esperar, han ido sobre los resultados de Vox en Andalucía. El líder de Podemos ha destacado la movilización de la derecha, la escasa participación de la izquierda, ha comparado al PSOE andaluz con el PRIM mexicano y ha recordado que los candidatos andaluces que pierden no repiten. Todo un aviso a Susana Díaz. Según Iglesias, los resultados de Andalucía, con mayoría absoluta de las fuerzas conservadoras demuestra que la derecha "se ha liberado de lo políticamente correcto. De su deseo de situarse en el centro e incluso en los valores progresistas".

Pullas a Teresa Rodríguez y Susana Díaz

De manera poco sutil pero sin emplearse a fondo, Pablo Iglesias ha ajustado cuentas con la formación de Teresa Rodríguez (Podemos Andalucía) y con la propia Susana Díaz. De la primera ha recordado que ha fracasado en estas elecciones con malos resultados (Maillo, el socio de Rodríguez a pesar de las reticencias de Iglesias, se encontraba frente a él) y la segunda impidió hace dos años que Podemos gobernara con Pedro Sánchez.

Por su parte, Juliana ha asegurado que el éxito de Vox es simple: "el partido del presidente de Estados Unidos ha entrado por Andalucía. La llegada de Vox no es la llegada del franquismo, transporta elementos de ese tipo, pero lo que tiene son elementos del partido del presidente de Estados Unidos. Hay que enfocar la cuestión de Vox desde esa perspectiva. Además, el partido del presidente de Estados Unidos siempre presta especial atención a las cuestiones geopolíticas y Vox será el partido de la reafirmación atlantista".

Pablo Iglesias: "Trump es populismo blanco"

En cambio, Pablo Iglesias ha manifestado sus reticencias sobre el parecido de Vox con el trumpismo, sino que su ideología recuerda más al nuevo presidente brasileño. "Vox es más Bolsonaro (que Trump). En Vox son neoliberales, consideran que el derecho de trabajo es una reminiscencia del siglo XIX y que la monarquía es una cosa estupenda. Enraiza bien con el reaccionarismo clásico".

Al contrario, la extrema derecha del presidente norteamericano sería "populismo blanco. Trump hace un discurso soberanista, que habla de nuestra industria y nuestros aranceles. Es la rebelión de la clase obrera blanca frente a los cosmopolitas de Nueva York y Los Ángeles, planteando elementos de anti-establisment".

"Vox no es neofranquismo"

Juliana, por su parte, ha matizado que se está generando una "internacional" de ultraderecha, con partidos como los republicanos trumpistas, el Frente Nacional de Francia, el savinismo italiano, el bolsonarismo brasileño o el Vox español. Y ha comparado su estrategia política de una manera muy gráfica con el fracking, porque "rompen los tejidos internos de la civilización europea para obtener un nuevo tipo de energía política, orientada a sus estrategias. Esto no es neofranquismo, aunque su lenguaje nos pueda retrotraer a lo que era lenguaje franquista".

Además, el analista político ha recordado que lo que han reflejado las elecciones andaluzas es el "deseo de cambio no orientado en ninguna dirección y, por otro lado, una reacción ante los debates que se están produciendo en España". Analizando la derrota de Susana Díaz, el problema ha sido, según Juliana, que la presidenta andaluza en funciones se ha presentado a las elecciones tras perder las primarias de su propio partido. Se ha aislado de la ciudadanía y dejado llevar por sus aduladores, ha afirmado. 

Los errores de Susana Díaz

El periodista de La Vanguardia cree que en las próximas elecciones, el electorado se movilizará, será "eléctrico" y que de momento no hay respuesta de cómo va a reaccionar la sociedad. Eso sí, en las elecciones generales sí dirá "de verdad" en qué situación nos encontramos, al contrario de lo que ha ocurrido en Andalucía, donde la participación ha sido muy bajo. "Los errores de Susana y sus consejeros han acelerado las contradicciones de fondo de la política española".

Iglesias, por su parte, ha señalado que Susana Díaz es "uno de los cuadros más preparados del partido socialista", pero que no ha comprendido la crisis política que se avecinaba".

En cuanto a Cataluña, Juliana ha destacado que "hay reflujo y recomposición de fuerzas. Todo indica que los independentistas menos radicalizados están ganando posiciones" y que, de esa manera, el independentismo va a ganar fuerza. 

Ante tantas incertidumbres, una pregunta lanzada al ruedo del debate político: "¿Qué podemos esperar del Estado, cuando ya sabemos que el futuro no será como esperábamos? La gente tiene miedo y hay que intentar darle respuesta", han concluido. Al contrario que la semana pasada en Barcelona, Iglesias no ha sufrido ningún escrache.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha