La hija de Jesulín y Belén Esteban denuncia una chirigota que se ríe de su físico

Chirigota con polémica.

“La niña de Jesulín y de Belén Esteban, tiene toda la cara como una papa nueva. Ya no está pixelada y la niña es horrenda, si yo fuera su padre la dejo borrosa hasta los treinta”. El pasado 9 de enero, una agrupación participante en el Carnaval de Cádiz dedicó su letra a Andrea Janeiro, cuyos representantes legales han instado a la chirigota a que se retracten y a que abandone el concurso del Gran Teatro Falla de Cádiz. Según ha avanzado La Voz de Cádiz, los integrantes de la chirigota han puesto el asunto en manos de un despacho de abogados y prefieren no hacer declaraciones a la espera de ser aconsejados por estos.

En el cuplé se burlaban de la joven: “Y dice Belén Esteban que ella es muy responsable y muy buena, que la ayuda mucho en casa, que está todo el día haciendo faenas, que es muy buena muchacha, y muy limpia la chiquilla, habrá que verla doblando sábanas sin barbilla”.

Juan José Téllez, quien presidió el jurado del certamen el pasado año, se sorprende con el anuncio: “Esto es como si alguien se planteara demandar a los ninots”. No recuerda ninguna demanda contra el Carnaval de Cádiz, “pero este año ya van dos amenazas”, continúa, en referencia a la presente de Andrea Janeiro y a la de la asociación Círculo Catalán de Negocios por la chirigota La familia Verdugo que ironiza con la decapitación de Carles Puigdemont.que ironiza con la decapitación de Carles Puigdemont.

Ya le parece “estrambótico” lo ocurrido en el Carnaval de Málaga, donde ha sido sancionado con dos años de suspensión el cuarteto Los siervos del alba por denigrar a una mujer, que paradójicamente es la directora del grupo y se ha pronunciado en contra de la decisión, porque ella se ríe de sí misma. O incluso situaciones como cuando en los 90 cuando la comparsa de Antonio Martínez Ares hizo un pasodoble de su comparsa Los Miserables contra el entonces Papa Juan Pablo II “y lo expulsaron de la cofradía de Semana Santa a la que pertenecía”.

“Está cambiando el sentido del humor y se puntúa a la baja este tipo de letras”

“Me parece mejor vía para acabar con las letras que sean denigrantes con los defectos físicos de las personas el que esté cambiando el sentido del humor. El año pasado, por ejemplo, hubo una agrupación que todo el repertorio era contra defectos de personas con discapacidad y el jurado lo puntuó a la baja. Cada vez hace menos gracia y eso irá diluyendo por la propia inercia. Pero ya está suficientemente judicializada la política como para que ahora pase con el carnaval”, agrega.

En el caso de Andrea Janeiro, además, si bien reconoce que “tiene todo su derecho a defender su honor y a sentirse ofendida por las bromas contra su figura”, le apunta que es “superfluo” demandar al carnaval, sino que “tendría que ir contra otros actores de la sociedad civil española que han sido mucho más crueles con ella”. 

“Está bien que generen rechazo”

Por su parte, la periodista y profesora en la Universitat Oberta de Catalunya Ana I. Bernal Triviño, matiza que “cultura no puede ser todo”. Duda de que la demanda prospere, pero sí valora que este tipo de composiciones generen rechazo: “La mujer ha sido siempre un recurso fácil para el humor. Por fortuna, la sociedad avanza y hace cuestionarnos nuestros comportamientos. Hoy no se toleraría una representación con comentarios racistas o xenófobos. Si en este caso el público detecta que se está dando una imagen denigrante de la mujer que no tolera, lo veo positivo porque es señal de que empieza a haber una concienciación”.

En esta línea, señala que le molesta más incluso el título de la chirigota: “Soy consciente de que han jugado con el doble sentido, porque independientemente de que vayan vestidos de toreros, puede tener un fondo de violencia sexual”. También llama la atención sobre que esta misma chirigota hace un chiste sobre la discapacidad de Pablo Echenique, de Podemos, con lo que cree que se está pasando una línea porque la cultura crea estereotipos.

Pone el ejemplo contrario, como las letras que se han oído esta edición del Carnaval de Cádiz contra el machismo, y recuerda que “siempre ha sido una manifestación muy crítica con los procesos más dolorosos de la sociedad y precisamente éste es su arte más inteligente”, en lugar de “recurrir a un humor fácil que se basa en la discriminación o en cuestiones del físico” que remiten al clásico bullying. “Parecen tonterías pero terminan creando reacciones sociales y es la línea delicada que veo de fondo en este asunto”, agrega. Y es que, en su opinión, “no es humor el que se basa en la discriminación”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats