Escuelas infantiles y coronavirus: el reto de salvar un sector que genera 10.000 empleos en Andalucía

CCOO exige a Educación que "cumpla sus compromisos y mantenga el empleo" de las escuelas infantiles

Las escuelas infantiles afrontan el penúltimo mazazo como antesala de la batalla final que casi con toda probabilidad tendrán que emprender cuando la educación infantil sea gratuita también en su primer ciclo para todos, o sea, que se cumpla el compromiso de la Junta de Andalucía de que en el curso 2023/2024 todos los niños y niñas tengan garantizado plaza de 0 a 3 años también. El cierre obligado por la crisis sanitaria las ha dejado sin ingresos el último mes -y como mínimo otro más- porque las familias no pueden mandar a sus hijos a la guardería. 

La fotografía de abajo es una captura de un modelo de los mensajes que han recibido muchas familias de sus escuelas infantiles hablándoles de la dramática situación por la que pasan. En este caso, por ejemplo, le instan a abonar una cuota reducida (50 euros) para evitar un ERTE (expediente de regulación temporal de empleo), pero, claro, las familias que los reciben pueden estar en similar situación de apuro, afectadas a su vez por despidos. 

El Decreto-Ley 4/2020, de 20 de marzo, de medidas urgentes como consecuencia de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus aprobado por la Junta de Andalucía pretende paliar la situación en las 1.800 escuelas infantiles de la comunidad autónoma, en su mayoría en manos privadas pero incluidas en el programa de conciertos, y que dan trabajo a unas 10.000 personas, el 95% mujeres porque se trata de un sector muy feminizado. Pero hay una condición para beneficiarse de las subvenciones: tienen que mantener el empleo, con el correspondiente abono de los salarios y los seguros sociales por el tiempo que la estén percibiendo. 

En concreto, la Junta de Andalucía destinará unos 15 millones de euros por mes, a razón de 180,20 euros por alumno. Desde el Gobierno de Andalucía sostienen que esto supone más del 85% del coste de la plaza (209,16 euros), pero las escuelas infantiles creen que es insuficiente. No se tiene en cuenta, por ejemplo, que el precio de la plaza con comedor es 278,88 euros y en esta parte no solo va la comida, sino el servicio del personal, que también dejan de ingresar. 

El sindicato CCOO exige por ello a Consejería de Educación y Deporte que "cumpla sus compromisos" y que "haga un esfuerzo económico realista para al mantenimiento" de las escuelas infantiles y que "sea una solución al sostenimiento del empleo en las mismas".

Este martes se ha publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) la convocatoria de las subvenciones, donde se destina una partida por un crédito máximo de casi 55 millones de euros. Maribel Uncala, presidenta de Escuelas Infantiles Unidas, se teme lo peor: "No vamos a poder cumplir con el requisito de no hacer ninguna suspensión de empleo, ni siquiera ERTE". Por ello, insta a la Junta de Andalucía a reconsiderar su posicionamiento e incrementar la cuantía "con el presupuesto que tiene para escuelas infantiles y que no va a usar".

En la misma línea, la portavoz de la patronal lamenta que en las escuelas infantiles "llueve sobre mojado" porque han soportado "más de 12 años" de congelación en el precio de la Junta de Andalucía por plaza. En este sentido, subraya: "Vamos a seguir cumpliendo las obligaciones, para que el primer día que los niños puedan regresar, estén abiertas las escuelas infantiles, pero pedimos un pequeño incremento. Porque queremos estar todas operativas y no dejar a ninguna por el camino", como teme que ocurra si no reciben más dinero porque muchas tendrán que despedir a su personal o sencillamente cerrar el negocio. 

"Es una encerrona. Nos ofrecen dos opciones, y ninguna de ellas es viable para mantener, al menos, los puestos de trabajo, sin hablar de hacer frente a gastos como el alquiler o los suministros. Es decir, o cogemos una ayuda de 180 euros por alumno con la que no alcanzamos para pagar ni siquiera los salarios o nos acogemos a un ERTE, que tampoco nos ofrece solución alguna para el sostenimiento de cara a un futuro regreso de la actividad", lamenta María del Rosario de la Peña, presidenta de Coordinadora de Escuelas Infantiles de Andalucía (CEI-A).

Critica también que la Agencia Pública Andaluza de Educación haya esperado al 14 de abril para publicar unas instrucciones que tenía firmadas desde el pasado día 3, "aumentando la incertidumbre y reduciendo el margen de maniobra" de las escuelas infantiles. "Para más desconcierto, apunta que el ingreso no se pagaría completo, es decir, se realizaría un abono del 50% ahora y el resto sin concretar la fecha", avisa.

Lourdes Rivera, portavoz de escuelas infantiles en la Asociación de Centros de Enseñanza de Economía Social (ACES), corrobora que "el golpe ha sido muy duro" porque este servicio no ha podido hacer como otros, por ejemplo las academias de idiomas, que se han adaptado para dar clases por vía telemática. "Hay muchas escuelas infantiles que siguen trabajando, y ofrecen servicios por internet, como asambleas y manualidades para los niños, y mantienen un contacto permanente con las familias, pero no pueden hacer lo más importante, que es cuidarlos", comenta.

El concierto va de un 10% al 100% de las plazas

"La Agencia Pública Andaluza de Educación tiene un presupuesto cada año para las subvenciones y pretenden que el dinero de un mes sea dividirlo entre los matriculados, pero la parte de la familia no nos la va a pagar nadie", remarca. En este sentido, recuerda que el concierto de las plazas puede ir desde un 10%, donde las familias ponen el resto, hasta un 100%, donde no ponen nada. Calculan que pueden perder como mínimo un 25% de sus ingresos y con ello ven difícil mantener los puestos de trabajo. 

De momento, ya están devolviendo a las familias que sí abonan una cantidad la parte correspondiente a la segunda mitad de marzo en que, por el estado de alarma, se ordenó su cierre. "Hemos propuesto que la Junta de Andalucía nos pague por lo menos la mitad de lo que ponen las familia. Todos tenemos que hacer un esfuerzo, pero no podemos con un sobre esfuerzo", concluye.

También la diputada del PSOE Beatriz Rubiño ha calificado de "insuficientes" las medidas. En su opinión, con este panorama, las escuelas infantiles están abocadas "a miles de expedientes de regulación temporal de empleo", lo que no se explica "cuando la Junta de Andalucía"  tiene "partidas sin ejecutar". 

Etiquetas
Publicado el
14 de abril de 2020 - 20:35 h

Descubre nuestras apps

stats