Un juez frena la tala del ficus centenario de Sevilla cuando ya sólo queda el tronco

Al árbol le estuvieron arrancando sus brazos hasta la medianoche del miércoles al jueves.

elDiarioand


13

El juzgado de lo contencioso administrativo número 9 de Sevilla ha dictado este jueves un auto en el que declara la “procedencia de la medida urgente de suspensión cautelar” de la licencia concedida por el Ayuntamiento de Sevilla para la tala del ficus centenario de la parroquia de San Jacinto, en Triana. Asimismo, obliga a parar “con carácter inmediato” los trabajos “mientras se resuelve” el fondo del litigio, “debiendo aportar la administración las medidas necesarias para evitar daños a personas o bienes que pudieran producirse como consecuencia de la paralización de estos trabajos de tala”. El gobierno local ha transmitido “de forma inmediata” la orden de frenar la tala a la orden de los dominicos, propietaria del árbol e impulsora de su apeo, aunque la decisión judicial ha llegado cuando al ficus le han arrancado ya todas sus ramas y sólo le queda el tronco.

La movilización vecinal no impide la tala de un árbol centenario en Sevilla

La movilización vecinal no impide la tala de un árbol centenario en Sevilla

El auto judicial tiene fecha de este jueves 18 de agosto, después de que el mismo juzgado dictara este pasado miércoles acordase habilitar el mes de agosto para la tramitación del recurso interpuesto por la Asociación Multisectorial de la Jardinería Andaluza (AMJA) para que se suspendiera la licencia de la tala “hasta que se elabore un estudio por personas expertas en la materia, tomando las medidas de seguridad que correspondan para garantizar la seguridad de los transeúntes”.

“Concurre en el presente supuesto la nota de urgencia”, señala el auto del juez, que concede a la administración un plazo de tres días para que alegue lo que “estime procedente sobre la conveniencia del mantenimiento o levantamiento de la medida de suspensión acordada en el presente auto”. Contra éste, no cabe apelación.

Los trabajos para la tala del ficus arrancaron el pasado martes 16 de agosto, estaba previsto que terminaran el próximo lunes y corren a cargo de la parroquia de San Jacinto, al ser propietaria del ejemplar por estar éste ubicado en sus terrenos. La licencia concedida por la Gerencia de Urbanismo, previa petición del párroco al contar con un informe favorable de la Comisión de Patrimonio de la Junta, fue aprobada el 31 de mayo de 2022 y, desde entonces y hasta la fecha, no se había presentado recurso alguno.

Las entidades ambientales y vecinales que están batallando para detener la tala del árbol han denunciado que, una vez que se conoció que se había presentado una denuncia ante el juez por este caso, los trabajos se prolongaron este miércoles hasta medianoche, en lo que consideran un intento de hacer inútil cualquier resolución judicial. De hecho, señalan que la escasa visibilidad al caer la noche pudo estar tras el incidente que se produjo con el último brazo del ficus, que se desplomó y se giró.

La decisión de talar el árbol ha sido justificada por la parroquia por la necesidad de salvaguardar la seguridad de los viandantes (el año pasado una rama hirió a seis personas, tres de ellas de gravedad) y por evitar daños en el templo, declarado Bien de Interés Cultural (BIC). Esto no ha evitado una gran polémica que ha salpicado también al gobierno local, al que se acusa de autorizar la desaparición del ficus sin contemplar otras opciones que, según colectivos ambientales y sociales, era posible. El Ayuntamiento, por su parte, esgrime que la propiedad es de la parroquia de la orden dominica, y que la tala se acordó en 2021 en un pleno del Distrito de Triana (integrado por los partidos políticos y entidades vecinales) con 18 votos a favor y la única abstención de Podemos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats