Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El PNV se juega el ser o no ser ante la oportunidad histórica de EH Bildu
Exprimir hasta la última gota de un río: el viaje imposible del Guadiana hacia el mar
OPINIÓN | 'El pasado sucio', por Enric González

La evolución del incendio de Sierra de Mijas permite el realojo de gran parte de los 3000 desalojados

Un helicóptero trabaja en las tareas de extinción del incendio declarado en Mijas

Néstor Cenizo

1

El incendio que afecta desde el viernes a mediodía a la Sierra de Mijas sigue sin dar tregua. En la noche del sábado al domingo se ha reproducido en diversos focos por la acción del viento, mientras los bomberos trataban desde tierra de limitar su propagación. Se ha conseguido sellar el perímetro y desde primera hora del domingo siete aeronaves trabajan en la zona. De los cuatro sectores activos el sábado, dos ya no presentan llama, otro ha sufrido una reactivación que evoluciona favorablemente y el de Pinos de Alhaurín sí está activo, concentrado en un barranco muy inaccesible. Los trabajos se centran en este sector y en La Cuerda.

Ha sido una noche “dura” de trabajo, según ha explicado INFOCA en Twitter, centrada en atender las reproducciones del fuego provocadas por el viento de levante. En la zona oeste se ha cerrado el perímetro y la situación es ahora más tranquila, con una evolución favorable, según el INFOCA, después de una noche en la que se habían producido varias reactivaciones por efecto del viento de levante. Tanto la zona sur, origen del incendio, como la zona norte, ya no presentan llama, lo que ha permitido el realojo de los vecinos.

En cambio, el fuego sigue activo en la zona más cercana a Pinos de Alhaurín. Se trata de un barranco muy profundo, inaccesible y con muchísima carga de combustible pesado, según ha explicado Alejandro Molina, subdirector del COP del Infoca. Allí se concentra ahora el mayor esfuerzo de medios aéreos y terrestres. “No hay más llama en todo el perímetro”, ha explicado el responsable del operativo.

Molina ha sido moderadamente optimista en su comparecencia de la mañana del domingo. No ha descartado nuevas reactivaciones por el fuego de levante y la baja humedad relativa (que sigue por debajo del 30%), pero ha dicho que serán “con toda seguridad” de menor intensidad que las de este sábado. “No es descartable que pueda quedar estabilizado hoy”, ha respondido a los periodistas.

Durante la noche, técnicos de la Unidad de Sistemas en Emergencias (USISEM) han comprobado la evolución del fuego con una aeronave dirigida por control remoto, y a lo largo de la madrugada se ha autorizado el regreso de los vecinos de Alhaurín Golf, San Jorge, Ardalejos y La Chíchara, que se unen a los de La Paca, que regresaron ayer, todos de Alhaurín el Grande. Por la mañana también han sido autorizados a regresar los vecinos de Buenavista. Quedan tres zonas con desalojados: Puerto de Pescadores, El Chorro y Pinos de Alhaurín, ahora la más afectada. Unas 650 casas siguen aún desalojadas.

Evolución del sábado

La evolución durante el sábado fue compleja, especialmente durante las horas centrales de la tarde, cuando se generó un foco secundario en el flanco oeste. Este contratiempo, así como unas condiciones climáticas marcadas por el calor y la baja humedad relativa, provocaron una propagación “bastante virulenta”, según explicó Alejandro Molina ya por la noche. 

Las condiciones orográficas del terreno, muy escarpado, así como la gran cantidad de material combustible, principalmente pino y matorral, han facilitado la extensión del fuego, que el viernes abrasó 800 hectáreas en apenas cuatro horas. El sábado por la mañana, más de 3000 personas habían sido evacuadas por la cercanía de las llamas a algunas urbanizaciones de Alhaurín el Grande y Alhaurín de la Torre. Algunas de ellas van pudiendo ya regresar a sus casas.

Etiquetas
stats