Teresa Rodríguez va por libre para las elecciones municipales pese a las directrices de Pablo Iglesias

Teresa Rodríguez pide que no se imponga la marca Podemos en las municipales

Sólo 24 horas después de que el Consejo Ciudadano Andaluz (CCA) aprobara dotarse de un "instrumento" para organizar las candidaturas para las elecciones municipales, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, prometía una consulta entre los militantes para decidir con qué nombre concurren. Básicamente porque quiere que en la marca que se cree para las próximas convocatorias electorales vaya la palabra "Podemos" y es por lo que se preguntará en dicha consulta, donde la depuración del censo le da muchas garantías de que se imponga este criterio.

Pese a esta decisión de Pablo Iglesias, el equipo liderado por Teresa Rodríguez en Andalucía continuará con la idea de registrar un partido, si bien han insistido en que "no necesariamente" tiene que ser con el que concurran a las urnas. ¿Cómo se va a llamar el nuevo partido? ¿Cómo casa con lo que pudiera resultar de la consulta que ha anunciado Pablo Iglesias? ¿Cómo afecta a la confluencia?

El secretario de Comunicación de Podemos en Andalucía, Pablo Pérez Ganfornina, ha respondido a lo primero que eso no está decidido y que tampoco hay plazos para constituirlo, si bien este diario ha podido saber que en el CCA se habló de "Marea Andaluza", registrado recientemente por la federación, que en cualquier caso tiene en contra que no gusta a IU, socios preferentes para la confluencia. Todo ello podría hacer que finalmente se descartara.

"No afecta ninguna forma"

En cuanto a lo segundo, ha considerado que no colisiona con la consulta. "No afecta de ninguna forma. Es totalmente complementario. [...] En Andalucía vamos a organizar la consulta para que haya una elevada participación con la máxima democracia posible", ha prometido. Pero ha dejado claro, como ya hizo la propia Teresa Rodríguez en el Consejo Ciudadano Estatal (CCE) del pasado sábado, que no tiene por qué verse la marca de Podemos. En esta línea, Pablo Pérez Ganfornina ha remarcado: "No vamos a imponer a nadie la marca Podemos. Nos preocupa el sujeto político". Y es que igual que Pablo Iglesias confía en que en la consulta gane su opción de respetar el nombre de Podemos, en Andalucía Teresa Rodríguez puede conseguir lo contrario.

Sobre la confluencia, para la que IU apremia a Podemos, ha subrayado que "las negociaciones continúan" y que esta decisión del CCA no tiene nada que ver. Es más, en principio en IU celebran que sus posibles socios puedan desvincularse de la marca Podemos porque se trata de construir un nuevo sujeto político. Otra cosa es que también Podemos esté moviéndose para evitar que IU le coma terreno en los municipios, donde la coalición de izquierdas cuenta con una estructura mucho más solvente, sobre todo en los municipios más pequeños.

En la reunión del CCE, Teresa Rodríguez expresó sus discrepancias, si bien Pablo Pérez Ganfornina ha negado que hubiera un plante. "No hubo enfrentamiento entre Teresa Rodríguez y Pablo Iglesias, sino un debate en torno a cómo construimos el proceso", ha matizado. "Nos parece bien la consulta que se hace", ha continuado, pero también ha precisado: "La candidatura no es sólo un nombre".

"No está encima de la mesa", ha respondido sobre la creciente sensación en varios sectores de que buscan una escisión del partido. "Los temores de los demás...", ha comentado sin terminar la frase. "Estamos aquí para defender lo que aprueban nuestros órganos. Vamos a construir candidaturas dándoles los instrumentos jurídicos a los municipios. No vamos a alimentar ese debate. No me corresponde a mí valorarlo", ha concluido.

De este modo, ha ratificado que esa hoja de ruta decidida el pasado viernes en el CCA continúa. Tras felicitarse por el encuentro con las candidaturas con las que llevan tres años trabajando, ha insistido en que se trata de "dar garantías y seguridad a nuestros compañeros" tanto de dentro como de fuera de Podemos. Es más, cree que es "un paso adelante" de Podemos en Andalucía de cara a 2019.

Tres razones de fondo

En este contexto, no se pueden perder de vista tres elementos. Por un lado, que en Andalucía, Podemos ha dado el primer paso para hacer frente a las consecuencias de no haber concurrido a las elecciones municipales de 2015 con su propia marca, sino respaldando determinadas candidaturas de unidad popular. Con éstas -quitando las muchas que se han desvinculado ya de Podemos- es con las que se reunieron en Málaga el pasado viernes y decidieron crear el nuevo partido.

"Nos vimos con muchas candidaturas de unidad popular y lo sabe el CCE", ha recalcado Pablo Pérez Ganfornina, quien ha puntualizado que "hay que hacer una propuesta coherente" en la línea de que se trata de que se sienta "cómodo" todo el mundo, incluso "gente que no está en Podemos" y que sin embargo se quiere involucrar en este proyecto. Pesa mucho en este sentido que hay un sector que está convencido también de que hay que evitar el desgaste que ha sufrido la marca Podemos.

Ha aclarado también que de momento se habla de este partido "sólo para las elecciones municipales". En cualquier caso, ha reconocido que pese a que no tiene por qué ser lo que se construya de cara a las elecciones autonómicas, que van primero en el calendario, ha reconocido que son las elecciones municipales las que marcan el ritmo y hay que mantener "coherencia" en la globalidad.

El segundo elemento, es que Teresa Rodríguez -a poco más de un año para las elecciones municipales- se está posicionando para evitar que le coma terreno la corrientes Municipalismo en Común, que ha tomado un impulso notable y lleva meses configurándose, sobre todo por el empuje de descontentos de las bases de Podemos con su liderazgo y donde los errejonistas tienen un peso destacado.

En tercer lugar, hay también una respuesta a la resistencia que se han encontrado en el equipo de Pablo Iglesias para conseguir la autonomía que el CCA aprobó que debía conseguir Podemos en Andalucía, convirtiéndose en una verdadera federación que el CCA aprobó que debía conseguir Podemos en Andalucía, convirtiéndose en una verdadera federación con CIF propio e independencia para la elaboración de las listas y decisiones como los pactos pre y post electorales.

El hecho de que tras la purga de los errejonistas, Pablo Iglesias haya puesto el foco en los anticapitalistas, que controlan el partido en Andalucía, ha terminado de ratificar el convencimiento de que tienen que reivindicarse dentro de la estructura en función de su conocimiento del territorio para no perder comba.

Etiquetas
Publicado el
12 de marzo de 2018 - 12:51 h

Descubre nuestras apps

stats