Mosquetón HMS Bulletproof Screw FG de Edelrid

Mosquetón-HMS-Bulletproof-Screw-FG

Dos años y medio como mosquetón único para asegurar y rapelar confirman la sospecha inicial: la eficiencia extrema de un conector que da la impresión que no se desgasta jamás, y que además ofrece la practicidad incuestionable de ser del tipo “antigiro”. Hablamos del HMS Bulletproof Screw FG de Edelrid.

Cuando tienes un mosquetón nuevo entre las manos, en ocasiones da hasta pena estrenarlo porque se le va rápido el color, y parece que envejece si lo usas para las maniobras de aseguramiento y rápel habitualmente. Pero en esta ocasión, nuestros miedos son totalmente infundados.

Una oportuna inserción de acero en la parte que más afecta al rozamiento evita cualquier desgaste incluso con miles de metros asegurados y rapelados. Doy fe de ello.

Para colmo, el modelo “ECO”, al prescindir del típico anodizado del resto de mosquetones, no puede perder color ni por roces en otras partes, aparte de no contaminar el medioambiente en ese proceso que se realiza a la inmensa mayoría de mosquetones del mercado.

Edelrid, como marca referencia en el sector, proporciona una base muy sólida en todo lo relacionado con los deportes de montaña, seguridad en altura y parques de aventura, entre otras…

Las diferentes divisiones comerciales en las que se estructura la compañía hacen de Edelrid una marca solvente, que independientemente de las fluctuaciones de los mercados puede permitirse la I+D+I necesaria para crear y desarrollar, esto es, “inventar” y progresar. Y he ahí las razones para tener ahora entre las manos un mosquetón de esta categoría.

Especificaciones técnicas

Resistencias L/T/A: 25 kN, 9 kN, 9 kN.

Tipo de seguro: Manual Screwgate.

Apertura de gatillo: 24 mm.

Peso: 84 gramos.

Certificaciones: EN 12275:2013 (H), EN 362:2004 (T,B).

Resistencia

Mosquetón de corte fino y muy elaborado. Las resistencias que nos ofrece el HMS Bulletproof Screw FG son muy buenas para un conector de este tipo, destacando las transversales y en abierto, con 2kn de holgura sobre sus principales competidores.

2.500 kilogramos en resistencia longitudinal. Para que nos hagamos una idea, podríamos colgar de él una furgoneta de nueve plazas con todas ocupadas, y colgarnos en el vacío con total tranquilidad.

900 kilogramos en resistencia del eje menor, o sea, transversal. Probado de todas las formas que os podáis imaginar, no hemos conseguido que se quede en esa posición con nada.

900 kilogramos con el gatillo abierto. Al ser de cierre tipo “keylock”, las únicas formas de que se quede abierto es porque algo impida que cierre el gatillo o que el seguro esté girado y no encaje bien el cierre. Esto significa, si se diese el caso, que sería por error “humano” y no por fallo del material, solo queda recomendar supervisar todas las maniobras y ser conscientes de que aún así, podríamos colgarnos nosotros con ocho amigos sin que pasase nada.

Certificaciones

Ahí, se lleva la palma, sin duda. Certificado como conector deportivo y profesional, EN 12275:2013 y EN 362:2004 como tipo Básico (B), HMS (H) y Terminal (T).

Evidentemente, podremos usarlo con garantías tanto en el ámbito deportivo como el profesional al tratarse de un EPI totalmente garantizado y certificado.

Seguro y gatillo

El HMS Bulletproof Screw FG lleva instalado un sistema clásico de seguro de rosca manual, de giro muy suave. Perfecto para usarlo en escalada y alpinismo, ya que no se quedará bloqueado con facilidad, ni costará manejarlo con guantes. Con guantes gruesos, incluso manoplas, se manipula muy bien.

El gatillo, fuerte y robusto, se cierra con una fuerza considerable, que nos avisa de que está en su sitio al dejarlo cerrar como si de un arma al acerrojarse se tratase.

Diseño y ergonomía

Los dos aspectos más importantes de este mosquetón es la doble idea con que lo han diseñado:

antigiro.

Reforzado en la zona más solicitada en un mosquetón, especialmente los HMS con finalidad principal para asegurar o rapelar.

Cabe bien en una palma de mano media, y se maneja perfectamente, sin escurrirse.

La estructura de “pera” es de tipo clásico, consiguiendo que no haya cargas transversales gracias a la rebaba del sistema antigiro.

El resorte interior, fuerte y de apertura hacia el exterior, facilita la direccionalidad del mosquetón. Es fuerte, y de uso sencillo, bastando un par de veces para hacernos con su manejo.

La parte de “rozamiento”, ligeramente curvada, evita en gran medida las cargas triaxiales, tan críticas en este tipo de mosquetones, tendiendo a ir las cargas hacia el centro o borde interior del mismo en este modelo.

Al estrenarlo y cogerlo en la mano, y más concretamente en el medio natural, se intuye que está creado por personal que lo usa en el monte principalmente y, desde nuestro punto de vista, con la idea de hacerlo principalmente en trabajos verticales, escalada deportiva o clásica y guiado profesional.

La apertura sobresale también en comparación con la competencia directa con sus 24mm, ganando en 3-4mm a los modelos más prestigiosos de características similares.

En uso

Casi todo lo que vamos a contar ya está reflejado en los apartados anteriores. Es muy difícil que se caliente incluso en largos rápeles, ya que el acero del insert disipa muy bien la temperatura y se calienta infinitamente menos que el aluminio.

Manejo con guantes gruesos muy bueno, y aceptable con manoplas de expedición. Perfecto para manejarlo con 1 mano.

Apertura amplia, sin problemas a la hora de introducir nudos muy aparatosos.

Gran zona de rozamiento reforzada en acero, que lo hace perfecto para el uso del nudo dinámico, en el que se debe poder abarcar una gran superficie. Así mismo, al ser la zona de rozamiento amplia y curvada, hace que los nudos dinámicos se centren a la perfección en ella. Una vez “direccionado”, nos podemos olvidar de mirarlo para ver si se ha cruzado, ya que es poco menos que imposible.

Peso

Con 84 gramos según la marca, 87 en nuestra báscula, podemos decir que está entre los mosquetones más ligeros de su estilo, aún más si tenemos en cuenta que con el insert de acero es prácticamente indestructible por rozamiento.

Durabilidad

Como de costumbre, esto es algo difícil de calcular puesto que la vida de uso es ilimitada mientras no haya factores externos determinantes, pero nos aventuramos a decir que el HMS Bulletproof Screw FG nos jubila. Varios años dándole candela lo atestiguan, con decenas de miles de metros asegurados y rapelados.

Conclusiones

Un mosquetón excelente para llevar en el arnés. Para el guiado profesional, donde el llevar un mosquetón direccional es de uso obligatorio, totalmente recomendable. Ofrece robustez y funcionalidad. Todo suma...

Como hemos dicho es robusto, con gatillo de fácil apertura y seguro de rosca suave y precisa con guante grueso, y con la zona de rozamiento reforzada en acero amplia y curvada, lo que, sin duda alguna, nos ha convencido.

No debemos finalizar el test sin resaltar las dos características principales que nos han gustado desde un principio. Primero, el refuerzo de acero que evita el desgaste del mosquetón y su sobrecalentamiento al realizar maniobras de rozamiento y frenado con él. Segundo, el sistema direccional, que evita cargas transversales también y nos facilita las maniobras de cuerda.

Etiquetas
Publicado el
15 de julio de 2021 - 11:08 h

Descubre nuestras apps