La portada de mañana
Acceder
El Gobierno afronta el 'segundo asalto' en la batalla por subir el salario mínimo
Mapa del mayor éxodo de la última década: así se mueve la población en pandemia
Opinión - Lo que se vende y se compra con la información manipulada, por Rosa María Artal

Ascel denuncia la matanza de un lobo cada 10 días en Cantabria y exige que se suspendan las batidas hasta que se declare especie no cinegética

Lobo Ibérico. WWF

25 de septiembre. Esta es la fecha tope que ha marcado el Ministerio de Transición Ecológica para la prohibición de la caza del lobo ibérico en todo el país. El anuncio, que viene recogido en la orden ministerial que publica el nuevo listado de especies protegidas y lo somete a información pública, ha sido acogido con "indignación" por el Gobierno de Cantabria, pese a que por el momento no deroga los planes de gestión en la comunidad autónoma y, por lo tanto, la muerte de este carnívoro.

WWF baraja denunciar a la Junta de Castilla y León si no suspende la subasta de caza de doce lobos en Zamora

WWF baraja denunciar a la Junta de Castilla y León si no suspende la subasta de caza de doce lobos en Zamora

Sin embargo, según la organización conservacionista Ascel, un ejemplar de lobo es abatido cada 10 días en Cantabria, por lo que exige que se suspendan los planes de gestión del lobo en las autonomías en los que se caza, como es la de Cantabria, y reclama que no se espere a que se dicten nuevas órdenes gestoras o concluyan los trabajos de la nueva estrategia nacional sobre la especie. Ascel estimaba recientemente que la "inacción del Ministerio, al prolongar sine die la protección del lobo en el BOE, provocará que más de 300 ejemplares puedan morir este año por caza y control letal de las comunidades autónomas”, como ha indicado un portavoz.

Para esta organización, la orden ministerial ha de conllevar "la suspensión de los planes de gestión regionales del lobo, puesto que dichos planes son instrumentos de gestión letal y son incompatibles con su inclusión en el RD 139/2011 en la categoría 'listado'. Solo así se evitaría el chorreo de muertes de lobos que sigue vigente actualmente". Según Ascel, a la caza en Cantabria hay que sumar los controles letales por la guardería y cazadores en Asturias, y la caza de Castilla y León autorizada para la temporada 2019-2022, con un cupo de 339 ejemplares, entre otras medidas autonómicas.

Orden ministerial

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) publicó este pasado miércoles el proyecto de Orden Ministerial por la que se incluye al lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespre). La Orden, que se somete ahora a información pública durante 20 días y entrará en vigor a partir de su publicación en el BOE, establece un calendario transitorio hasta que la Conferencia Sectorial apruebe la futura Estrategia Estatal del Lobo. Según lo previsto en la norma, el lobo dejará de ser especie cinegética en fecha no posterior al 25 de septiembre de 2021.

El proyecto de Orden amplía a todos los núcleos de la población lobera de España el estatus de protección especial que prohíbe su caza en todo el territorio, y revierte de este modo la condición de especie cinegética que hasta ahora mantenía al norte del Duero. No obstante, el texto determina que, "en tanto no se disponga de la Estrategia Estatal del Lobo, se podrán seguir aplicando las medidas vigentes establecidas por los órganos competentes de las Comunidades Autónomas para gestionar el manejo de sus respectivas poblaciones de lobos".

En tanto no se disponga de la Estrategia Estatal del Lobo se podrán seguir aplicando las medidas vigentes establecidas por los órganos competentes de las Comunidades Autónomas para gestionar el manejo de sus respectivas poblaciones de lobos

“Esto supone que se fija un calendario transitorio hasta el momento en que surta plenos efectos. Y será en el momento en que la Conferencia Sectorial haya aprobado la Estrategia Estatal del Lobo, no más tarde del 25 de septiembre, cuando el lobo adquiera su nuevo estatus de protección”, ha señalado el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán. A partir de entonces, ha añadido, “todas las comunidades deberán tener sus herramientas de gestión vinculadas a la especie adaptadas a la nueva situación”.

Indignación de la Consejería

Por su parte, el consejero de Desarrollo Rural de Cantabria, Guillermo Blanco (PRC), ha expresado en las últimas horas su "indignación" ante el comienzo del proceso de información pública de la orden ministerial que incluye al lobo ibérico en el Lespre. "Estamos una vez más ante la actitud desleal y avasalladora del Ministerio que está sometiendo a las comunidades autónomas a continuas muestras de desprecio", ha valorado el dirigente regionalista, que ha criticado que dicho departamento "ni siquiera ha respondido a las alegaciones que se había hecho en la fase de consulta previa".

Para el consejero cántabro, el Ministerio para la Transición Ecológica "obvia y ningunea de una manera insólita" a las comunidades que cuentan con el 95 por ciento de los lobos del país, "sin consenso y sin diálogo real", ha indicado el Ejecutivo autonómico en un comunicado. Además, ha censurado que el documento dé "fechas concretas" cuando el Gobierno central "tenía dudas y ofrecía posturas contradictorias" hace solo unos días.

En su opinión, se trata de un "ultimátum". "Nos dicen que hagamos lo que hagamos ya han marcado la fecha del 25 de septiembre para que surta efectos la inclusión del lobo en el Lespre, tal y como establece la disposición final primera de ese proyecto", ha afirmado. Por todo ello, Blanco ha avanzado en los próximos días se llevará a cabo una reunión "de alto nivel" entre las cuatro comunidades autónomas que gestionan el lobo en la Península Ibérica para concretar y dar a conocer los acuerdos y las medidas a tomar ante la actitud "desleal y avasalladora" del Ministerio.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats