La portada de mañana
Acceder
Investigación - El gran negocio de tres inspectores del Banco de España
La coalición de Gobierno sigue encallada en la reforma laboral
Opinión - No es Netflix, es el catalán, por Neus Tomàs

La sexta ola de coronavirus pasa de largo por las residencias de Cantabria

Una anciana en una residencia.

Mientras que la incidencia acumulada está disparada, tras los contagios masivos de las últimas semanas, principalmente entre los jóvenes, los centros de personas mayores, que han sufrido las peores consecuencias de la pandemia hasta la llegada de la vacunación, permanecen libres de COVID-19.

Y es que, desde el mes de mayo, los centros han logrado erradicar prácticamente por completo el virus, no sin ciertas alarmas que han saltado por dos brotes puntuales. Así, la situación lleva más de tres meses en calma gracias a los efectos de la vacuna, y pese a que su efectividad no es del 100% y pueden producirse contagios leves, la realidad es que la inmunidad que genera contra el virus ha frenado en seco el caos que provocó la pandemia en uno de los colectivos más vulnerables.

Como reflejan los últimos datos ofrecidos por el Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS), actualmente no existe ningún caso activo en los residentes de los centros. Así, de los 1.933 casos acumulados que han tenido durante la pandemia, 1.657 se han curado, y 276 han fallecido. Así pues, el pico de infectados entre usuarios y trabajadores ha descendido de manera drástica desde mayo y, actualmente, solo hay diez profesionales contagiados y ningún residente. Buena culpa de ello tiene la campaña de vacunación, que inmunizó desde hace meses al 100% de los usuarios con pauta completa.

La amenaza de anteriores brotes

Tras haber logrado erradicar por completo el virus a finales de marzo, uno de los centros cántabros vio cómo en mitad de ese mes se desataba un brote entre personal y residentes inmunizados que amenazó la tranquilidad y el optimismo instaurados. Ocurrió en la residencia de Quijas, en Reocín, y Sanidad decidió analizar el caso, descartó errores en la cadena de frío de las dosis administradas en el citado centro y terminó achacando el brote a que las vacunas "no son 100% efectivas". Además, pese a que fueron 23 las personas que resultaron positivas, lo cierto es que todas se recuperaron, por lo que el brote se superó sin fallecidos y con la vacunación como artífice de que haya sido así.

Además, recientemente se ha producido un pequeño brote, causado por un trabajador que se negó a vacunarse, en la residencia DomusVi de Liencres, que se tradujo en un total de cinco contagiados y se saldó también sin fallecidos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats