Casi un 5% de los trabajadores de Castilla-La Mancha están todavía inmersos en un ERTE

Un camarero tirando una caña de cerveza.

El 4,8% de los trabajadores de Castilla-La Mancha están inmersos en un expediente de regulación temporal de empleo, ERTE, el segundo porcentaje más bajo de España, después de Extremadura.

Los datos corresponden al informe ‘Recuperación del mercado laboral en titulares’ publicado por la empresa de recursos humanos, Randstad, en el que recoge e interpreta los principales datos relacionados con el mercado laboral, entre ellos los relacionados con los expedientes de regulación temporal de empleo durante la pandemia.

En el conjunto del país, desde abril, momento en el que un mayor volumen de trabajadores estuvo acogidos a esta herramienta, se produjeron 3,39 millones de expedientes que se han visto reducidos en un 46%, es decir, 1,56 millones de profesionales han abandonado el ERTE. La cifra de finales de junio, 1,83 millones, supone que aún uno de cada diez trabajadores afiliados se encuentra en un ERTE en el conjunto de España.

El porcentaje de trabajadores acogidos a un ERTE con respecto al total de afiliados fluctúa de manera considerable según la comunidad autónoma. Baleares, con el 24,5%, y Canarias, con 20,7%, son las que registran mayor porcentaje de profesionales en ERTE, seguidas por Catalunya, la Comunidad de Madrid (11,5%), Castilla y León (10,4%), y la Comunitat Valenciana (9,8%), todas ellas por encima de la media nacional (9,9%).

Ya con pesos más moderados, inferiores al conjunto del país (9,9%), se encuentran Ceuta (8,9%), La Rioja (8,1%), Galicia (7,7%), Andalucía, Asturias (ambas con el 7,6%), País Vasco (7,5%), Cantabria (7,2%), o Melilla (7,1%).

Los porcentajes más bajos de trabajadores en ERTE, todos ellos por debajo del 7%, se han registrado en Aragón (6,8%), Navarra (6,4%), Murcia (5,3%), Castilla-La Mancha (4,8%) y Extremadura (4,7%).

Hoy la consejera de Economía, Empresas y Empleo de Castilla-La Mancha, Patricia Franco, ha detallado algunos datos más aclarando que “solo tenemos los datos de los ERTE totalmente finalizados”.

En este sentido, ha comentado que “hay muchas extinciones” de este tipo de expedientes de regulación temporal de empleo. En concreto, ha hablado de 6.103 expedientes ya extinguidos que afectan a un total de 25.992 trabajadores, lo que en términos porcentuales supone más del 33%. Es decir, “al menos un tercio de los trabajadores habrían finalizado totalmente el ERTE pero hay una gran parte que no está contabilizada en los datos”. En todo caso, ha matizado, según la información de la Delegación del Gobierno de España en la región “se habla de porcentajes por encima del 50% de extinción”.

Además, ha dado a conocer que la salida total de los ERTE “está siendo más lenta en el sector turístico”. Patricia Franco ha apuntado que, “de los tres sectores más afectados por la crisis sanitaria, la industria manufacturera es la que ha extinguido un mayor número de ERTE”. De esta forma, más del 23% del total corresponden a este sector, un 21% al sector Comercio y un 15,5% a la Hostelería.

En cuanto al pago de los ERTE, la responsable del área de Empleo en Castilla-La Mancha ha comentado que el 98% de los trabajadores habrían cobrado ya sus prestaciones, según los datos facilitados por el Servicio Estatal de Empleo (SEPE) que es el que paga. El 2% restante que todavía no ha cobrado la prestación se debe, según Franco, a “incidentes” relacionados con la identificación del trabajador o de sus cuentas bancarias, entre otras, por lo que ha apelado a las empresas y trabajadores a dirigirse a los servicios de Empleo de la Consejería para facilitar la intermediación con el SEPE. “Cuatro meses sin sueldo es muy duro añadido a las circunstancias actuales”. 

Etiquetas
Publicado el
14 de julio de 2020 - 14:21 h

Descubre nuestras apps

stats