ANPE pide a la Consejería de Educación que "rectifique" la instrucción a los centros para planificar el próximo curso escolar

De izquierda a derecha, Marta Nuño, secretaria de Acción Sindical, Ramón Izquierdo, presidente y Manuel Tébar, secretario de Comunicación de ANPE Castilla-La Mancha

El sindicato ANPE en Castilla-La Mancha ha pedido hoy a la Consejería de Educación, Cultura y Deportes que “rectifique” la instrucción remitida este lunes a los centros educativos en la región en la que especifica las recomendaciones a tener en cuenta de cara a la planificación del próximo curso escolar 2020-2021.

Educación se está reuniendo estos días con los sindicatos y también con los directores de los centros escolares como ya anunciase para hacer un "mapeo" de recursos humanos y espacios, centro a centro y según ANPE se ha dado de plazo hasta el 15 de julio para que cada centro remita sus características y consideraciones. Mientras tanto, ya hay una instrucción regional que no ha gustado al sindicato.

“Pedimos a la Consejería que rectifique y que se retome la vuelta a las aulas de forma segura y con medios necesarios”, ha dicho Ramón Izquierdo Castillejo, presidente del sindicato docente, en una rueda de prensa.

“El miedo que tenemos es que no se concreta demasiado. Todo se deja muy abierto”, asegura, y además “se pasa la responsabilidad a los centros. Hay que darles autonomía, pero también medios”.

“Creemos en la insustituible educación presencial pero segura” de cara al próximo curso, explicaba Ramón Izquierdo, quien ha desgranado su concepto de entornos escolares seguros que pasa por “reorganizar, remodelar o adaptar los espacios en los centros escolares habilitando todas las aulas posibles”.

En el caso de que no sea posible, la opción para ANPE será buscar alternativas con diputaciones o ayuntamientos y “en su defecto” utilizar aulas prefabricadas para mantener la distancia social de 1,5 metros exigida por la norma nacional.

Unas medidas para las que el sindicato recuerda que “se requerirían más aulas y más profesores y reducir las ratios” y remarca que la instrucción de Educación “ni siquiera refleja la posibilidad de crear los grupos de convivencia estable, las llamadas aulas burbuja, que recomienda el Ministerio de Sanidad para Infantil y para primero y segundo de Primaria con 15 alumnos máximo y excepcionalmente 20”.

La necesidad de más aulas y más profesores también lo vincula al refuerzo que hará falta “para recuperar aquellos contenidos que no han quedado suficientemente dados en el último trimestre. Lo que planteamos tiene que ver con cuestiones sanitarias, pero también pedagógicas”.

Instaurar la figura de la enfermera escolar

ANPE reclama también instaurar la figura de la “enfermera escolar”, sobre todo “para los centros más grandes y en las zonas con más incidencia COVID-19”. En su opinión, esta figura podría ser la responsable de COVID en cada centro, permitiría potenciar y asesorar sobre educación para la salud y la vigilancia de posibles casos sospechosos.

Izquierdo se ha referido también a un necesario Plan de Digitalización “como complemento a la enseñanza presencial y para estar preparados de cara a un posible nuevo confinamiento”.

Para el sindicato también son necesarios unos “presupuestos de emergencia. Al margen de los recursos que puedan llegar de Europa o del Estado, debe invertirse en Educación y Sanidad, al menos en los primeros meses hasta que tengamos vacuna”.

ANPE lamenta el “poco caso” a sus propuestas y a las del Consejo Escolar

El sindicato critica que la Consejería de Educación haya obviado la mayoría de propuestas trasladadas por el sindicato en una reunión mantenida con el viceconsejero de Educación, Amador Pastor, el pasado 12 de junio.

Y lamenta el “poco caso” que se hace también a unas propuestas que fueron, además, aprobadas por unanimidad en el seno del Consejo Escolar de Castilla-La Mancha que “ahondan”, de forma similar a lo que propone ANPE, en la necesidad de una inversión extraordinaria en los centros, con más recursos o en la búsqueda de espacios para los grupos estables convivencia.

“La Consejería debe responsabilizarse si un centro dice que no tiene espacio suficiente”, insistía.

Críticas a la “falta de liderazgo del Ministerio de Educación”

Durante la rueda de prensa, ANPE ha analizado también lo ocurrido durante el último trimestre del curso, en pleno estado de alarma. Marta Nuño López, secretaria de acción sindical ha criticado “la falta de liderazgo” del Ministerio de Educación al que ha acusado de “dejación de función” porque, abundaban, “no se han dado criterios claros y unificados a las comunidades autónomas para afrontar esta situación excepcional”.

Ha repasado los criterios que se trasladaron en abril para “flexibilizar” la evaluación y titulación en ESO y en Bachillerato para lamentar que “cada comunidad autónoma pudiese hacer lo que considerado oportuno, pudiendo crear así desigualdades”.

Las oposiciones de los maestros se trasladan a 2022

También ha resaltado que el debate sobre la posible vuelta a los centros educativos en junio, algo que finalmente no se produjo en Castilla-La Mancha, creó “mucha confusión” así como la “incertidumbre” en torno a las oposiciones en enseñanzas medidas, aplazadas a 2021. “Hemos sabido que también se aplazarán las de maestros, que pasarán de 2021 a 2022”.

“Con el Ministerio no hubo diálogo fluido, pero con la Consejería sí hemos hablado en distintas ocasiones”. Algunas de sus propuestas fueron aceptadas (como la de no regresar a las aulas).

“Lo negativo en cuanto a la Consejería es la excesiva carga de burocracia que soportamos los docentes. Llevamos tiempo haciendo campañas en este sentido”.  

El confinamiento ha dicho Nuño, deja dos conclusiones importantes. Por un lado “la importancia de la enseñanza presencial” en la que “la labor del profesor es esencial para transmitir conocimientos y para motivar a los alumnos” además de servir “para minimizar desigualdades sociales y económicas que se han visto acrecentadas con la distancia”.

Después, explicaba, está la necesidad de un plan de digitalización, “con dotación de recursos informáticos y conectividad para alumnos y profesores”, además de la formación al profesorado en el uso de medios y plataformas. “Hay que crear plataformas con contenidos digitales y recursos”. Algo que, dice, “será importante como complemento a lo presencial y por si en el futuro hay un nuevo confinamiento”.

Etiquetas
Publicado el
23 de junio de 2020 - 14:22 h

Descubre nuestras apps

stats