Colapso, "agotamiento" y peticiones de dimisión y urgencia para el traslado al nuevo hospital de Toledo: el actual "se cae a cachos"

Despacho del Servicio de Rehabilitación en el que este martes se caía el techo

La Asamblea en Defensa de la Sanidad Pública de Toledo ha exigido el cese del consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, y del gerente del Complejo Hospitalario de Toledo, Juan Blas Quilez, ante la situación del Hospital Virgen de la Salud, que "se cae a cachos" tras el derrumbe de techos y la aparición numerosas goteras después del temporal acaecido en la capital regional en las últimas semanas con la borrasca 'Filomena' y el deshielo que se está produciendo estos días con la subida de las temperaturas. Unas semanas de las que lamentan "los turnos interminables con medios insuficientes donde el trabajo fue duro" y donde no señalan que no encontraron "ni una sola palabra de empatía".

En un comunicado remitido a los medios, la Asamblea solicita mantener una reunión con el presidente regional, Emiliano García-Page, para trasladarle la situación que están viviendo en el Complejo Hospitalario de Toledo, donde la Junta de Personal, en consonancia con las denuncias sindicales que se han producido esta semana, ha alertado de "colapso" en los servicios sanitarios y no sanitarios, a lo que han sumado la situación de "agotamiento físico y mental de todos los profesionales" tras once meses luchando contra la pandemia. Por su parte, también el Colegio de Médicos de Toledo ha solicitado "agilizar" el traslado al nuevo hospital y ha advertido "del malestar generalizado" del personal sanitario.

"La tormenta no ha hecho nada más que demostrar que el Hospital Virgen de la Salud está que se cae a cachos. Los techos se derrumban por todo el hospital, las goteras inundan nuestras instalaciones, nuestros módulos de UVI y nuestras plantas. Se rompe la calefacción que obliga a los pacientes a ponerse sus ropas de abrigo para no morir de frío en un hospital, el personal sin ropa de abrigo pasando horas y horas atendiendo a los pacientes y soportando el enfado de los mismos", relata la Asamblea sobre las situaciones que se están viviendo en las instalaciones del sistema sanitario público de la región.

A esto se suman las denuncias que han realizado esta semana sindicatos como CSIF, SATSE o el Colegio de Enfermería, que alertaban del colapso que sufría el Servicio de Urgencias del Hospital, llegando a acumular más de 90 pacientes pendientes de ingreso. Episodios que han hecho tomar a la Gerencia de Complejo Hospitalario de Toledo distintas decisiones, como es la de habilitar una unidad de críticos en el Hospital de Parapléjicos o establecer una Unidad de Cuidados Respiratorios Intermedios en el Virgen de la Salud para dar respuesta a la atención sanitaria que están requiriendo centenar de personas.

Pacientes mayores a la Residencia de Villacañas

En este sentido, la Asamblea por la Sanidad Pública de Toledo informa también de que, tras una reunión urgente del Gabinete de Urgencias con el objetivo de descongestionar este servicio, la Gerencia del Hospital ha decidido: "abrir 23 camas en el Hospital de Parapléjicos, subir a pacientes pendientes de ingreso a los pasillos de la planta (solo a los que tengan una cama asignada que esté pendiente de alta), obligar a los médicos a cambiar órdenes de ingresos de pacientes pendiente de ingreso en el Hospital Virgen de la Salud a la Residencia de mayores de Villacañas -donde indica que se harán ahora los ingresos de estas personas- o operar a pacientes quirúrgicos de traumatología en el Hospital Tres Culturas, donde permanecerán ingresados".

Además, ante la sobrecarga del personal sanitario, apuntan que también se ha planteado la posibilidad de realizar turnos extra pagando un turno normal como un festivo o añadiendo una paga extra si el turno es festivo, subraya la Asamblea.

"¿Cuántas muertes necesitamos para instalar un hospital de Campaña? ¿Cuántas desgracias necesitamos para que alguien tenga la decencia de dimitir?", cuestiona el colectivo en defensa de la sanidad pública, que lamenta que "a estas alturas el presidente regional niega las denuncias, el consejero está en su mundo virtual y el gerente del Hospital cuyo despacho está en la sexta planta ni aparece ni se le espera".

Desconocimiento del Plan de Contingencia

Por otra parte, la Junta de Personal del Complejo Hospitalario de Toledo ha ofrecido una rueda de prensa este jueves en la que ha denunciado el "desconocimiento del Plan de Contingencia" diseñado en el Complejo Hospitalario de Toledo y que han solicitado "en varias ocasiones a lo largo del año 2020 en previsión del aumento de presión asistencial". De la misma manera, han manifestado la situación de "agotamiento físico y mental de todos los profesionales" tras once meses luchando contra la pandemia.

Además, "a día de hoy se sigue sin conocer el resultado de las evaluaciones de riesgos laborales solicitadas, algunas de ellas desde julio de 2020, de los espacios habilitados para la asistencia a los pacientes COVID". Y también echan un falta un canal de comunicación en el que se de participación a los representantes de los trabajadores; situación global ante la que solicitan "medidas oportunas para dar solución a esta crisis arrastrada desde marzo de 2020".

Agilizar "al máximo posible" el traslado al nuevo hospital

Por su parte, la presidenta del Colegio de Médicos de Toledo, Natividad Laín, ha trasladado al consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, y a la directora gerente del SESCAM, Regina Leal, "la demanda generalizada" de los profesionales de que se agilice "al máximo posible" el plan de traslado al nuevo hospital de Toledo "ante el aumento de casos COVID-19 y la falta de camas".

Laín ha mantenido sendos contactos telefónicos con los responsables institucionales de la sanidad pública regional a quienes trasladó "el malestar generalizado" de los profesionales sanitarios del centro hospitalario toledano, ante el aumento de pacientes de casos COVID y de otras patologías que requieren de ingreso y "soportan grandes esperas para tener cama", según ha informado el Colegio en nota de prensa.

Así, ha subrayado la necesidad de reforzar "con todos los medios posibles" los recursos para seguir garantizando la atención sanitaria en esta "grave" situación provocada por la pandemia y por el incremento de casos de la llamada tercera ola que "está saturando a los profesionales" y que "se agrava ante la falta de espacio para habilitar zonas COVID en unas instalaciones que no dan para más".

En este sentido, la presidenta de la institución colegial de los médicos toledanos, que además trabaja en el servicio de Urgencias del Hospital Virgen de la Salud, ha recogido el sentir de sus colegas que, como los médicos de Atención Primaria de aquí y de toda España, se sienten "colapsados" por la situación y, aunque desde el Colegio de Médicos de Toledo se valoran los esfuerzos para dotar del máximo de camas posibles en toda la provincia, también se considera que estas medidas "no están resultando suficientes".

Etiquetas
Publicado el
21 de enero de 2021 - 19:07 h

Descubre nuestras apps

stats