La Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo recurrirá el nuevo plan de cuenca: “No acaba con el maltrato de sus aguas”

Imagen de archivo de una concentración de la Plataforma en defensa del Tajo en Toledo

La Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo ha mostrado su rechazo a la aprobación del nuevo plan hidrológico del río 2021-2027, que obtuvo luz verde este martes en el Consejo de Ministros, porque considera que el mismo “no acaba con el maltratado a sus aguas”. El colectivo apunta que, junto al resto de colectivos integrados en la Red del Tajo, está analizando el contenido del nuevo plan de cuenca del Tajo tras evaluar el dictamen previo del Consejo de Estado, pero hace ya una valoración “muy negativa que incluye todo el periodo de redacción del Plan”.

García-Page da por ganada una "larga batalla" que pone fin a la "humillación histórica" del río Tajo

García-Page da por ganada una "larga batalla" que pone fin a la "humillación histórica" del río Tajo

Aunque reconoce que el plan contempla “esfuerzos en depuración y eliminación de obstáculos2, considera que ”de poco servirá obviando el elemento primigenio que caracteriza a sus ríos: el régimen de caudales ecológicos“.

En este sentido, señalan que el plan “no dota de caudal ni régimen ecológico al Tajo, sino de caudales políticos y de conveniencia para otros intereses ajenos a la cuenca del Tajo”. Y es que, afirma, los caudales “no se ajustan a las propuestas técnicas y científicas aportadas en los planes anteriores ni en las periciales que llevaron al Tribunal Supremo a dictar las sentencias en su favor en 2019”.

De la misma manera, critica que “no establece un régimen de caudales ecológico para todo el ciclo de planificación sino diferentes caudales para cada año del ciclo muy a la baja de lo propuesto técnica y científicamente, lo cual incumple el propio carácter ecológico que no se puede dotar a lo largo de sucesivos plazos o entregas”.

Por ello, recuerda que el cumplimiento de los caudales ecológicos es, “por su propia naturaleza y por estar así recogido en la legislación, una restricción y prioridad a cualquier otra consideración, uso o necesidad; salvo para el abastecimiento humano 'de boca', si fuere el caso”.

“El Plan incumple este requisito toda vez que, una vez determinados los caudales ecológicos, se han sometido a diferentes procesos de concertación con usuarios y gobiernos autonómicos ajenos o no a la cuenca del Tajo, menguando sus cuantías y condicionándolos al mantenimiento de los trasvases a otras cuencas”, manifiesta la Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo.

Legislación del trasvase

De otro lado, sostiene que el plan “obvia sistemáticamente cuestiones de primer orden de cumplimiento legal” como “la prevalencia de la prioridad de la cuenca cedente, la del Tajo, a satisfacer con carácter previo todos sus usos y necesidades sin ningún tipo de discriminación en cantidad y calidad suficientes”.

Se trata de una situación que aseveran que no se cumple con la configuración del trasvase Tajo-Segura, pues señala que “los embalses de cabecera están siendo sistemáticamente esquilmados y saqueados hasta el punto de que hay años en los que se trasvasa más agua de lo que les entra”. “De ahí que la interesada 'guerra del agua' esté servida”, agrega.

El colectivo defensor del río cree también que el plan “ignora sistemáticamente la jurisprudencia sentada por el Tribunal Supremo en 2018, según la cual el cumplimiento de las obligaciones ambientales no pueden supeditarse a otras necesidades o medidas”. Por tanto, apunta que “no es de recibo jugar con los caudales ecológicos cuando se trata de valores ambientales consagrados, como la Red Natura 2000 a la que pertenece todo el eje del Tajo desde Bolarque a Valdecañas”.

“Es falso que el establecimiento de caudales ecológicos en el Tajo recorte excedentes trasvasables”, apunta la plataforma, que explica que “el recorte de disponibilidad de agua excedentaria trasvasable no lo impone el Tajo sino el escenario de cambio climático que en la cabecera del Tajo se hace patente y cada vez más acuciante desde 1980, con una reducción de aforos de algo más del 51% desde esa fecha y con previsiones de futuro de hasta un 24% respecto de los actuales”.

Además, subraya que la comparecencia informativa que se realizó una vez aprobado el plan de cuenca en el Consejo de Ministros “deja entrever que la disposición adicional que condicionaba la puesta en circulación de los nuevos caudales a las mejoras en depuración y a la evolución del estado del Mar Menor han sido sustituidas por otras medidas, lo cual deja un margen para la búsqueda de nuevos entuertos en el documento que finalmente publique el BOE”.

“Es muy lamentable que durante la confección de este nuevo Plan de cuenca del Tajo se haya negado por parte del Confederación Hidrográfica del Tajo tratar la importancia del Acueducto Tajo-Segura como presión existente en la cuenca con el pretexto de que es un asunto ajeno al Plan y encomendado a la Ley de Evaluación Ambiental”, señala la plataforma, que considera que “se trata de una burla que el Tajo lleva soportando desde hace tres ciclos de planificación”.

Recurrirá el Plan

Por todo ello, la Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo abogará en el seno de la Red del Tajo por recurrir el Plan nuevamente y alimentar en la Comisión Europea las acciones oportunas. “Para ello vamos a necesitar de la apuesta de la ciudadanía por hacer justicia al Tajo ayudándonos a costear los recursos que sean necesarios”, apunta en este sentido.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats