La Junta de Castilla y León pregunta al Gobierno si puede recuperar la caza para controlar poblaciones tras la polémica por los conejos

Conejos

La Junta de Castilla y León persiste en su intento por permitir la caza durante el estado de alarma. Después de permitir la caza de conejos en grupos de cuatro personas como máximo y posteriormente anular esta instrucción, ahora acude al Gobierno. La Consejería de Fomento ha remitido una consulta formal a la Delegación del Gobierno para ver si dentro de las medidas adoptadas en el Real Decreto del Estado de Alarma tiene cabida el control de las poblaciones animales que provocan daños a los cultivos y ganaderías a través de un caza "controlada".

El defensor del pueblo de Castilla y León insta a la Junta a elaborar un nuevo censo del lobo para "solventar las deficiencias" del actual

El defensor del pueblo de Castilla y León insta a la Junta a elaborar un nuevo censo del lobo para "solventar las deficiencias" del actual

Así lo ha anunciado este martes el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez Quiñones, que considera que los controles de población por daños a cultivos y a la ganadería "no es una actividad de ocio y tiempo libre", según recoge Europa Press.

Suárez Quiñones estima que se podría cazar a través "como medio de control por daños específicos y acreditados, con una autorización expresa y con las medidas de protección adecuadas" y ha recordado que la caza como medio de ocio se suspendió con el estado de alarma.

Se trataría de una caza con un control administrativo "con un sistema riguroso y de autorización ad hoc", con una justificación de los daños provocados y un "estricto" cumplimiento de las medidas de protección y seguridad.

Así se ha expresado Suárez Quiñones después de que su consejería intentara autorizar la caza dos días después de que se decretara el estado de alarma. Inicialmente autorizó modalidades de una persona en espera, salto o rabo y "modalidades colectivas", incluida la caza con hurón, "restrigiendo el número máximo de participantes a cuatro personas.

Respecto a especies de caza mayor como ciervo, corzo y jabalí, no se permitía la caza "en modalidades colectivas" como monterías, ganchos o batidas, pero sí "las de aguarda o espera".

Castilla y León no es la única autonomía que presta atención a la caza. Castilla-La Mancha prepara una autorización para cazar conejos en grupos de dos personas. El borrador, que todavía no ha sido aprobado, establece que las labores de control de poblaciones de conejo en terrenos cinegéticos serán realizadas por sus respectivos vigilantes, así como por el agricultor o persona autorizada en la parcela de cultivo afectada, siempre con el conocimiento y la supervisión del titular del terreno cinegético.

Etiquetas
Publicado el
14 de abril de 2020 - 16:13 h

Descubre nuestras apps

stats