Trece detenidos y cargas de los Mossos en Barcelona por las protestas de los CDR

Una mujer, en las vallas junto a los CDR en Barcelona

La diversidad de actores (y estrategias) del independentismo ha vuelto a mostrarse este viernes en las protestas contra el Consejo de Ministros de Barcelona. Desde primera hora de la mañana, los Comités de Defensa de la República (CDR) han protagonizado cortes de autopistas y carreteras. En la capital catalana, estos mismos grupos han protagonizado enfrentamientos contra los Mossos d'Esquadra, que han detenido a trece personas. Mientras, tan solo a 400 metros del edificio de la Llotja de Mar donde se reunía el Gobierno de Pedro Sánchez, Òmnium Cultural ha congregado a casi 5.000 personas en una protesta pacífica, reivindicativa y de crítica contundente al Ejecutivo central.

La movilización continuará esta tarde con una manifestación unitaria de Òmnium, ANC y partidos independentistas en el Passeig de Gràcia. El epicentro de las protestas por la mañana en la capital catalana ha sido el edificio de la Llotja, donde un dispositivo policial de gran envergadura mantenía un cordón de seguridad de casi un kilómetro alrededor del edificio. Pese a los intentos de los CDR para romperlo, los Mossos han mantenido en todo momento el cordón de seguridad.

Los momentos de mayor tensión se han vivido en la zona de la avenida del Paralelo y las Drassanes, donde los CDR han lanzado piedras, pintura y objetos a los agentes, que han respondido con varias cargas. En esta zona la policía catalana ha arrestado a seis personas. El primer arrestado lo ha sido a primera hora en Vía Laietana por lanzar una valla. En la mochila llevaba material inflamable, han informado los Mossos.

Manifestantes y policía han tenido varias escaramuzas en la zona de la Rambla, hasta que la situación ha quedado controlada. Las otras protestas de los CDR, en la Vía Laietana y el Pla de Palau, donde los vecinos han recibido con cacerolada en los balcones al Gobierno, han discurrido sin incidentes reseñables. A los intentos de volcar contenedores por parte de encapuchados les han seguido los reproches de otros manifestantes, que reclaman que se proteste a cara descubierta y sin causar altercados.

Los Mossos han dado por finalizado el dispositivo de seguridad a las 14:26h., después de las últimas cargas contra un grupo de 200 manifestantes en la zona de Correos que previamente había lanzado latas y piedras a los agentes. En esta última intervención, los antidisturbios han disparado proyectiles viscoelásticos o de 'foam', el instrumento policial que ha sustituido las balas de goma en Catalunya.

Un total de 77 personas ha necesitado asistencia por heridas, de las cuales 62 han sido atendidas en el momento por los Servicios de Emergencias Médicas (SEM). De ellas, 46 eran por contusiones y 35 eran mossos d'esquadra, que han sido dados de alta en el momento. 

La protesta más numerosa de la mañana, a la espera de la manifestación de la tarde, ha sido la organizada por Òmnium Cultural frente a la estación de Francia. De forma totalmente pacífica, tal y como la entidad ha insistido en los últimos días, unas 5.000 personas han clamado contra Pedro Sánchez. Durante el acto, que se ha concebido como un Consejo de Ministras "popular" con representantes de varias organizaciones sociales, el vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, ha acusado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de reunir el Gobierno en Barcelona en el aniversario de las elecciones del 21D para "provocar".

"Si Pedro Sánchez es incapaz de reconocer el derecho de autodeterminación significa que tiene un problema. Y el 80% de gente de este país no queremos prisión; decimos que ya basta de esta monarquía que persigue a la disidencia, y decimos que ejerceremos nuestro derecho de autodeterminación ", ha aseverado Mauri, en un tono duro contra el Gobierno.

Cortes a primera hora

La jornada ha arrancado a primera hora de la mañana, con los cortes de autopistas y carreteras protagonizados por distintos CDR a lo largo y ancho del territorio catalán. Se ha cortado la AP-7 en sus extremos de Figueres, cerca de la frontera francesa, y l'Ampolla, a pocos kilómetros de Castellón, donde los Mossos han arrestado a tres personas por desórdenes públicos y daños. También la A-2 en su límite con Aragón. La mayor parte de las carreteras comarcales cortadas se han concentrado en la zona de Girona.

En Barcelona, los accesos a la ciudad han sufrido cortes intermitentes, aunque, al igual que en el resto de Catalunya, los efectos sobre la movilidad han sido menores que en las huelgas del año pasado. La previsión de protestas hizo que empresas de reparto concentraran sus envíos el jueves, al igual que los festivales escolares de Navidad. Muchas empresas han autorizado el teletrabajo. En conjunto, la entrada de vehículos a Barcelona se ha reducido un 53%. El tráfico ferroviario no se ha visto afectado, como tampoco los accesos al Aeropuerto del Prat (futuro Josep Tarradellas). A las 14:00h. solo permanecían cortadas dos carreteras.

Publicado el
21 de diciembre de 2018 - 13:53 h

Descubre nuestras apps

stats