Rabell lanza 'Catalunya sí que es pot' a la "conquista" de la Generalitat

Lluís Rabell, candidato de Catalunya sí que es pot / ENRIC CATALÀ

'Catalunya sí que es pot' aspira a "conquistar" el Govern de la Generalitat. Este es el mensaje que ha querido remarcar Lluís Rabell, flamante número uno de la candidatura conformada por ahora por ICV, EUiA y Podemos. El ya expresidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB) ha expresado que no se conformarán con ser "la oposición que represente a las clases populares", sino que su objetivo es arrebatar la presidencia a Artur Mas "para dar respuesta a una situación de emergencia social y nacional".

El líder vecinal Lluís Rabell será el candidato de 'Catalunya sí que es pot'

El líder vecinal Lluís Rabell será el candidato de 'Catalunya sí que es pot'

Tras varias semanas en que los actores de la confluencia barajaron sin éxito otros nombres, ayer trascendió el de Rabell, veterano activista vecinal siempre cercano a los partidos de izquierdas. "Creo que puedo generar suficiente consenso entre las fuerzas para generar un artefacto político a la altura de las circunstancias", ha expresado Rabell, que no ha desvelado quien le seguirá en la lista. Joan Coscubiela, de ICV, y Jessica Albiach y Albano Dante Fachin, de Podem, estarán previsiblemente en lo alto de una candidatura que deberá completarse en las próximas semanas.

En su presentación, Rabell ha recordado que "la primera urgencia" que habrá que abordar, en caso de ganar los comicios, es "el plan de rescate social", que ya consta en el manifiesto inaugural de 'Catalunya sí que es pot'. "Somos la Catalunya social que lucha por la dignidad, la sostenibilidad y la libertad", ha proclamado.

Sobre su perfil poco mediático –aunque su trayectora en el activismo sea dilatada–, Rabell ha reconocido que 'Catalunya sí que es pot' deberá conseguir votos "en el cuerpo a cuerpo en los barrios populares". "Ninguna popularitat mediática nos ahorrará la tarea prosaica de ir a buscar a la gente puerta a puerta", ha concluído.

El 9-N envió Madrid "a hacer puñetas"

Pese a señalar que nunca ha sido independentista, Rabell ha reconocido que el 9 de noviembre votó sí-sí porque se lo "pedía el cuerpo" ante la actuación del Gobierno central y que podría volver votar a favor de la independencia en un momento dado. "Cuando Madrid usa ese catalanismo que roza el racismo tienes ganas de enviarles a todos a hacer puñetas", ha razonado Rabell.

El exlíder vecinal, sin embargo, también se ha distanciado de la candidatura independentista 'Junts pel sí', a la que ha criticado que les sitúe al lado de Rajoy por no querer avalar el carácter plebiscitario de las elecciones del 27S. "Nos dicen que estamos con Rajoy, cuando somos los que hemos hecho varias huelgas generales contra Rajoy para tumbar una reforma laboral aprobada por gente de este país", ha expresado en referencia a CiU, que votó con los populares la reforma.

Por ello, ha remarcado que el compromiso de la candidatura –que integra a independentistas y federalistas– es con el derecho a decidir para que los ciudadanos puedan decidir que quieren que sea Cataluña, y ha asegurado que cuentan con "amigos y aliados fiables fuera de Cataluña", aunque algunos, ha dicho, no lo quieran ver.

Etiquetas
Publicado el
24 de julio de 2015 - 17:37 h

Descubre nuestras apps

stats