Castellón forma una milicia de 3.000 personas para combatir la xenofobia

Los cursos de formación y sensibilización tienen una especial importancia entre los escolares.

El Ayuntamiento de Castellón está decidido a ganar la batalla de la xenofobia. Por ello, cuenta con una milicia de 3.000 personas para desmontar bulos y prejuicios sobre la población inmigrante y otros colectivos minoritarios. Se trata de poner fin a rumores que alientan actitudes discriminatorias, tales como que los árabes son machistas y colapsan los servicios sanitarios o que los rumanos se dedican a robar y carecen de formación para trabajar.

Bajo el lema ‘Stop Rumores’, la Agencia de Mediación para la Integración y la Convivencia Social (Amics) impulsa un proyecto pionero en la Comunidad Valenciana y que consiste en formar a escolares, universitarios, funcionarios, efectivos de la Policía Local y profesionales de diferentes ámbitos para que, a partir de los conocimientos adquiridos, trasladar a la sociedad castellonense una visión integradora de los extranjeros. Además, se desarrollan mesas de trabajo con distintos agentes sociales al objeto de difundir la campaña, participando en eventos organizados por otras entidades, asociaciones o federaciones a través de talleres de sensibilización y charlas sobre la metodología.

“Esta línea de acción ha permitido a Castellón exportar el proyecto y sus resultados a otros municipios como Villena o Manises, donde se han desplazado los técnicos municipales para formarles”, subraya el concejal de Bienestar Social, José Luis López. Del mismo modo, también ha despertado el interés en grupos de personas que, bien por su empleo en el ámbito social, derecho de extranjería, o por simple afinidad con la filosofía inclusiva del trabajo en Amics, han querido formarse como agentes anti rumores y promover la campaña en sus localidades.

Las acciones formativas, de investigación y de sensibilización que se implementan desde el proyecto ‘Stop Rumores’ del Ayuntamiento de Castellón, se apoyan en una estrategia visual con el propósito de alcanzar un contenido viral, por serlo también el discurso del prejuicio, la discriminación y la xenofobia, a través de las redes sociales, con iniciativas como el ‘selfie’ anti rumor. Esta campaña contó en su primera edición con la participación directa de más de 100 personas y tuvo un alcance de 26.662 personas en Facebook.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats