El puerto de València cambia el proyecto del macromuelle norte, pero mantiene la declaración ambiental de 2007

Imagen del puerto en la actualidad; en el círculo, el contradique que se eliminará

"Demolición de recintos; demolición contradique; demolición muelle cruceros; ampliación dique de abrigo".

Estas son algunas de las novedades que incluye, en el apartado cronograma de las obras (páginas 49 y 50), el proyecto de 'Pliego de bases del concurso para la Construcción y Explotación, en régimen de concesión administrativa, de la nueva terminal de contenedores de la ampliación norte del puerto de València'.

Estas modificaciones del proyecto original tienen por objetivo dedicar toda la ampliación norte al tráfico de contenedores, lo que implica el traslado de la terminal de cruceros de su actual emplazamiento a los astilleros de Boluda y a su vez una serie de modificaciones para ganar superficie útil que incluyen la eliminación del actual contradique norte para facilitar las maniobras de entrada y de salida de los buques y una ampliación de 500 metros del actual dique de abrigo.

Las actuaciones mencionadas no estaban contempladas cuando en el año 2007 el Ministerio de Medio Ambiente emitió la declaración de impacto ambiental favorable, ya que se produjo sobre el proyecto original que en ningún caso preveía la eliminación del muelle de cruceros, del contradique, ni tampoco la prolongación del dique de abrigo.

Pese a estas sustanciales modifaciones, desde la Autoridad Portuaria de València (APV) han argumentado a eldiario.es que los informes ambientales son preceptivos para nuevas obras, no para quitar instalaciones ya existentes y han añadido que los materiales del contradique se reutilizarán en otra zona del puerto.

Además, han puntualizdo que no se trata de demoliciones, sino de desmontajes como queda reflejado en el apartado 4 del pliego 'obras de abrigo', en contraposición a lo reflejado en el cronograma del mismo documento.

La operación reporta 35 años de concesión a Boluda

El traslado de la terminal de cruceros de la ampliación norte a los antiguos astilleros de Boluda supondrá otorgar al presidente presidente del lobby valenciano AVE (Asociación Valenciana de Empresarios) una concesión administrativa de 35 años para la ocupación de 4.700 metros donde construirá dos torres de oficinas y una zona de aparcamientos.

Este ha sido el peaje que ha tenido que pagar la APV para recuperar los terrenos que que Boluda tenía en concesión hasta el año 2027, pese a que ya hace años que no se utilizan para construir o reparar barcos.

Sin embargo, desde el organismo porturario aseguraron en su momento que el rescate de la concesión a coste cero era inviable puesto que en la actualidad los astilleros siguen teniendo actividad, pero para reparación de contendores.

Etiquetas
Publicado el
22 de abril de 2019 - 23:05 h

Descubre nuestras apps

stats