El Defensor del Pueblo apremia a la Generalitat Valenciana a asumir las competencias de salud en prisiones

Sede del Defensor del Pueblo en Madrid.

El Defensor del Pueblo pide un convenio entre la Conselleria de Sanitat e Instituciones Penitenciarias para atender las necesidades de los presos.

En la ficha del seguimiento de la visita realizada sin previo aviso por técnicos del Mecanismo Nacional contra la Tortura al Centro Penitenciario Castellón I los pasados días 9 y 10 de septiembre, el organismo recuerda que la administración autonómica “no tiene integrados los servicios médicos” de las prisiones valencianas por lo que pide la formalización de un convenio que facilite el desplazamiento de especialistas a la cárcel y el fomento del uso de la telemedicina, “incorporando progresivamente nuevas especialidades”. “De esta forma se evitarían desplazamientos innecesarios a consultas externas”, agrega.

La ficha de seguimiento de la visita al centro penitenciario destaca que no cuenta con presencia facultativa continua por lo que pide que se garantice la atención médica y de enfermería presencial las 24 horas del día y que se complete la relación de puestos de trabajo del personal sanitario.

Si bien reconoce que los reclusos manifiestan que la atención médica “es buena” y que los facultativos “son atentos y correctos”, el Defensor del Pueblo solicita que se instaure una consulta de psicología clínica ya que “los psicólogos de tratamiento no realizan esta función que se considera imprescindible, tal y como se viene realizando en los equipos de salud mental de la sanidad pública extra penitenciaria”.

Las conclusiones de la visita destacan la “alta prevalencia” de trastornos psicológicos y psiquiátricos en el Centro Penitenciario Castellón I. Sin embargo, la mayor carencia que detecta el Defensor del Pueblo en la cárcel castellonense es la ausencia de una consulta especializada en psiquiatría. “Lo poco que se realiza, videollamada con una psiquiatra una vez al mes para atender cuatro casos, es insuficiente”, asegura.

Sobre el reparto de la medicación psicofarmacológica pide que se haga de forma diaria además de ampliar los tratamientos, que considera “escasos”. Además, el Defensor del Pueblo asegura que a pesar del “loable esfuerzo” con el Programa de Atención Integral a Enfermos Mentales (PAIEM), puesto en marcha recientemente, aún “está escasamente desarrollado” pese a que en otros centros hace tiempo que funciona. También pide que una mejora en la documentación de la información para el estudio de cada caso.

La ficha de seguimiento de la visita a la prisión también pide que cada recluso incluido en el Programa de Prevención de Suicidios cuente con más de un interno de apoyo y que se incrementen las evaluaciones.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats