La Comunitat Valenciana cierra por completo la hostelería y clausura el comercio a las 18.00 horas ante el aumento de contagios

El presidente del Gobierno valenciano, Ximo Puig, ha anunciado este martes el cierre de toda la hostelería en toda la Comunitat Valenciana. Los establecimientos tan solo podrán ofrecer servicio de comida a domicilio.

Puig ha informado también de que el comercio deberá adelantar el horario de cierre a las 18.00 horas (salvo los esenciales como farmacias o supermercados), mientras las instalaciones deportivas cerrarán también su actividad, además de hogares de jubilados, ludotecas, sedes festeras como casales falleros, bingos y salones recreativos.

Todas estas medidas entrarán en vigor en la media noche de este miércoles al jueves 21 de enero y se prolongarán inicialmente hasta el 31 de enero con el objetivo de frenar el avance de la pandemia y ante el riesgo de colapso del sistema sanitario, cuyas unidades de cuidados intensivos (UCI) se encontraban el pasado viernes 15 de enero al 75% de su capacidad total entre pacientes con COVID-19 y de otras patologías. Actualmente están ya al 80% de ocupación.

Puig ha reconocido que estas normas tendrán un "gran impacto en la vida de miles de personas" y ha afirmado que se han tomado "con dolor", "preocupación por sus efectos" y la disposición a "compensar a los más perjudicados". "El nivel de estrés hospitalario y el aumento de a curva de contagios nos obliga a hacerlo", ha lamentado.

Además, el presidente del Gobierno valenciano ha afirmado que este miércoles solicitará al Gobierno central en la comisión interterritorial el adelanto del toque de queda a las 20.00 horas y que quedará sin efecto el cierre perimetral de los 29 municipios que quedaron confinados el pasado 7 de enero.

Puig ha defendido que "es el momento de evaluar el estado de alarma" y que ser más flexible para que las comunidades puedan tomar otras medidas, algo que analizarán este miércoles todos los consejeros de salud. "En este momento, el marco es el que es", ha constatado.

Descarta solicitar el confinamiento

El máximo responsable de la Generalitat Valenciana ha vuelto a descartar la petición de un posible confinamiento domiciliario por ahora, al considerar que "la Comunitat ya está en una situación de semiconfinamiento en Navidad con algunas de las medidas más duras de España que después han implantado otras comunidades. Y ante la "desinformación", ha recordado que es una medida que "depende del Gobierno, que en este momento ha descartado, y la Generalitat no tiene ninguna competencia".

Puig ha comparecido así tras la reunión de la Mesa Interdepartamental que ha arrancado a las 13.00 horas en la que también participan la vicepresidenta primera, Mónica Oltra, el vicepresidente segundo, Rubén Martínez Dalmau, además de la consellera de Sanidad, Ana Barceló, la de Justicia, Gabriela Bravo, el conseller de Educación, Vicent Marzà; el conseller de Economía Sostenible, Rafa Climent, y el conseller de Política Territorial, Arcadi España, así como los secretarios autonómicos de Promoción Institucional, Alfred Boix; de Turisme, Francesc Colomer, y de Salut Pública, Isaura Navarro.

Las nuevas medidas vienen motivadas por la evolución de la incidencia en la Comunitat Valenciana, ya que los contagios de COVID-19 continuaron la segunda semana de enero su crecimiento exponencial, y entre el lunes 11 y el domingo 17 de enero se confirmaron 36.065 nuevos casos (20.510 en la provincia de Valencia, 11.812 en Alicante y 3.703 en Castellón), que suponen un aumento del 63'16 % respecto a la semana anterior.

Un total de 316 personas fallecieron la semana pasada a causa de la covid (187 en Valencia, 94 en Alicante y 35 en Castellón), que son 60 más que la semana anterior, un incremento del 23'43 %, y una cifra equivalente a la suma de los decesos de septiembre y octubre. Este lunes se batió el récord de fallecidos en un día con 95 casos.

Los hospitales valencianos tienen un estos momentos a 3.829 pacientes ingresados por covid, que son 1.500 más que una semana antes y representa un 60% más que el pico de hospitalizados en la primera ola.

Esta semana pasada se superó también el récord de la pandemia ingresados en la UCI: son ya 505 pacientes, 153 más que una semana antes. Suponen un 27% más que en el pico de la primera ola.

Etiquetas
Publicado el
19 de enero de 2021 - 14:01 h

Descubre nuestras apps

stats