La portada de mañana
Acceder
Una Italia empobrecida se entrega al experimento de un Gobierno de ultraderecha
ESPECIAL | El mapa que cuenta de qué viven tus vecinos, calle a calle
OPINIÓN | 'Activar la banalización del neofascismo', por Esther Palomera

El Medusa Festival contará con más agentes de paisano para prevenir posibles pinchazos e identificar a los agresores

Una de las actuaciones del Medusa Sunbeach Festival de la edición de 2016.

Europa Press

València —

0

El Medusa Sunbeach Festival de Cullera (Valencia) contará este fin de semana y durante los días previos con un refuerzo de agentes de la Guardia Civil de paisano para tratar de prevenir los pinchazos que han sufrido mujeres en otros eventos multitudinarios, detectarlos “en tiempo real” e identificar a los agresores y sus “motivaciones”.

“Lo más importante es que las víctimas denuncien, porque realmente no sabemos cuál es la motivación de los pinchazos”, ha declarado el coronel jefe de la comandancia de Valencia, José Antonio Fernández de Luz, que ha participado en la presentación del festival de música electrónica que vuelve tres años después desde este miércoles 10 y hasta el lunes 15.

Respecto a los pinchazos, el coronel ha recordado que no quieren generar alarma social porque, de momento, han recibido cinco denuncias en la provincia de Valencia y “todas las pruebas han salido negativas” por sustancias químicas. Eso sí, ha matizado que no se sabe cuál es la motivación de estas acciones y que “puede ser desde una gamberrada hasta una agresión con fines sexuales”.

Para evitarlos, los agentes han sido informados del protocolo especial de atención de la Conselleria de Sanidad y estarán en contacto con los centros de salud para ir a buscar a las posibles víctimas aunque no quieran denunciarlo.

En general, durante todos los días del Medusa habrá casi 800 agentes desplegados, con una media diaria de 140 y alrededor de 200 cada jornada de los “días grandes” del fin de semana“. Estarán representadas prácticamente todas las unidades de la Guardia Civil, con la compañía de Sueca (Valencia) al completo y un refuerzo del puesto principal de Cullera.

Además de efectivos de seguridad ciudadana, el dispositivo contará con agentes de Policía Judicial para investigar los posibles delitos que se produzcan, junto a agentes de paisano patrullando por el recinto. “Los principales delitos que queremos prevenir son hurtos y agresiones y abusos sexuales”, ha subrayado el coronel.

Para ello, el instituto armado estará en permanente coordinación con el Punto Violeta instalado en la entrada del área del festival, al igual que con la Policía Local de Cullera, con la unidad de Policía Nacional adscrita a la Generalitat y con la seguridad privada del Medusa.

Controles de Alcohol y drogas

En la entrada a la localidad habrá efectivos de Tráfico para que los accesos y salidas sean “lo más ágiles posible” y para establecer puntos de control de alcoholemia y sustancias estupefacientes. Paralelamente, sobre el festival sobrevolarán todos los días un helicóptero y varios drones.

En tierra les apoyarán el escuadrón de caballería y dos agentes caninos para detectar la presencia de drogas. El dispositivo se completará con el apoyo de cuatro gendarmes franceses para atender a los asistentes al Medusa que procedan del país vecino, dentro del Plan Turismo Seguro de la Guardia Civil.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats