La sanidad pública valenciana contará con psicólogos y nutricionistas en los centros de atención primaria

Centro de Salud de Russafa (València).

Los centros de salud de la Comunitat Valenciana tendrán a partir del próximo año psicólogos y nutricionistas para reforzar la atención en salud mental y trabajar la alimentación como herramienta para la vida saludable. Así lo han pactado los grupos parlamentarios del Pacte del Botànic (PSPV, Compromís y Unides Podem-Esquerra Unida) en las enmiendas conjuntas presentadas a los Presupuestos de la Generalitat para 2023, que se han registrado este miércoles en las Corts Valencianes.

Los grupos parlamentarios han acordado introducir en los presupuestos el objetivo de contar con un nutricionista por cada 50.000 habitantes y que en los próximos cuatro años haya un psicólogo clínico en cerca de 200 centros de salud, en paralelo al aumento de personal proyectado en el plan de choque y la creación de unidades específicas para salud mental.

A propuesta de Unides Podem, los grupos introducen como objetivos de la Generalitat la incorporación gradual de psicólogos clínicos en el personal público del sistema valenciano de salud, especialmente en atención primaria. El objetivo es que cada centro cuente con al menos un profesional de esta categoría para mejorar la atención y aliviar la carga de las unidades en salud mental, en aumento desde la pandemia, y acercarse a los estándares europeos. Según el texto acordado, estos profesionales se incorporarán durante los próximos cuatro años en al menos dos terceras partes de los centros de salud públicos en la Comunitat Valenciana. En paralelo, la propuesta incorpora la entrada gradual de personal de enfermería especialista en salud mental en el sistema valenciano de salud, otra de las reivindicaciones de los profesionales sanitarios.

Con el aumento progresivo de estos profesionales se pretende descongestionar la carga del sistema público, mejorar la atención a los trastornos metales y los problemas emocionales y desmedicalizar los trastornos comunes. “Priorizamos los tratamientos psicológicos y añadiendo la elaboración de protocolos para mantener la atención a salud mental frente a situaciones excepcionales derivadas de crisis sanitarias”, apuntan desde Unides Podem.

La iniciativa continua la línea acordada en la ley de Acompañamiento a los Presupuestos, donde los grupos acordaron garantizar la existencia de especialistas en salud mental en función del número de habitantes de cada municipio, con perfiles profesionales como psiquiatras, psicólogos clínicos, enfermeros o trabajadores sociosanitarios, acorde al Plan de choque en Salud Mental del Ejecutivo autonómico. En los colectivos profesionales existe cierto consenso en que las actuaciones en salud mental deben estar descentralizadas, atenderse desde múltiples perspectivas y que existe un exceso de medicación, acrecentada por la pandemia y por la sobrecarga del sistema asistencial.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats