Teletrabajo, auditorías energéticas e impulso a las renovables: el plan de ahorro energético del Gobierno valenciano

Instalación de placas solares en un hogar

Ayudas económicas para rehabilitar viviendas, cambiar equipos de climatización, sustituir vehículos de combustión o fomentar el transporte público y el teletrabajo para reducir la huella de carbono. Son algunas de las medidas que el Gobierno valenciano ha presentado en el Ministerio de Transición Ecológica como parte del plan de ahorro energético que lleva en ejecución desde 2016 y que se ha intensificado este año como consecuencia de la crisis energética y la subida de precios.

La conselleria de Economía Sostenible y Sectores Productivos trasladó en forma de propuesta las medidas implementadas en la Comunitat Valenciana, que ponen el foco en la eficiencia desde la Administración Pública, además de las ayudas agrupadas en el Plan Reactiva. Según el titular del departamento, Rafael Climent, “en el informe presentado al Ministerio de Transición Ecológica se pone de manifiesto que en la Comunitat Valenciana existe una política muy definida sobre cómo abordar la crisis climática y energética a través de medidas para la descarbonización de la economía y el autoconsumo en todos los sectores de la sociedad”.

El Plan Reactiva destina 650 millones de euros en varias anualidades para la instalación de energías renovables en los hogares, bono social para personas vulnerables, promoción del autoconsumo en diferentes sectores productivos, producción de hidrógeno verde, ayudas a la eficiencia energética en las pymes, fomento de la movilidad sostenible, apoyo a la rehabilitación de viviendas y la investigación. Según apunta Climent, en 2019 se había alcanzado el 83% de los objetivos del plan de ahorro energético, con 3.793 MW. En esta línea, en 2017 se aprobó la introducción de beneficios fiscales para particulares consistente en deducción de hasta el 40% de las cantidades invertidas en instalaciones de autoconsumo de energía eléctrica o de aprovechamiento de fuentes energéticas renovables.

Respecto a las medidas de ahorro en la administración pública, la Generalitat recomienda el teletrabajo como medida para reducir la huella de carbono, tanto por el uso del transporte como por la climatización de los edificios, y realizar auditorías energéticas para controlar que no haya desperdicio. En lo relativo a las instalaciones, se controla la temperatura ambiente a 17 grados en invierno y 27 en verano, se establecen consignas de cierre de la climatización, apagado de luces, instalación de luces led y aparcamientos de bicicletas, así como una inversión de 23 millones de euros para el fomento de las energías renovables y el autoconsumo de los edificios, infraestructuras y equipamientos de la Generalitat.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, recordaba algunas de estas medidas en un acto, donde apuntaba: “Es una insolidaridad con las nuevas generaciones no atender lo que ya sabemos que podemos hacer para detener en cierta medida la crisis climática”, en alusión a la negativa de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, a aplicar el plan del Ejecutivo central. Por su parte, la coalición Unides Podem-Esquerra Unida ha registrado una petición parlamentaria para pasar de la rebaja del transporte público autonómico a su gratuidad total durante unos meses.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats