Ford Almussafes ultima un nuevo expediente de despidos temporales para frenar la producción “ante la falta de componentes”

Un trabajador de la Ford Almussafes en una imagen de archivo. EFE/ Biel Aliño

La dirección de Ford de la planta de Almussafes reunió este miércoles a la comisión de seguimiento del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) con el objetivo de aplicar algunas modificaciones en el calendario de días afectados por los paros acordado el pasado mes de marzo.

En aquel momento se pactó un ERTE de 15 días que se han distribuido hasta el 30 de junio y que ha sido de aplicación tanto en fabricación como en motores, por lo que ha afectado a la práctica totalidad de los 5.724 empleados de la factoría.

Como informó elDiario.es, los motivos del ERTE fueron principalmente la falta de microchips y de materias primas que han dejado de fabricarse por el alto precio de la energía como consecuencia de la invasión de Rusia sobre Ucrania.

En el encuentro de este miércoles, la dirección trasladó a los representantes sindicales que “continúan las tensiones en la cadena de suministros de componentes, agravadas por la situación geopolítica en el este de Europa y el tráfico marítimo”, según informó el sindicato mayoritario UGT.

La compañía advirtió de que con las modificaciones acordadas, “están prácticamente agotados los días de ERTE que se habían pactado, por lo que la empresa solicitará en breve una reunión de la comisión negociadora del ERTE de Ford España”, lo que desde UGT se considera el paso previo para un nuevo expediente temporal de empleo.

En cuanto a los cambios acordados sobre el calendario inicial, en operaciones de vehículos parará la producción del sistema A, en ambos turnos, del lunes 30 de mayo al viernes 3 de junio, ambos inclusive. 

En operaciones de motores, parará la producción los días 28 y 29 de mayo en todas las líneas de Mecanizado. La parada comenzará a las 22.00 horas, del viernes día 27 de mayo hasta las 22.00 horas del domingo 29. Sustituyen al ERTE previsto para el 3 mayo y 17 de junio. 

La multinacional se encuentra sumida en un proceso de transición hacia la electrificación de vehículos que ha generado una enorme incertidumbre entre sus empleados.

La compañía descartó el cierre de cualquiera de las plantas de Almussafes o de Saarlouis independientemente de la que se elija finalmente para fabricar vehículos eléctricos, pero al mismo tiempo advirtió de que habrá recortes de plantilla.

Por este motivo el pasado 5 de mayo se va a llevó a cabo “un día de acción europeo en Ford”. Con ello, se pretendía concienciar al conjunto de la plantilla europea desde el CEEF, (Comité de Empresa Europeo de Ford), de la delicada situación que puede atravesar el empleo en todos los países que conformamos Ford Europa.

Según una nota remitida a los 5.800 empleados de la planta valenciana los representantes del CEEF de los diferentes países, son conscientes de que una vez se inicie la transformación hacia la electrificación, “se generará un elevado excedente de personal en toda Ford Europa, y así lo aseveró en un comunicado el presidente Stuart Rowley”, por lo que decidieron llevar a cabo acciones simultáneas en todas las fábricas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats