El Jardín Botánico de València no se ampliará: se construirá un parque municipal en el solar de Jesuítas

El solar de Jesuítas, objeto de las reivindicaciones de 'Salvem el Botànic'

El solar de Jesuitas, famoso por la lucha social que en 1995 dio lugar al movimiento 'Salvem el Botànic', el cual logró evitar la construcción de un hotel que hubiera puesto en serio riesgo uno de los jardines más importantes de la ciudad, albergará finalmente un parque, pero no será propiamente una ampliación del actual Jardín Botánico.

Así lo han confirmado a eldiario.es fuentes municipales, que han explicado que sí que está habiendo una colaboración con la Universitat de València, propietaria del Botánico, para negociar unas bases conjuntas que sirvan como referencia para la redacción del proyecto definitivo, que saldrá a concurso próximamante.

La Concejalía de Jardinería Sostenible que dirige el vicealcalde Sergi Campillo ha explicado que, si no hay contratiempos, en septiembre podría tener finalizadas las bases del futuro jardín, unas bases que los redactores del proyecto deberán tener en cuenta.

Pese a que será un parque municipal independiente del Botánico, guardará una relación y la idea es que estén comunicados. Una parte importante del proyecto se dedicará a poner en valor la importancia botánica de la agricultura.

Sobre su financiación, al ser el suelo propiedad municipal, la mayor parte correrá a cargo del Ayuntamiento.

El pasado mes de marzo, el alcalde de València, Joan Ribó, adviritió de que "no le gusta" la situación de parálisis en la que se encuentra el solar de Jesuitas que, según remarcó, "no puede seguir así eternamente". "O pasa a ampliar el (Jardín) Botánico (de la Universitat de València), que sería la solución ideal para nosotros, o se busca otra solución", añadió.

Finalemente, la solución ha sido la gestión directa de la parcela por parte del Ayuntamiento, eso sí, con la colaboración de la Universitat en el desarrollo del proyecto.

El hotel proyectado junto a Mestalla, en el limbo

'Salvem el Botànic' nacía en 1995 como respuesta "inmediata" a la decisión del Ayuntamiento de Valencia -gobernado por el Partido Popular de Rita Barberá- de dar luz verde a un proyecto urbanizador que permitía la construcción de tres torres de 21 alturas en el solar contiguo al jardín Botánico en las proximidades del antiguo cauce del Turia y el casco histórico de la ciudad.

Si a finales de los noventa se trasladó la edificabilidad de dos de las tres torres a Campanar, no fue hasta la segunda década del siglo XXI cuando se produjo el acuerdo entre la empresa propietaria de los derechos de edificación (Expo Grupo) y el ayuntamiento para trasladar la tercera de las torres prevista en el solar de los Jesuitas hasta la avenida de Aragón, donde se encontraba un edificio del ayuntamiento de Valencia, ya derruido.

Como informó recientemente eldiario.es, el hotel forma parte de la Actuación Territorial Estratégica (ATE) para el tralado del estadio del Valencia CF de la avenida de Aragón a Corts Valencianes.

Sin embargo, según fuentes municipales, Expo Grupo no tiene intención de iniciar el proyecto del nuevo hotel hasta que se despeje el futuro de los estadios por la afección que podrían tener para su negocio las obras de demolición del viejo Mestalla, unido a las de las seis torres de viviendas previstas en su lugar.

Etiquetas
Publicado el
16 de julio de 2020 - 22:49 h

Descubre nuestras apps

stats