Daños colaterales del retraso del nuevo estadio del Valencia CF: un polideportivo y un "hotel icónico" en el limbo

Fachada de Mestalla junto al solar en el que está previsto el hotel.

El Valencia CF y en última instancia el Ayuntamiento de València no son los únicos actores afectados por la incertidumbre generada en torno al futuro de sus estadios.

La Actuación Territorial Estratégica (ATE) aprobada en 2015 para desarrollar la operación urbanística que permitiera la recalificación de los terrenos del viejo de Mestalla para su venta y, gracias a ella, la construcción del nuevo estadio de la avenida de las Corts Valencianes también incluye la ejecución de un polideportivo para el barrio de Benicalap y de un "hotel icónico" de cinco estrellas y hasta 20 alturas en los terrenos del edificio municipal de la avenida de Aragón, permutado por el Ayuntamiento a la cadena Expo Grupo a cambio de los terrenos que la compañía tenía junto al jardín Botánico, unos terrenos que servirán para su ampliación.

Sin embargo, el retraso en el reinicio de las obras del nuevo estadio también hace que ambos proyectos estén en el aire. Fuentes municipales han informado a eldiario.es que la compañía hotelera les trasladó en su momento que no prevé levantar el inmueble hasta que se despeje el futuro de los estadios por la afección que podrían tener para su negocio las obras de demolición del viejo Mestalla, unido a las de las seis torres de viviendas previstas en su lugar.

En cuanto al polideportivo, fue uno de los compromisos adquiridos con los vecinos de Benicalap para aceptar la venta de la parcela municipal de Corts Valencianes al club valencianista. Según la ATE, tanto el polideportivo como el nuevo estadio deberán estar construidos en el año 2021.

Como informó eldiario.es, la vicealcaldesa y concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, ya ha dejado muy claro que el Ayuntamiento no otorgaría en ningún caso una nueva recalificación al club y que si, tal y como prevé la ATE, el nuevo estadio no está acabado en mayo de 2021, el viejo Mestalla derribado en 2023, y los edificios de viviendas levantados en 2025 en la parcela de la avenida de Aragón, será el Ayuntamiento el que inste a derribar la estructura del estadio de Corts Valencianes o sacará la finalización de las obras a concurso, repercutiendo el coste al Valencia CF.

De incumplir el club la ATE, está por ver cuál sería el futuro del hotel previsto y si los vecinos de Benicalap finalmente tendrían el polideportivo prometido.

Etiquetas
Publicado el
13 de julio de 2020 - 06:31 h

Descubre nuestras apps