eldiario.es

Menú

Seis meses después de su inauguración, el AVE València-Castellón hará parte de su recorrido en bus

Las obras del tercer carril en la segunda vía entre València y Castellón también obligarán a los viajeros de Cercanías a desplazarse en bus entre Puçol y València en la mitad de los trayectos.

Durante el periodo de las obras, que se prolongarán hasta el 31 de agosto, los títulos de transporte y billetes de Cercanías serán válidos para poder viajar en los trenes de Media Distancia

- PUBLICIDAD -
Mariano Rajoy, con Ximo Puig en la estación de Valencia para el estreno del AVE a Castellón.

Mariano Rajoy, con Ximo Puig en la estación de Valencia para el estreno del AVE a Castellón.

El  caos que supuso la instalación del tercer carril en una de las vías del trayecto entre València y Castellón se reeditará este verano con su implantación en la otra vía.

El también llamado tercer hilo fue aprobado como una solución provisional en el momento de la crisis por la entonces ministra de Fomento, Ana Pastor (PP). Las obras sufrieron un retraso de más de dos años y tuvieron un coste de 178 millones de euros.

Desde su inauguracación el pasado mes de enero no ha dejado de dar problemas. De hecho, en su trayecto inaugural con el presidente Mariano Rajoy a bordo sufrió un parón de 20 minutos.

Además, las continuas averías obligaron a ADIF a disponer  un equipo de mantenimiento específico en el tramo entre Castellón y València.

El tercer carril es una solución pensada para adaptar tramos cortos de vía de diferentes anchos donde es inviable construir nuevas vías.

Sin embargo,  es la primera vez que se utiliza para una distancia tan amplia como la que separa a ambas capitales valencianas, con un enlace tan complejo, puesto que los trenes AVE comparten de esta forma la vía de los Cercanías, regionales, Euromed y mercancías.

De hecho, este exceso de circulaciones obligó al último ministro de Fomento del PP, Íñigo de la Serna, a anunciar la implantación del tercer carril en la otra vía para descongestionar sobre todo el tráfico de los trenes AVE y a proyectar la solución idónea que hubiera evitado todos los problemas desde el principio, es decir,  una nueva doble plataforma de ancho internacional, necesaria por otra parte para el Corredor Mediterráneo.

Ahora, seis meses después de la inauguración del AVE Madrid-Castellón, arrancarán las obras del tercer carril en la segunda de las vías, lo que implicará cortes en el servicio que afectarán a la práctica totalidad de las líneas.

Según ha informado el Adminisrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), el próximo 2 de julio tendrá lugar una nueva fase de las obras de implantación del ancho internacional en el tramo València-Sagunt del Corredor Mediterráneo.

Esta fase de los trabajos consistirá en la adaptación al ancho mixto de la vía 2 (lado mar) en el ámbito del túnel del Cabanyal y contempla 3 actuaciones.

En la primera de ellas, entre el 2 de julio y el 17 de agosto, se procederá a la colocación en esta vía de 5.700 traviesas específicas para vía en placa en el interior del túnel, además de renovar el carril.

Además, se ejecutarán trabajos de colocación de un aparato de vía mixto en la Bifurcación Puerto, a la salida de la boca sur del túnel, además de un cambiador de hilo.

La segunda actuación, que se desarrollará entre el 18 y el 27 de agosto, comprenderá trabajos en la vía 1, consistentes en la colocación de dos aparatos de vía de ancho mixto, el traslado del actual cambiador de hilo y el montaje de 400 metros de vía mixta. Estas operaciones se desarrollarán en la salida de la boca norte del túnel.

La última actuación se llevará a cabo hasta el 31 de agosto en la vía 2 con la realización de las operaciones técnicas para garantizar los óptimos parámetros de los nuevos elementos de vía.

Durante la ejecución de estas obras, y con el fin de garantizar la seguridad tanto de los trabajos como de la explotación ferroviaria, se implantará una Limitación Temporal de Velocidad (LTV) de 80 km/h en la vía 1 en una longitud máxima de 5.900 m.

Hasta la fecha, el avance de los trabajos de adaptación al ancho internacional entre València y Sagunt, iniciados a principios del pasado mes de mayo y que no han tenido afectaciones al tráfico, han permitido colocar más de 30.000 traviesas de ancho mixto de las aproximadamente 36.000 previstas de instalar de forma previa a la implantación del tercer carril.

Cortes en el AVE Madrid-Castellón

Con motivo de las obras del tercer carril, la compañía adapta la oferta y modifica los horarios de los trenes de Cercanías, Media Distancia, AVE y Larga Distancia que circulan entre València y Castellón, desde el 2 de julio hasta el 31 de agosto.

En la primera fase de los trabajos sobre la infraestructura, entre el 2 de julio y el 17 de agosto, los viajeros del AVE Madrid-Castelló con salida de Puerta de Atocha a las 9.40 horas serán encaminados desde la estación València Joaquín Sorolla en un servicio de autobús hasta Castelló, con el fin de garantizar la movilidad.

Del mismo modo, los usuarios a bordo del AVE Castelló-Madrid con salida al mediodía realizarán el trayecto en autobús hasta València, desde donde continuarán el viaje en AVE hasta el destino final. Los otros dos servicios AVE entre Madrid y Castelló, uno por sentido, circularán con normalidad durante todo el trayecto.

Renfe también modifica los horarios de algunos trenes de Larga Distancia del Corredor. La oferta de los Euromed y Talgo entre València y Barcelona se mantiene con alguna modificación puntual en horarios de salida y una mínima variación en el tiempo de viaje.

Línea C-6 de Cercanías

En cuanto a los de Cercanías de la línea C-6, se mantienen las frecuencias habituales: la mitad circularán de forma directa entre Castelló y València y el resto entre las estaciones de Castelló y Puçol (Valencia), desde donde los viajeros serán encaminados hasta València mediante un servicio de autobuses.

Entre el 23 de julio y el 17 de agosto se realizará el servicio de Cercanías con el horario de verano, que supone una oferta de 49 trenes en la línea C-6 y una reducción del 30% de los transbordos. Por último, los trenes de la línea C-5, València-Sagunt-Caudiel mantienen un servicio similar al actual.

Por otra parte, la oferta de los servicios de media distancia en las relaciones València-Barcelona, València-Tortosa y València-Teruel-Zaragoza se mantiene en su totalidad. Los trenes de Media Distancia de la conexión València, Tortosa y Barcelona circularán en doble composición, y algunos de ellos contarán con nuevas paradas en algunas estaciones del tramo afectado para favorecer el tráfico.

Billetes de Cercanías

Durante este periodo de tiempo, los títulos de transporte y billetes de Cercanías serán válidos para poder viajar en los trenes de Media Distancia. Renfe permitirá el acceso a los viajeros con título de transporte de Cercanías en todos los servicios de Media Distancia que circulan entre València, Sagunto, Castelló y Caudiel.

Ya la segunda fase de las obras, del 18 al 31 de agosto, los AVE entre Madrid y Castelló no circularán en el tramo entre València y Castelló, pero seguirán circulando entre Madrid y València, con la posibilidad de utilizar o bien un servicio de autobús entre València y Castelló o los servicios de Cercanías y Media Distancia entre ambas capitales.

Suspensión de ocho Euromed y un Talgo

En cuanto a los servicios de Larga Distancia del Corredor, durante este periodo se suspende la circulación de ocho servicios Euromed, cuatro por sentido, entre València y Barcelona y viceversa y un servicio de Talgo entre València y Barcelona.

Con el fin de mantener la oferta de plazas habituales, el resto de los servicios Euromed que transitan entre ambas ciudades circularán en doble composición, con el doble de las plazas habituales, hasta la finalización de los trabajos.

Y respecto a los servicios de Cercanías de la línea C-6 València-Castelló, se mantiene la oferta habitual de verano con un total de 49 servicios, de los que la mitad se transbordarán entre Puçol y València por autobús.

Venta de billetes

Desde Renfe subrayan que los horarios se han adaptado a esta situación para "dar el mejor servicio posible, tanto a los viajeros de Cercanías como de Media y Larga Distancia" y explican que los ajustes han sido el motivo por el que hasta la fecha no ha sido posible poner a la venta los trenes afectados por las obras. Ahora, una vez definido el servicio, se pondrán a la venta inmediatamente.

La compañía activará un plan específico de atención e información en los trenes y en las estaciones. Desde el 2 de julio también se reforzará el personal de intervención en los Cercanías y servicios auxiliares en las estaciones de València Nord, Cabanyal y Puçol para la coordinación e información a los viajeros durante los transbordos.

También informará mediante la aplicación móvil Informa2, con avisos de incidencias a través de un mensaje directo a los usuarios dados de alta, en su perfil de Twitter y en los teléfonos de atención al cliente.

Renfe y Adif lamentan las molestias que pueda ocasionar a los viajeros este tipo de modificaciones horarias y alteraciones, y recuerdan que los trenes afectados por los transbordos pueden sufrir demoras. Para los recorridos en autobús, no se admitirán bicicletas ni animales domésticos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha