El Gobierno prevé subir las pensiones un 0,9% en 2021

La ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero (i), y la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos y para la Digitalización, Nadia Calviño.

El Gobierno prevé subir las pensiones un 0,9% en 2021, según adelantó El Periódico y confirman fuentes del Ejecutivo a elDiario.es. El aumento quedará recogido en el Plan Presupuestario de 2021 que el Gobierno remitirá este jueves a Bruselas y se corresponde con la previsión del deflactor del PIB, el indicador más aproximado al IPC, para el próximo año. Así, el Gobierno cumpliría con su compromiso de mantener el poder adquisitivo mediante la revalorización anual de las pensiones.

El aumento del 0,9% coincide con el aplicado este 2020, que fue la primera medida adoptada por el Gobierno de coalición de Pedro Sánchez. El Ejecutivo se ha comprometido a aprobar una reforma de las pensiones para que, entre otras cuestiones, su revalorización anual esté ligada a la evolución de los precios, "en base al IPC real", y se mantenga el poder adquisitivo de los pensionistas.

El ministro José Luis Escrivá es el encargado de acometer esta reforma de las pensiones, que acabará con las subidas anuales del 0,25% del Gobierno de Mariano Rajoy, pero está aún a la espera de que el Pacto de Toledo termine sus recomendaciones sobre el futuro del sistema público, para poder legislar con el respaldo del consenso político.

La comisión parlamentaria, en la que están presentes todos los grupos políticos, está muy cerca de terminar sus recomendaciones y cuenta con un gran clima de entendimiento y coincidencia entre los grupos, según varias fuentes consultadas en el seno del Pacto de Toledo. Las más optimistas esperan que el acuerdo se cierre la próxima semana, aunque está por ver también si algún partido se desmarca con votos particulares.

A la vista del próximo acuerdo en el Pacto de Toledo, Escrivá ya ha iniciado esta semana la mesa de diálogo social con los sindicatos y la patronal sobre pensiones, con la intención de sumar también un acuerdo con los agentes sociales antes de llevar la reforma de la legislación al Consejo de Ministros. El ministro confía en poder aprobar, al menos, el nuevo mecanismo de revalorización de pensiones antes de terminar el año, aunque su reforma completa alberga muchas más cuestiones, como el fomento del retraso voluntario de la jubilación y la penalización del retiro anticipado de forma voluntaria.

Se trata del cuarto año consecutivo, tras 2018, 2019 y 2020, en el que las pensiones aumentarán por encima del mínimo legal previsto en el índice de revalorización de las pensiones (IRP) que aprobó el Gobierno del PP en su reforma unilateral de 2013 y que provoca las subidas anuales del 0,25%. Para sortear el IRP, en los últimos años el Gobierno de turno –en 2018 incluso el de Mariano Rajoy– ha tenido que legislar cada ejercicio las subidas diferenciadas de las pensiones. En 2019, estas se incrementaron un 1,6% con carácter general y un 3% en el caso de las mínimas y no contributivas.

El sueldo de los empleados públicos

En cuanto al sueldo de los empleados públicos, la agencia Europa Press informa de que no es seguro que su revalorización se incluya en el Plan Presupuestario, aunque se prevé que la subida sea previsiblemente la misma, del 0,9% en 2021. La vicepresidenta tercera del Gobierno, Nadia Calviño, aseguró que el indicador del deflactor del PIB se tendría en cuenta para señalar el "importante compromiso" con el mantenimiento de la capacidad adquisitiva de las pensiones y el sueldo de los funcionarios, recuerda la agencia.

El Gobierno de coalición aprobó para 2020 una subida del sueldo de los empleados públicos del 2%, otra de sus primeras medidas al llegar a la Moncloa, que puede aumentar en cada administración en un 0,3% con los fondos adicionales, con un coste estimado total de 3.212 millones de euros.

Los incrementos salariales de los empleados públicos entre 2018 y 2020 han seguido lo pactado en el II Acuerdo para la mejora del empleo público suscrito por el Gobierno de Mariano Rajoy con los principales sindicatos de Función Pública (CCOO, UGT y CSIF) en 2018 y con el que más tarde se comprometió también el Gobierno de Pedro Sánchez.

Dada la situación de crisis por la pandemia del coronavirus, la subida salarial de los empleados públicos de este año está todavía en el aire. Varios medios informaron en las últimas semanas que el Gobierno barajaba una posible congelación de sus remuneraciones, algo que no desmintió la vicepresidenta Calviño, dado que la previsión de evolución de los previos estaba cercana a 0.

Este jueves el Gobierno enviará a la Comisión Europea el Plan Presupuestario del año 2021, en plazo, dado que la fecha límite está fijada para este 15 de octubre, junto al nuevo cuadro macroeconómico, las tasas de referencia de déficit tras haber suspendido las reglas fiscales y el límite de gasto no financiero (techo de gasto) de los nuevos presupuestos, que incorporarán ya 27.000 millones adelantados de los fondos europeos para la recuperación.

Etiquetas
Publicado el
15 de octubre de 2020 - 09:59 h

Descubre nuestras apps

stats