La portada de mañana
Acceder
Los países más vulnerables al coronavirus están en América Latina y Europa del Este
Los seguros privados de salud se hacen fuertes en Madrid
Opinión – Contra la ignorancia, siempre, por Antón Losada

Trabajo propone que el convenio sectorial vuelva a fijar los salarios y retomar ya la reforma de la subcontratación

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en una rueda de prensa.

Trabajo ha puesto sobre la mesa este martes los temas por los que comenzará la negociación para "modernizar" el mercado laboral. La ministra Yolanda Díaz se decanta por retomar dos aspectos que su equipo ya había empezado a debatir con los sindicatos y los empresarios antes de la irrupción de la pandemia: la recuperación de la prevalencia del convenio sectorial sobre el de empresa, revirtiendo así un aspecto clave de la reforma laboral del PP, y la reforma de la subcontratación. La ministra Díaz impone así su criterio al de la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, que apostó por iniciar las conversaciones por la revisión de la contratación para reducir la alta temporalidad.

La CEOE se escuda en las elecciones madrileñas para oponerse a negociar el desmontaje de la reforma laboral

La CEOE se escuda en las elecciones madrileñas para oponerse a negociar el desmontaje de la reforma laboral

La hoja de ruta que marcará la negociación no es baladí. Esta mesa de diálogo social tiene entre sus misiones un importante compromiso de la coalición de gobierno, el desmontaje de la reforma laboral del PP, pero también otras revisiones del Estatuto de los Trabajadores para solventar algunos problemas del mercado de trabajo en España, como es la alta temporalidad. Así, el orden en el que se abordarán las diferentes materias se convirtió en el punto inaugural del debate del primer encuentro de los negociadores, el pasado 17 de marzo.

Los empresarios, que rechazan que sea el momento de derogar la reforma laboral de Rajoy, propusieron comenzar a debatir sobre la alta temporalidad y las políticas activas de empleo. A las patronales se sumó la vicepresidenta Nadia Calviño, con unas declaraciones en las que apostaba por mirar "hacia el futuro", no al "pasado", con una negociación que abordase ahora el elevado número de contratos temporales en España.

Por otro lado, los sindicatos mayoritarios se decantaron por iniciar las conversaciones con el desmontaje de varios aspectos de la legislación laboral del PP, que consideran "urgente" para evitar la devaluación de las condiciones laborales en estos momentos de crisis.

Convenio sectorial que marque salarios y complementos

Finalmente, Yolanda Díaz se ha decantado por comenzar las conversaciones por uno de los puntos del prometido desmontaje de la reforma laboral, la recuperación de la primacía del convenio sectorial sobre el de empresa, y otro aspecto muy controvertido para los empresarios, la reforma de la subcontratación. La mesa de negociación se reunirá todas las semanas, los miércoles por la mañana. Los sindicatos esperan que las patronales "entren en la negociación", explican a este medio, una actitud que no han demostrado en su opinión hasta la fecha.

Trabajo envió este lunes un documento a los agentes sociales con varias propuestas al respecto para empezar a negociar, a raíz de lo hablado antes de la pandemia, explican fuentes del Ministerio. Este texto, cuyo contenido ha consultado elDiario.es y ha adelantado El País, "no es la propuesta final de Trabajo", indican estas fuentes, sino un "documento de trabajo" que se pretende ir completando con las aportaciones de los agentes sociales.

Del documento de Trabajo destaca la propuesta de que los convenios sectoriales vuelvan a fijar los salarios de los trabajadores y otras remuneraciones, como los complementos y las horas extra, algo con lo que acabó el PP en su pasada reforma laboral. También se precisa que aunque el horario y la distribución de la jornada quedan en manos del convenio de empresa, no ocurre lo mismo con la duración de la jornada.

Con la medida se pretende evitar el llamado 'dumping' salarial, por el que las empresas compitan reduciendo los salarios de su personal. En momentos de crisis como los actuales, CCOO y UGT han destacado la importancia de esta medida, junto a la limitación de los descuelgues de los convenios, para evitar la devaluación salarial de los trabajadores.

La subcontratación, un debate complejo

En cuanto a la subcontratación, el texto contempla que las subcontratas tengan que aplicar el convenio sectorial de la actividad que ejecuten en la empresa contratante, "corresponda esta a la actividad propia de la principal o a una distinta". Si la subcontrata tiene un convenio de empresa, podrá aplicarlo siempre que se garanticen al menos las condiciones que establezca el del sector. Además, incorpora la importante sentencia del Supremo que tumbó la subcontratación ligada a los contratos temporales de obra y servicio.

Fuentes de Trabajo explican a elDiario.es que el documento solo incluye algunas propuestas para iniciar el debate, pero que serán ampliadas durante las negociaciones. El texto del Ministerio no aborda aún por ejemplo cuestiones muy debatidas en el Parlamento en las pasadas legislaturas, y por las que apostó Unidas Podemos desde la oposición, como la limitación de la subcontratación cuando se trate de la actividad principal de la empresa y la garantía de ciertas condiciones laborales de los trabajadores subcontratados respecto a los que dependen directamente de la empresa principal. Ambas cuestiones son exigencias de colectivos muy precarizados debido a la subcontratación, como las camareras de piso, también conocidas como 'kellys'.

Desde el Ministerio que dirige Yolanda Díaz insisten a este medio en que la enviada este lunes no es la propuesta del Ministerio sobre subcontratación, sino solo un documento inicial de trabajo y recuerdan el compromiso del Gobierno con colectivos como las kellys. Díaz se reunió justo el pasado fin de semana con camareras de pisos en Baleares, donde se comprometió a revertir la devaluación de sus condiciones laborales mediante la externalización. "Este es una de las plasmaciones del modelo de precariedad al que dio lugar los cambios legislativos que impulsó el PP, que vamos a revertir con las reformas que enviamos a Bruselas, en las que se contempla abordar en el marco del diálogo social en nuestro país la precariedad y la subcontratación", destacó la ministra.

Fuentes de Trabajo insisten en que la mesa de negociación para 'modernizar el mercado de trabajo' abordará muchas cuestiones que están fuera de este documento inicial, como la ultraactividad de los convenios colectivos, los descuelgues y la drástica reducción de los contratos temporales. "Pero hay que empezar a negociar por algún punto", recuerdan. La ministra Díaz se comprometió en el Congreso a completar todas este bloque reformas dentro de este año 2021, al que seguirán otras que configuren el llamado Estatuto de los Trabajadores del siglo XXI.

Etiquetas
Publicado el
30 de marzo de 2021 - 14:28 h

Descubre nuestras apps

stats