La portada de mañana
Acceder
Vox recupera la exigencia del veto parental para presionar a PP y Ciudadanos
Cinco claves del caso que ha acabado con la detención del expresidente Bartomeu
Opinión - Aviso a navegantes desde Sabin Etxea, por Esther Palomera

La Ertzaintza ve "indicios de criminalidad" en la gestión del vertedero de Zaldibar al poner en "riesgo grave" el entorno natural y la salud de las personas

La Ertzaintza ve "indicios de criminalidad" en la gestión del vertedero de Zaldibar

La Ertzaintza ha determinado que el derrumbe del vertedero de Zaldibar que tuvo lugar hacer cuatro meses y que sepultó a dos trabajadores que aún continúan en paradero desconocido, estuvo relacionado con "algún tipo de actuación irregular" y por tanto, ha constatado "indicios de criminalidad" en la gestión de la instalación, según ha adelantado este domingo el periódico El Correo.

Se trata de las primeras conclusiones de la Ertzaintza en torno al suceso que figuran en el sumario judicial abierto por esta causa en el Juzgado de Instrucción número 1 de Durango (Bizkaia), al que ese diario afirma haber tenido acceso. Según lo publicado, las irregularidades vulneraban supuestamente la Autorización Ambiental Integrada (AAI), que fue concedida en 2007 -y renovada después en 2013- por el Gobierno vasco a la empresa Verter Recycling para que pudiese poner en marcha el vertedero.

Para argumentar esta información señalan que, según los especialistas de la unidad de delitos medioambientales y de urbanismo, en el vertedero "se estaba eliminando todo tipo de residuos", y no sólo para los que tenían autorización. Hablan, además, de que "algunos profesionales" del sector consideraban el vertedero de Zaldibar como 'el agujero', debido a que nadie revisaba el tipo de basura que iba llegando.

Con esto, según lo publicado, la Ertzaintza ve "indicios de criminalidad" en relación a dos delitos: un primero cometido contra los recursos naturales y el medio ambiente, por ponerse en "riesgo grave" el entorno natural y "la salud de las personas", y un segundo contra los derechos de los trabajadores.

A partir de las pruebas recogidas también se concluye que la empresa propietaria del vertedero almacenó amianto sin el visto bueno de la Inspección de Trabajo, según la misma fuente, que precisa que la firma se inscribió en el registro de empresas con riesgo por este material en 2017, cuando llevaba años gestionándolo.

Cuatro meses desde la tragedia

Este sábado, cuatro meses después del derrumbamiento de la ladera del vertedero que dejó atrapados a Juaquín Beltrán y Alberto Sololuze, dos trabajadores, miles de vecinos de Zaldibar y las localidades cercanas salieron a las calles a manifestarse con pancartas en las que se leía -escrito en euskera- las palabras "salud" y "responsabilidad" junto con los nombres de los dos trabajadores desaparecidos. Concentraciones en las que vecinos y familiares mostraron su descontento con la gestión del Gobierno vasco tras el derrumbe y su tristeza y recuerdo a los dos desaparecidos.

Etiquetas
Publicado el
7 de junio de 2020 - 14:51 h

Descubre nuestras apps

stats