Nueva etapa en Mercedes-Benz: Emilio Titos abandona la planta de Vitoria desde el 1 de enero de 2023

Emilio Titos, a la izquierda, con uno de los vehículos fabricados en Vitoria

Emilio Titos dejará la presidencia de Mercedes-Benz en Vitoria el 1 de enero de 2023. Así lo ha anunciado la propia empresa a través de un breve comunicado interno en el que anuncia la jubilación del que ha dirigido la mayor fábrica vasca desde hace 14 años, con lo que se abre una nueva etapa para la planta alavesa. La jubilación estaba prevista, pero la confirmación de la fecha en la que se hará efecto se ha realizado justo un día después de la renovación del comité de empresa en una elecciones que han dado el triunfo a ELA y en las que ha subido también en representación el resto de los sindicatos nacionalistas, LAB y ESK, que se enfrentaron abiertamente con la dirección de Titos durante la negociación del convenio que se firmó con estos tres sindicatos en contra.

"Todos somos Ane", claman los trabajadores de Mercedes-Benz por el despido de una compañera tras una baja por depresión

"Todos somos Ane", claman los trabajadores de Mercedes-Benz por el despido de una compañera tras una baja por depresión

Aunque en la nota enviada por la empresa no se especifica quién será el sustituto de Titos, todo apunta que será el ingeniero alemán Olaf Klug el encargado de capitanear la transformación de la empresa hacia una planta esencial en el grupo alemán en la apuesta por el vehículo eléctrico.

Titos se va de la empresa con el convenio firmado hasta 2026, lo que en principio se traducía en un periodo de relativa paz social que permitiría a la planta alavesa ser la beneficiada con la inversión de 1.200 millones de euros para transformar la producción de cara a la fabricación de vehículos eléctricos. Una inversión de la que todavía no existe una confirmación oficial. Sin embargo, el triunfo este jueves en las urnas de los sindicatos que se opusieron al convenio ha supuesto un fuerte revés para el CEO de la empresa. Las dos partes no han ocultado su falta de entendimiento en todo el proceso que duró el convenio y tradicionalmente han mantenido relaciones tensas. De hecho, desde el comité se lamentó en varias ocasiones en las que se intentó negociar para evitar la huelgas que pararon la planta varias jornadas en verano, el hecho de que fuera Emilio Titos en persona el que estaba capitaneando las reuniones e impidiendo la posibilidad de acuerdos con una postura inflexible.

Nacido en Granada en 1955, pasó gran parte de su infancia y juventud en Alemania. Dirige la planta de Vitoria desde 2008, es decir, 14 años, pero lleva 40 ligado a la fábrica de Vitoria desempeñando diferentes puestos. Bajo su dirección la planta alavesa ha conseguido su mayor desarrollo, con récord de producción y posicionamiento clave para el coche eléctrico, pero sus encontronazos con los sindicatos han sido la norma habitual en estos últimos años, que han encontrado en un comité, la mayor parte de las veces dividido, el caldo de cultivo para firmar convenios de eficacia limitada con una parte de los sindicatos.

Como empresario, se ha prodigado en actos del Gobierno vasco y de las patronales. Fue uno de los empresarios que acudieron a la conferencia de Isabel Díaz Ayuso, la presidenta de la Comunidad de Madrid, sobre fiscalidad en Vitoria, aunque mantiene excelentes relaciones con el Gobierno vasco y el lehendakari Urkullu. También el rey Felipe VI, como jefe de Estado, ha visitado la fábrica alavesa.

Se jubilará como CEO de la planta de Vitoria con 67 dejando para la posteridad, además de la gestión en la empresa, su paso por los juzgados y su condena a un año de prisión y dos de retirada del carné por conducción temeraria. Titos y su hijo condujeron a gran velocidad dos deportivos de la automovilística alemana por un puerto de montaña y, en el camino de regreso a la ciudad, causaron la salida de calzada de un turismo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats