La portada de mañana
Acceder
La crisis de Gobierno y las vacaciones frenan negociaciones clave
Mascarilla en exteriores: una medida más cosmética que útil para atajar la quinta ola
La crisis climática empuja a más mujeres a migrar

DATOS | ¿Por qué mueren más personas en las residencias de Gipuzkoa que las recogidas en la estadística oficial de la Sanidad vasca?

Urkullu y Murga, con mascarilla y otras protecciones, en una visita a la empresa Maier, este lunes

Analizada la estadística oficial, 111 de los 136 fallecimientos causados por la pandemia de coronavirus en Gipuzkoa eran internos de residencias de ancianos, lo que representa un 81% del total. Es un porcentaje muy superior al de Álava (44%) y en Bizkaia no hay datos actualizados con los que hacer la comparativa. Más llamativo aún es que desde hace días la Diputación notifica más muertos en sus centros que el total facilitado por el Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) para el territorio, incluyendo otros enfermos de COVID-19.

¿Ofrece la Sanidad vasca una estadística fiable? En las comparecencias públicas de los distintos portavoces del Departamento de Salud no se dan detalles más allá de remarcar que Euskadi cuenta como fallecidos por la pandemia "todos" los casos con Covid-19 sea cual sea la causa principal del óbito y sea cual sea la procedencia del finado, dando a entender que la estadística facilitada engloba los decesos en las residencias de mayores.

Es cierto que la estadística diaria de Gipuzkoa y Osakidetza no es completamente homologable porque los primeros datos se cierran a las 13.00 horas del día en curso y los segundos a las 20.00 horas de la noche anterior. Sin embargo, analizados los datos durante períodos más largos para evitar ese efecto distorsionador, se comprueba que son más los fallecidos notificados por la Diputación -que ha facilitado a este periódico un Excel con el conteo diario de positivos, recuperados y muertos para la comprobación de los datos- son más que los de Osakidetza, que supuestamente deberían incluir otros fallecimientos de pacientes de COVID-19, que también se están produciendo durante la pandemia al menos en Bizkaia, Álava y otros lugares.

Desde el 1 de abril, Gipuzkoa ha comunicado 100 fallecimientos en centros públicos o privados del territorio. Y Osakidetza 92. Pero la brecha es cada vez mayor en los últimos días conforme la situación es más crítica, sobre todo en centros como Iurreamendi de Tolosa (14 decesos), San José de Ordizia (22), Santa Ana de Zarautz o Berra de Donostia (9), entre otros. Desde el 6 de abril son 79 por 57. Desde el fin de semana, el 'gap' es también importante: 44 por 29. Fuentes de Gipuzkoa inciden en que "diariamente" Osakidetza conoce su estadística de "positivos, fallecimientos y recuperados". "Cada día los centros informan a todas las familias y seguidamente pasamos los datos a Salud y los hacemos públicos", indican desde el área Social de la Diputación.

Fuentes de Salud indican, de su lado, que "se cuentan todos los fallecidos confirmados con COVID-19, todos" y que "lo que importa es el acumulado" de toda la pandemia. Atribuyen las posibles diferencias de datos a cuestiones estadísticas, a posibles retrasos en las notificaciones de fallecidos que hagan que una muerte aparezca antes en el conteo de la Diputación que en el de Sanidad.

La situación de las residencias es uno de los mayores focos de preocupación en esta crisis sanitaria del coronavirus. Sin embargo, no existen estadísticas globales para conocer la fotografía real del problema. Bizkaia, por ejemplo, no facilita datos de muertes desde el 1 de abril y su política es informar al término de cada mes. Los 33 decesos atribuidos a ese territorio quedan muy lejos de la realidad, a tenor de las informaciones y denuncias que se van conociendo en centros Balmaseda, Galdakao o Ermua. Por el contrario, Bizkaia sí es más transparente en cuanto a los trabajadores afectados por el coronavirus, dato que no actualizan Álava o Gipuzkoa. Solamente Gipuzkoa da datos concretos de los centros afectados, algo que Álava dejó de hacer incluso de manera genérica. Finalmente, Álava no incluye en su recuento los centros del Ayuntamiento de Vitoria, que sigue su propia estadística.

En este escenario, el recuento realizado por este periódico arroja que, al menos, se han detectado 2.182 positivos de los cuales 267 habrían fallecido (con la salvedad de que el dato de Bizkaia no es fiable). Es ahora cuando se ha prometido realizar test masivos a todos los mayores y empleados. Alrededor de 80 mayores o discapacitados se han recuperado ya de la COVID-19, asimismo. Todos los datos están desglosados en el mapa, que se actualiza día a día:

Etiquetas
Publicado el
15 de abril de 2020 - 11:21 h

Descubre nuestras apps

stats