La presión hospitalaria de la última ola remite en Euskadi, que ya supera los 250.000 infectados en la pandemia

Vista general del hospital de Basurto

La presión hospitalaria de la última ola de la COVID-19 -que ha sido la sexta y no la quinta en Euskadi, como se aprecia fácilmente en las curvas estadísticas- ha empezado a remitir ya sin que en ningún momento haya alcanzado los niveles de otras fases. Es más, si el ciclo de subida de los contagios duró cinco semanas, el del incremento de los ingresos se ha quedado en tres. Esta semana han sido internadas 355 personas con cuadros severos de coronavirus, un 5,6% menos que en los siete días anteriores. Ese pico, con 376 casos, contrasta con los 673 que fueron el máximo después de Semana Santa.

Por segunda semana seguida también han bajado los infectados. Han sido 6.600 tras los 811 nuevos de este domingo, que elevan ya el listón total por encima de 250.000 en toda la pandemia. Es como si toda la ciudad de Vitoria hubiese contraído el virus o como si todo el público de cinco estadios como San Mamés se hubiese contagiado. Es una bajada semanal de los positivos del 25% y de casi el 37% respecto al gran pico de hace dos domingos, que supuso la peor semana de toda la pandemia en cuanto a nuevos infectados. La tasa de positividad (que mide los casos confirmados en relación al total de pruebas) también mantiene una tendencia decreciente pero sigue en más del doble del umbral que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ve crítico e indicativo de transmisión comunitaria, el 5%. Esta semana ha marcado un 11,25%, que son aún los niveles más altos de toda la segunda fase de la pandemia y que vienen motivados por la naturaleza más expansivo de la variante delta del Sars-Cov-2. Eso sí, no son comparables los números de la primera ola, ya que apenas había pruebas diagnósticas.

Los nuevos casos de este domingo se reparten en 472 en Bizkaia, 188 en Gipuzkoa y 114 en Álava, que vive a la expectativa de si las aglomeraciones en las fiestas de Vitoria supondrán o no un frenazo en el descenso de los contagios. La tasa de incidencia a 14 días por cada 100.000 habitantes, según las estimaciones de este periódico, se situarían en el entorno de 730. En cuanto a los hospitales, 35 personas con COVID-19 entraron en Osakidetza en las últimas 24 horas y en UCI hay 66 pacientes críticos. Es uno menos que el dato anterior, pero no se puede precisar si es por una mejoría o por una defunción.

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadisobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.

Etiquetas
Publicado el
8 de agosto de 2021 - 12:58 h

Descubre nuestras apps

stats