Los desahucios vuelven a Luna 32 este martes: el Ayuntamiento de Madrid desalojará a 16 personas en 5 viviendas

Varias de las personas que temen ser desahuciadas en las próximas semanas en Luna 32

Somos Malasaña


1

La de este martes será una nueva mañana gris en la calle Luna, a escasos metros de la Gran Vía de Madrid. El Ayuntamiento tiene previsto desalojar a otras 16 personas que se encuentran viviendo en su edificio del número 32, alojados en cinco viviendas. Será a primera hora y, si se cumplen el mismo protocolo que en ocasiones anteriores, contará con un gran despliegue policial.

El Ayuntamiento de Madrid desahucia Luna 32: "No puedo irme, necesito un sitio para mis hijas"

Los habitantes de Luna 32: "No puedo irme, necesito un sitio para mis hijas"

Los desahucios de este martes serán los terceros desde que se puso en marcha el procedimiento municipal para vaciar el antiguo Palacio de la Infanta Carlota. El 3 de noviembre se marcharon por orden judicial los primeros habitantes de este espacio, un inmueble de titularidad municipal desde el año 2005, cuando se inició la expropiación forzosa a un inversor iraní -Teafi Alí- que había adquirido antes esta joya de 1775 ideada por Juan de Villanueva. El expropietario destrozó parte del palacio con una reforma sin atender a su valor patrimonial, al poco de adquirirlo a través de su inmobiliaria, Cintia Real.

Algunos inquilinos de los que quedaban de aquella época, que pagaban un alquiler para poder residir allí y se quedaron cuando se produjo el cambio de propiedad, ya se han marchado gracias a que el Ayuntamiento les ha ofrecido un alquiler social. Otros que llegaron después no han tenido tanta suerte y de los desahuciados este martes solo se va a ofrecer alojamiento alternativo a nueve personas (una de ellas menor de edad), que se encuentran en situación de vulnerabilidad, informan a Somos Malasaña fuentes de los servicios sociales municipales.

Sin agua y 29 expulsados, según los vecinos

La que se convirtió en la mayor bolsa de infravivienda pública en la ciudad de Madrid tiene los días contados, sobre todo después de que se hayan empeorado las condiciones de habitabilidad del edificio, del que se cortó el agua corriente en diciembre, denuncian desde la asociación vecinal SOS Malasaña, quien indica que fue el Ayuntamiento el que informó al Canal de Isabel II que ya no residía nadie en el inmueble. El agua se restableció al día siguiente al informar los habitantes del edificio que que seguían viviendo allí.

SOS Malasaña asegura que la cifra de desalojados este martes se elevará a 29 personas: una familia de diez personas (con dos niños) que residen en un tercero, otra de tres personas (una de ellas niñas) que viven en el quinto, una pareja muy joven que ocupa uno de los locales y un segundo piso en el que se juntan 14 personas (4 de ellas niños) en un segundo. La organización vecinal afirma que a ninguna de ellas se les ha ofrecido una alternativa habitacional “más allá de dos o tres meses en un piso compartido, una pensión o un albergue”.

“Es un acoso inmobiliario y un goteo salvaje de desahucios”, añaden a la vez que informan de que muchos vecinos se están marchando a otros lugares “para no pasar el trago de que te echen”. También denuncian que el consistorio no tiene ningún destino previsto para el edificio municipal una vez que se quede vacío. Además, alertan sobre la inestabilidad y la incertidumbre que están sufriendo las personas sobre las que acecha el desahucio.

El área de Servicios Sociales asegura que ha hecho un seguimiento de la situación de todas las personas desahuciadas mañana y que tanto Samur Social como el Servicio de Asesoramiento a la Emergencia Residencial estarán presentes en la actuación por si hiciera falta su presencia en algún caso.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats