PP y Ciudadanos quieren abrir un gran centro cultural para Malasaña en el edificio del Museo ABC

Entrada actual al Museo ABC, en la calle Amaniel

El Ayuntamiento se plantea recuperar la cesión del edificio del Museo ABC del dibujo y la ilustración, cerrado desde hace casi un año, para destinarlo al traslado y ampliación del centro cultural de Malasaña, actualmente ubicado en un pequeño edificio de la calle Palma. Así lo pedirán formalmente los partidos que forman parte del Gobierno municipal -PP y Ciudadanos- este miércoles durante el pleno de la Junta de Centro.

La proposición reclama "que la Junta Municipal del Distrito Centro proceda a trasladar el Centro Cultural Clara del Rey a las dependencias que actualmente albergan el Museo ABC", reza el texto al que ha tenido acceso Somos Malasaña y que necesitaría del apoyo de alguno de los grupos de la oposición -Más Madrid, Vox o PSOE- para salir adelante, algo que se producirá sin ninguna duda, según fuentes consultadas por este periódico.

El Museo ABC se abrió en 2010 para dar cobijo a la colección de dibujos de 1.500 artistas que desde 1891 fue acumulando el diario ABC  hasta reunir un fondo de más de 200.000 obras. Su creación fu posible gracias a una cesión municipal del edificio que albergó la primera fábrica de Mahou, en la calle Amaniel. Reformado con un proyecto del arquitecto José López Salaberry, el edificio dispone de 3.500 metros cuadrados distribuidos en seis plantas. Allí se trasladarían próximamente las actividades del actual Centro Cultural Clara del Rey, que cuenta con unos exiguos 750 metros cuadrados y es un espacio con instalaciones deficientes y en el que no cabe ni siquiera un salón de actos.

La idea del traslado de Clara del Rey lleva rondando en el Ayuntamiento de Madrid desde el mandato de Carmena. De hecho, se proyectó un gran centro cultural para Malasaña que lo supliera en el edificio del número 68 de la calle San Bernardo, en las cuatro plantas superiores al parque de bomberos (unos 2.000 metros cuadrados). Sin embargo, el cambio de gobierno municipal anuló ese proyecto para destinar el edificio a oficinas del área de Deportes. El actual concejal de Centro, José Fernández, prometió que instalaría esa dotación dentro del Centro Cultural Conde Duque, pero esos planes nunca se llegaron a concretar, pese a lo anunciado.

"No creo que este centro se vaya a Conde Duque. Tengo mucha desconfianza sobre el futuro de este lugar", advertía en septiembre de 2019 la penúltima directora de Clara del Rey, Maite Escolano, antes de su despedida, en una entrevista con Somos Malasaña. Entonces reclamaba para el barrio "un centro cultural con un presupuesto para programación y con unas instalaciones que sus habitantes puedan disfrutar. Yo me alegraré el día que por fin este sitio cambie de lugar a un sitio digno, porque es una cutrez. Tal cual se lo dije al concejal".

El edificio de la calle Palma, que actualmente alberga Clara del Rey, se dedicaría a ampliar la cercana escuela infantil de El Duende, con entrada desde la plaza Dos de Mayo pero comunicada con este inmueble, según lo que prevén PP y Ciudadanos. Este cambio también será votado el miércoles dentro de la misma propuesta que contempla el traslado del centro cultural al edifico del Museo ABC.

Por su parte, la dirección del Museo ABC ha guardado un discreto silencio sobre su futuro desde que la Asociación Profesional de Ilustradores (APIM), organización muy cercana a la institución, anunciara que cerraba sus puertas, así como el previsible traslado de los fondos de su colección al cercano centro Conde Duque. En declaraciones a Somos Malasaña fuentes del museo sólo accedieron a comunicar que seguirían cerrados "unos meses más", desmintiendo en todo caso el fin definitivo del proyecto.

Como hemos dicho anteriormente, el edificio de la calle Amaniel fue cedido gratuitamente por el ayuntamiento de Madrid a la Fundación Colección ABC, en el año 2007 y con Gallardón en la alcaldía, a través de un convenio firmado con Soledad Luca de Tena, la entonces presidenta del Patronato cultural y sin ánimo de lucro que tiene por objeto, básicamente, la conservación, custodia, difusión y promoción de la colección artística del diario ABC.

El acuerdo de cesión tenía una validez de 30 años desde su inauguración en 2010, pero siempre y cuando se mantuviera el destino para el que se cedía. Finalizado ese plazo, estaba contemplado que el edificio volviera a manos municipales "con todas sus pertenencias y accesorios".

Pese a la propuesta que irá al pleno de Centro este miércoles, el área de Cultura guarda silencio sobre el futuro del edificio. A preguntas de la concejal socialista Mar Espinar en la comisión del ramo este martes, el director general de Bibliotecas, Archivos y Museos afirmó que el Consistorio está negociando con el grupo Vocento (propietario del diario ABC) una solución para este espacio que conjugue dos objetivos: "Mantener el uso público del edificio, tal y como se recoge en el convenio" y "salvaguardar la colección y que esté a disposición de los madrileños", ha explicado. Emilio del Río ha añadido a Espinar que estaba "seguro de que le va a gustar el resultado final" de las negociaciones, sin aludir a la información que Somos Malasaña publica este martes.

Etiquetas
Publicado el
16 de febrero de 2021 - 06:57 h

Descubre nuestras apps

stats