eldiario.es

9
Menú

Podemos aparta a Rosana Alonso de las primarias y deja el camino libre a Verónica Ordóñez

La dirección nacional del partido expulsa a la secretaria general de la formación en Cantabria acusada de incumplir el Código Ético por no actuar ante la denuncia de acoso laboral contra el diputado José Ramón Blanco

- PUBLICIDAD -
Rosana Alonso, diputada de Unidos Podemos por Cantabria.

Rosana Alonso, diputada de Unidos Podemos por Cantabria.

La dirección estatal de Podemos ha apartado a la diputada nacional y secretaria general de la formación en Cantabria, Rosana Alonso, del proceso de primarias que acaba de abrirse para elegir al cabeza de lista en las elecciones autonómicas que se celebrarán el próximo mes de mayo. 

Esta decisión viene motivada por el expediente que el Comité de Seguridad y Salud Laboral ha abierto contra Alonso, a la que acusan de haber incumplido el Código Ético por no haber actuado en la  denuncia por acoso laboral que dos dirigentes del partido -la diputada Verónica Ordóñez y la secretaria general en Santander, Lidia Alegría- y una trabajadora han presentado contra el diputado, José Ramón Blanco. 

Además de Alonso, según ha adelantado El Faradio, la dirección de Podemos también acordó este viernes expulsar del proceso al secretario de Organización, David González, y a la secretaria de Feminismos y LGBT+, Belén Milán, por los mismos hechos, por haber ocultado las denuncias. El órgano instructor considera que se trata de un incumplimiento "muy grave" del Código Ético y sostiene que "estas personas, por sus actuaciones y sus conductas de graves faltas de respeto y autoritarismo no deberían poder ostentar cargo de responsabilidad alguna en el partido”.

Podemos Cantabria acaba de abrir la convocatoria de las primarias. El plazo para preinscribir las candidaturas terminó el pasado 16 de octubre, mientras que la campaña arrancará el próximo 16 de noviembre, siendo la votación del 20 al 25 de este mes. Con José Ramón Blanco fuera de juego acusado de "insultos, vejaciones y amenazas" y con su mano derecha, Rosana Alonso, apartada del proceso, el 'sector oficialista' queda prácticamente desarticulado para disputar este proceso y deja el camino libre a la candidatura de la diputada Verónica Ordóñez y del conocido como 'clan castreño', ambos enfrentados desde hace meses por el control del partido.

De hecho, el pasado mes de abril Alonso y Ordóñez ya  se habían disputado la secretaría general en un proceso que se saldó con la victoria clara de Alonso y que parecía poner fin a la guerra cainita que se viene fraguando en el partido prácticamente desde su concepción.

Tras trascender en los medios que estaba siendo investigada por el Comité de Seguridad y Salud Laboral, Alonso manifestó que no había tenido oportunidad de aportar su visión de lo sucedido y acusaba a este órgano de no haber precisado más prueba que las declaraciones de las denunciantes y de sus testigos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha