Casado rompe todo lazo con el Gobierno y lanza su plan para que la desescalada se "compense con los intereses económicos"

El líder del PP, Pablo Casado, este martes, durante su primera rueda de prensa en más de tres semanas.

Escudándose en el argumento de no querer "contribuir a arruinar la economía española", el líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha decidido romper cualquier resquicio de negociación y entendimiento con el Gobierno, tanto en la gestión de la crisis del coronavirus como de cara al complejo futuro económico al que la pandemia ha abocado a todo el planeta. El dirigente conservador recalcaba este martes su 'no' a la quinta prórroga del estado de alarma que debatirá el Congreso de los Diputados la próxima semana y anunciaba que no iniciará ningún diálogo con el Gobierno para contribuir a aprobar los próximos Presupuestos.

El plan alternativo del PP al estado de alarma: tres leyes que no permiten al Gobierno limitar la movilidad

El plan alternativo del PP al estado de alarma: tres leyes que no permiten al Gobierno limitar la movilidad

En su primera rueda de prensa en más de tres semanas, Casado dejaba claro que esas dos negativas son innegociables para el PP, pese al acuerdo que logró con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su última reunión telemática del 20 de abril para constituir la Comisión para la Reconstrucción Económica y Social en el Congreso de los Diputados con la idea precisamente de forjar unos nuevos pactos de Estado. "No hay negociación posible", insistía el líder de los populares este martes, refiriéndose tanto a la prolongación del estado de alarma como a la aprobación de unos nuevos Presupuestos. "No vamos a entrar en la gobernabilidad de un Ejecutivo de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias", añadía.

Frente a un Gobierno al que acusa constantemente de "mentir" y de actuar con "irresponsabilidad" e "ineficacia", Casado quiere centrarse en reforzar su papel como líder de la oposición. Mientras, su batalla por el electorado de centro derecha con Vox y Ciudadanos le situó la semana pasada en tierra de nadie con la abstención en el debate clave sobre el estado de alarma, tras un durísimo discurso contra el Ejecutivo.

Su "alternativa" de Gobierno al formado por la izquierda se construirá, por tanto, de forma paralela a la citada comisión parlamentaria. El líder del PP daba este martes el primer paso en ese complejo camino con la presentación de un "plan B" a la desescalada por fases planteada por el Ejecutivo y que Casado considera "caótica y partidista". La estrategia bautizada como "Activemos España" pasa por la creación de una especie de Gobierno en la sombra para el que el líder conservador ha fichado a la expresidenta del Congreso Ana Pastor; al consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid, Enrique López; y a la exministra y exconsejera autonómica Elvira Rodríguez.

Una estrategia para que "todo el mundo pueda trabajar"

Los tres dirigentes populares se encargarán de poner en marcha un "ciclo de reuniones semanales con expertos en materia sanitaria, económica y jurídica", siempre bajo la premisa de que "la desescalada se tiene que compensar con los intereses económicos".

Lo que plantea el líder del PP es que el desconfinamiento no se ciña en exclusiva a criterios sanitarios, sino que también tenga en cuenta los intereses de los empresarios, que presionan a las autoridades públicas para que se retome cuanto antes toda la actividad económica. "El confinamiento no puede ser eterno", señalaba Casado, durante su comparecencia ante los medios, para argumentar su teoría. "El distanciamiento se debería hacer por grupos de riesgo y no por horas. De esta manera todo el mundo podría trabajar".

Frente a los planes que el Gobierno ha consensuado con la comunidad científica, Casado plantea el uso obligatorio de mascarillas en la calle y que sea recomendable para mayores de 65 años en espacios cerrados, así como test masivos y la puesta en marcha de la huella digital con código QR para rastrear a los posibles infectados.

En materia económica, además de abogar por extender los ERTE hasta el 31 de diciembre, tan solo 24 horas después de que el Ejecutivo lograra un acuerdo con patronal y sindicatos para prolongarlos hasta finales de junio, Casado plantea una bajada generalizada de impuestos. El líder del PP quiere exonerar del pago de tributos para la apertura de nuevas empresas, la extensión de una tarifa plana de autónomos de 50 euros, contratos bonificados para la reincorporación al mercado laboral así como otros "estímulos fiscales".

Mermar el "gasto superfluo"

Esos recortes de ingresos en las arcas públicas se podrían compensar, según Casado, mermando "el gasto superfluo" con la supresión de "cargos de libre designación", cancelando la subida del sueldo de los cargos electos o con una "agenda ambiciosa de reformas para agilizar la burocracia".

En el medio y largo plazo el líder del PP plantea un pacto de Estado por la Sanidad al que quiere denominar "Pacto Cajal" y con el que pretende "adaptar el sistema de salud con financiación suficiente, potenciar la industria nacional y crear una Agencia de Salud Pública y Calidad Asistencial". Apuesta, además, por "no dejar a nadie atrás de verdad" recuperando el proyecto de "tarjeta social" que centralice todas las ayudas a las que tiene derecho cada ciudadano "para evitar duplicidades".

También reclama Casado "adaptar la economía a los nuevos tiempos" potenciando la digitalización, el teletrabajo, la flexibilización horaria y la extensión de las bajas laborales a los colectivos en riesgo.

"El Gobierno va hacia un precipicio"

Más que unas propuestas para comenzar una negociación con el Gobierno, el líder del PP presentaba sus iniciativas como una "alternativa" sobre la que no cabe discusión política. Según explicaba, su partido no tiene nada que hablar con un Ejecutivo del que, de nuevo, ha culpado de los más de 26.000 muertos que ha provocado la pandemia en España.

A su juicio, la "tardía" respuesta del Gobierno y su "incompetente gestión" han causado más fallecidos por la COVID-19 y más sanitarios contagiados en España. "Vemos que el Gobierno está yendo a un precipicio y no le podemos acompañar", zanjaba.

Etiquetas
Publicado el
12 de mayo de 2020 - 22:22 h

Descubre nuestras apps

stats