eldiario.es

Menú

Ribera Salud recurrirá en los tribunales contra la decisión de no prorrogar la concesión

La concesionaria del hospital de Alzira dice que la recuperación por la Generalitat es una "decisión ajena al interés público" y "puramente ideológica"

- PUBLICIDAD -
Alberto de Rosa, consejero de Ribera Salud

Alberto de Rosa, consejero de Ribera Salud.

La empresa Ribera Salud ha anunciado que recurrirá a los tribunales ante la apertura por parte de la Generalitat del proceso para hacerse cargo desde la red pública de la gestión del hospital de Alzira y del área de salud de la Ribera, una vez se cumplan en 2018 los 15 años de la concesión que gestiona. "Con las medidas legales necesarias, defenderemos los derechos de los ciudadanos porque creemos que el modelo concesional les da un mejor servicio público", ha señalado en un comunicado. "Y también los derechos de nuestros profesionales porque creemos que van a perder un modelo de desarrollo profesional único en España".

Este martes, la consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, la socialista Carmen Montón, anunciaba el inicio del proceso para recuperar la gestión pública del hospital de Alzira y la atención primaria en la zona, en manos de Ribera Salud. La empresa ha salido en defensa de su gestión, que desarrolla desde 1999 (primero gestionó solo el hospital y posteriormente se le adjudicó en un nuevo concurso toda el área de salud porque la primera opción no resultaba rentable), "un modelo de atención sanitaria de éxito que atiende con altos niveles de satisfacción al 20% de la población valenciana", asegura la empresa.

La concesionaria, cuya actividad ha sido financiada con fondos públicos, apunta que en estos años ha invertido más de 500 millones de euros en la construcción y mejora de infraestructuras sanitarias y que, según los datos "oficiales" de la Conselleria de Sanidad en la última memoria públicada, "los hospitales y centros de salud gestionados por Ribera Salud "registran unos óptimos indicadores de salud, tiempos de espera más reducidos y el índice de satisfacción de los pacientes está por encima de la media del resto de los departamentos de salud".

Ribera Salud asegura que "la reversión es una decisión ajena al interés público" y "puramente ideológica". Según los datos que aporta, la empresa ha generado "5.000 nuevos empleos directos y cerca de 9.000 indirectos".

"Los hospitales y centros de salud gestionados por nuestro grupo", indica la empresa de la que es consejero delegado Alberto de Rosa, "registran unos óptimos indicadores de salud, tiempos de espera más reducidos y el índice de satisfacción de los pacientes está por encima de la media del resto de departamentos públicos de salud". La concesionaria del hospital de la Ribera acaba ratificando su "compromiso" con los ciudadanos de la comarca a los que garantiza que "durante todo este proceso van a seguir recibiendo una asistencia sanitaria pública excelente como la que han tenido estos 18 años".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha