eldiario.es

Menú

El fiscal fuerza un juicio penal contra un simpatizante de Podemos por intentar colgar carteles en campaña

El alcalde de Torreblanca, del PP, recriminó e impidió al vecino poner su publicidad en una farola junto con la de otros partidos

30 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Propaganda electoral que no pudo colgar en Torreblanca.

Propaganda electoral que no pudo colgar en Torreblanca.

Un simpatizante de Podemos de Torreblanca (Castellón) será juzgado por lo penal tras un altercado con el alcalde del municipio, del PP, que le recriminó y le impidió colgar carteles del partido de Pablo Iglesias en una farola, junto con la propaganda de otros formaciones.

Los hechos sucedieron el 19 de Mayo hacia las 11 de la mañana, seis días antes de las elecciones europeas. Agustín Jiménez, simpatizante de Podemos, se disponía, siempre según el atestado policial, a pegar “panfletos” en una farola. El alcalde, sentado en la terraza de un bar próximo, se lo recriminó, “ya que ensuciaba con esto el ornato y decoro del mobiliario urbano”.

Según el denunciado, las farolas de esa zona de Torreblanca  tenían publicidad de otros partidos, al menos, de PP y PSOE. A continuación, y según la policía local, Jiménez empezó a increpar al primer edil, Juan Manuel Peraire, al que calificó de “cacique”, “fascista” e incluso amenazó: “te colgaré de los huevos”.

Jiménez niega los insultos y, como reconoce implícitamente el atestado del jefe de la policía local, se marchó sin colgar los carteles. Tampoco fue advertido de que se iba a presentar denuncia contra él, como finalmente sucedió.

Según el abogado de Jiménez, Héctor Pallarés, el alcalde elevó la denuncia como una infracción puramente administrativa  a la subdelegación del Gobierno, que a su vez trasladó el asunto a la Fiscalía de Castellón. Ésta, para sorpresa de Pallarés, convirtió el asunto en un juicio penal, “un juicio político”, en opinión del letrado.

Jiménez está acusado de una falta leve de desobediencia a la autoridad castigada con penas de multa de 10 a 70 días. Será juzgado en octubre en el Juzgado de Instrucción número 5 de Castellón. Pese a que, según la policía, Jiménez insultó al alcalde “ante la mirada estupefacta de los vecinos que pasaban” por el lugar, todos los testigos citados por la autoridad municipal son del PP o trabajan en el ayuntamiento, según Pallarés.

El abogado, por el contrario, cree que el alcalde y la policía pudieron cometer un “delito de coacción” al impedir colgar propaganda en un lugar habitualmente utilizado para ello. Peraire es desde 2007 alcalde de Torreblanca, donde Podemos aún no tiene círculo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha