eldiario.es

Menú

"Siemens Gamesa nos ha declarado la guerra"

Los trabajadores de la multinacional se sienten engañados y se preparan para una dura etapa de movilizaciones en un intento de parar los despidos anunciados

- PUBLICIDAD -
Un aerogenerador de Siemens Gamesa.

Un aerogenerador de Siemens Gamesa.

La plantilla de Siemens Gamesa se prepara para una larga movilización en un intento de frenar, o al menos reducir, los despidos propuestos por la multinacional. En total, en Navarra y en Euskadi esos despidos ascienden a 155 de los 272 previstos para todo el país. Los sindicatos representados en Siemens Gamesa incluso se han levantado  de la mesa de negociación del ERE planteado por la empresa al considerar que esta ha vulnerado el período de información y consulta al filtrar la información con sus planes a la plantilla al mismo tiempo que se la facilitaba a las centrales. Clara Fernández, coordinadora estatal de Comisiones Obreras en Siemens Gamesa y delegada en el centro de Zamudio, asegura que se trata de "una declaración de guerra".

"Ya nos lo han hecho [la dirección] en anteriores reuniones con el comité de empresa y les advertimos para que no lo hiceran. Es una actuación de mala fé y un mal comienzo para empezar a negociar", recalca Fernández. 

Sobre el número de despidos, la delegada de Comisiones Obreras asegura que la plantilla se ha sentido sorprendida y desbordada por la magnitud. "Despedir a 48 personas en el centrro tecnológico de Zamudio, que es la sede social de la empresa, es una barbaridad. La plantilla se siente engañada. Hace seis meses todos se felicitaban por la operación, pero ahora vemos que no hay plan de negocio ni catálogo de producto".

En parewcidos términos se expresa, Pui Rémirez, delegada de ELA en Siemens Gamesa, quien advierte a la multinacional de que tendrá "enfrente" a los trabajadores si sigue adelante con sus planes.

"Cuando se produjo la fusion entre Siemens y Gamesa hace unos meses se dijo que no iba a suponer ningún despido. Pero la situación ha cambiado y ahora sobran trabajadores. Para nosotros cualquier despido ya es demasiado, así que nos vamos a movilizar". Los trabajadores, añade Pui Rémirez, "están nerviosos. Todo el proceso es un despropósito". Las movilizaciones en contra de la medida ya han comenzado con una concentración de delegados sindicales  ante la sede de la empresa en Zamudio (Bizkaia). Para el próximo lunes se han convocado asambleas de trabajadores en todos los centros afectados por el recorte de plantilla y al día siguiente se celebrará una concentración de trabajadores.

El plan detallado de la multinacional prevé una reducción de plantilla de 272 personas en España durante este año fiscal (octubre 2017 – septiembre 2018), y se engloba dentro de la reestructuración global de un máximo de 6.000 empleados en 24 países de todo el mundo anunciada el pasado 6 de noviembre. Esta medida está distribuida entre las distintas áreas de la compañía: Servicios (149), Onshore (92), Offshore (24) y Corporativo (7). Por centros de trabajo, el plan afectará en Navarra a Sarriguren (92), Orcoyen, (11) y Agustinos (4); a Madrid (78); Zamudio en Bizkaia (48); Albacete (4); Medina del Campo en Valladolid (5); Burgos (2); Santiago de Compostela en Galicia (6); Arnedo en La Rioja (4); Torremolinos en Málaga (6); Paterna en Valencia (5) y Zaragoza (7).

"Afectación mínima"

En su día, los gobiernos vasco y navarro se apresuraron a minimizar el impacto de los despidos en las dos comunidades. "La empresa está adoptando decisiones a nivel europeo importantes, que afectan a plantas y a muchos empleos en Alemania, Dinamarca y entre otros lugares", trató de tranquilizar el portavoz del Ejecutivo de Vitoria, Josu Erkoreka. Según las conversaciones y los "primeros contactos" mantenidos vía teléfonica con los responsables de la empresa "sus planes, si afectan en algo a Euskadi, tendrán un impacto mínimo".

"La empresa considera que las decisiones que había que tomar en relación con las plantas existentes en Euskadi, ya se tomaron en el pasado. Los ajustes que tenían previstos ya se llevaron a cabo y, por tanto, si alguna incidencia van a tener en las plantas de Euskadi las medidas que está adoptando a nivel europeo, se tratará de una incidencia mínima", ha añadido.

Tapia: "No ha cumplido su palabra"

La consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, ha afirmado que Siemens Gamesa no ha cumplido su "palabra" al anunciar el despido de 48 trabajadores en Zamudio, un extremo que, según ha asegurado, no coincide con la información adelantada al Gobierno vasco hace 15 días.

Tapia, que ha puesto en duda el "rigor" y "transparencia" del proceso de ajuste en la compañía, ha pedido un "ejercicio de responsabilidad" con "su centro de decisión", así como con sus trabajadores y proveedores.

En declaraciones posteriores al anuncio de acometer 48 despidos, la consejera ha exigido a Siemens Gamesa que "confirme con hechos constatables" su compromiso con Euskadi.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha