eldiario.es

Menú

Calparsoro archiva la denuncia contra Bilbao por sus palabras sobre los defraudadores

El fiscal superior considera que en las declaraciones del diputado general no existe ningún tipo de delito ni de encubrimiento, ni de omisión de impedir delitos o de promover su persecución, como planteaba UPyD.

Bilbao se refirió a "los que hacían pagos con fajos de billetes sin demostrar su origen, los que tenían grandes sumas de dinero en paraísos fiscales y cuyos nombres no salen a la luz, los que han repatriado dinero de origen desconocido y van por la calle como unos señores".

Calparsoro añade que tampoco "se trata de abrir una causa general interrogando a los responsables de Hacienda de estos años o a los altos funcionarios. No contamos con indicios necesarios para ello".

- PUBLICIDAD -
José Luis Bilbao durante un partido de baloncesto.

José Luis Bilbao, durante un partido de baloncesto.

El fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro, ha archivado la denuncia presentada por UPyD contra el diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao, por sus declaraciones sobre la actitud de algunos defraudadores en Bizkaia que causaron un enorme revuelo político, según el decreto de la Fiscalía al que ha tenido acceso eldiarionorte.es. Calparsoro asegura en su decreto que las explicaciones ofrecidas en su declaración por el diputado general aclaran y precisan sus palabras y "no se dan los requisitos para ejercer acciones penales" contra José Luis Bilbao.

La polémica se produjo a partir del discurso que realizó el máximo representante de la Diputación Foral  durante el pleno de política general del 30 de septiembre pasado en el que hizo referencia a "los que hacían pagos con fajos de billetes sin demostrar su origen, los que tenían grandes sumas de dinero en paraísos fiscales y cuyos nombres no salen a la luz, los que han repatriado dinero de origen desconocido y van por la calle como unos señores".

En la misma intervención, en la que anunció que no se presentaría a la reelección y que abandonaba la primera línea de la política, apuntó también que todas estas personas podían estar "tranquilas" porque, a diferencia de otros líderes politicos, nunca iba a escribir sus memorias.

La decisión del fiscal superior no ha sorprendido a nadie. Juan Calparsoro, desde un principio, ya indicó que interpretaba las palabras del diputado general de Bizkaia como unas declaraciones dentro de la libertad política. "Cuando escuché a José Luis Bilbao pensé que se estaba refiriendo a asuntos que, probablemente, en su momento habría remitido a los juzgados y no creo que lo hiciera" en alusión a otro tipo de posibles delitos, "porque la obligación" de la institución foral es remitirlo a la Fiscalía o el juzgado de instrucción, apuntó en su momento. El fiscal superior entiende que sus declaraciones fueron genéricas y entiende que le bastaron las explicaciones que le dio cuando le tomó testimonio.

En su declaración ante el fiscal, Bilbao precisó que cuando se refería a las personas que hacian "pagos con fajos de billetes sin demostrar su origen" se estaba refiriendo a "un hecho muy conocido" de "un alto cargo político" que no llegó a nombrar -según se recoge en la declaración del propio Bilbao que acompaña al archivo de la causa, a la que ha tenido acceso eldiarionorte.es- pero que de la declaración el fiscal entendió que se refería al caso del dirigente socialista vasco Melchor Gil, caso que fue llevado ante los tribunales por la Hacienda vizcaína. La Fiscalía de la Audiencia de Bizkaia archivó en mayo de 2012 la denuncia presentada por la Diputación foral contra el entonces vicesecretario general del PSE vizcaíno y cuñado de Patxi López, por un presunto caso de tráfico de influencias al no apreciar la existencia de delito penal. La Hacienda foral sospechaba del origen de 419.000 euros que el dirigente socialista había ocultado en las declaraciones del IRPF entre 2005 y 2009.

Encubrir corruptos y respeto de UPyD

Ahora, tras haberle tomado declaración en sede judicial, Calparsoro ha decidido a través de un decreto de fiscalía archivar la denuncia de UPyD al entender que se ha producido ningún hecho delictivo. En la denuncia de UPyD, se instaba a investigar si la actitud de Bilbao podía enmarcarse en  los artículos 450 y 451 del Código Penal que contemplan "la omisión de los deberes de impedir delitos o de promover su persecución" y de "encubrimiento". Calparsoro señala que tampoco "se trata de abrir una causa general interrogando a los responsables de Hacienda de estos años o a los altos funcionarios. No contamos con indicios necesarios para ello", concluye, a la hora de archivar la causa.

Las declaraciones provocaron una oleada de críticas políticas. Pero el partido de Gorka Maneiro dio un paso más un presentó una denuncia ante la Fiscalía Superior del País Vasco. La formación liderada en Euskadi por Maneiro considera que Bilbao podría haber incurrido en "una actitud delictiva",  concretamente de "omisión de los deberes de impedir delitos o de promover su persecución", y también de "encubrimiento".

En un comunicado, UPyD ha mostrado su respeto a la decisión de Calparsoro aunque cree que no entra en el fondo de la cuestión. "No era tanto que pensáramos que Bilbao hubiera cometido delito, que también, como que había que investigar qué hechos delictivos había detrás de sus declaraciones. En todo caso, esperamos que antes o después se conozca la verdad y que puedan destaparse todos los comportamientos delictivos habidos durante años en Euskadi", añade la formación de Maneiro.

Bilbao siempre negó que hubiera encubierto a corruptos y aseguró que todos los casos en los que había indicios de posibles delitos se habían trasladado a la justicia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha