eldiario.es

Menú

La crisis devasta la construcción: la mitad de trabajadores al paro y 13.000 empresas cerradas

La construcción ha sido la parte de la economía vasca más castigada por la crisis, hasta el punto de que uno de cada tres empleos desaparecidos se asocia a este sector

- PUBLICIDAD -
El paro baja en 298.200 personas hasta los 4.850.800 desempleados

El sector de la construcción es el que más ha sufrido la crisis en Euskadi. EFE

El sector de la construcción ha sido, con notable diferencia, la parte de la economía vasca que ha sufrido más la crisis, lastrando el PIB de la comunidad. Por ejemplo, las viviendas terminadas y el presupuesto asociado a las licencias de obra se han reducido entre 2008 y 2014 en un nivel superior al 65%. Y en el mismo periodo de tiempo se han perdido más de 35.000 empleos directamente en el sector de la construcción. Es decir, uno de cada tres empleos netos que han desaparecido en la economía vasca entre 2008 y 2014 se asocia a la construcción. A este impacto directo en el empleo sectorial, habría que añadir el impacto en el empleo en sectores afines tanto de la industria auxiliar de la construcción, como del sector servicios.

Para evidenciar la importancia de esta pérdida de empleo, hay que considerar que estas 35.000 personas ocupadas supondría en la actualidad el 3,5% de la población activa de Euskadi (porcentaje significativo dado que la tasa de paro es el 15% de la población activa en 2015). Según  un informe del Observatorio Vasco de la Vivienda (dependiente del Gobierno vasco) es improbable que el peso relativo del sector y su contribución al PIB y el empleo de la comunidad puedan volver a alcanzar niveles semejantes a los años previos a la crisis (en torno al 8%).

Así, la apuesta por la rehabilitación puede resultar “una vía parcial de compensación de la menor actividad prevista en la obra nueva sobre la que se ha asentado la base de este crecimiento en los últimos años”. No obstante, para “poner en valor la rehabilitación, regeneración y renovación urbana, falta mucho camino por recorrer. Si bien se avanza en la dirección correcta, los pasos que se dan son todavía pequeños y lentos”, se apunta en el documento.

Aunque es bien conocido el sufrimiento que ha atravesado el sector de la construcción, los datos reflejan aún de forma más descarnada la crisis que ha sufrido. La crisis ha acabado con una significativa parte del tejido empresarial del sector que existía en la etapa previa del boom inmobiliario. En total, han desaparecido 13.326 empresas o establecimientos, uno de cada tres. En el caso de las actividades inmobiliarias el impacto de la crisis sobre el tejido empresarial ha resultado superior, de modo que en 2014 apenas queda la mitad de los 5.901 establecimientos existentes en 2008.

El balance del proceso de destrucción de empleo en el sector en estos siete años tras el comienzo de la crisis resulta más elocuente aún. Mientras que en 2008 existían 82.900 empleos, en 2014 esta magnitud se sitúa en 47.000 empleos, de forma que se ha perdido cerca del 45% del empleo del sector en siete años. En términos relativos al conjunto del empleo vasco, el sector ha disminuido de forma acusada su peso en el empleo vasco desde el 8,4% en 2008 al 5,3% en 2014.

Esta gran contracción del empleo contrasta con el escaso incremento del mismo en el período previo a la crisis: en el período 2001-2008 el empleo del sector de la construcción apenas se incrementó en 7.000 empleos netos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha