eldiario.es

9

La Junta denunciará los PGE en la Justicia europea por el trato a la línea de trenes Algeciras-Bobadilla

Elena Cortés anuncia medidas legales contra el Gobierno por incumplir el reglamento que obliga a culminar la línea en 2020.

Cortés (IU) destaca como "prioridad" la banca pública y aboga por aprobar la ley en paralelo al presupuesto de la Junta

La consejera de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, Elena Cortés, ha anunciado este jueves que, de no modificarse la consignación presupuestaria “absolutamente insuficiente” para la línea de ferrocarril Algeciras-Bobadilla durante la tramitación parlamentaria, su departamento denunciará ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea la Ley de Presupuestos del Estado para 2015.

Según un comunicado de la Consejería, el motivo de la denuncia es que las cuentas del Gobierno de España suponen el “incumplimiento flagrante” de los Reglamentos del Parlamento Europeo y del Consejo Europeo de diciembre de 2013 sobre orientaciones de la Unión para el desarrollo de la Red Transeuropea de Transporte, según ha denunciado la consejera. Dicha normativa establece que las obras de esta línea, dado que conecta al puerto de mayor tráfico de mercancías de España, deben iniciarse en 2015 y terminar como máximo en 2020, algo “totalmente inviable” con el ritmo inversor del Gobierno central en esta línea.

“Si en el primer trimestre del próximo año no se licita la redacción de proyectos de todos y cada uno de los tramos de la línea y de tres subestaciones para su electrificación, el cumplimiento de estos plazos resultará imposible”, ha asegurado Cortés, que ha señalado que la partida para Algeciras-Bobadilla en 2015 y en general el ritmo inversor del Gobierno “bloquean cualquier posibilidad” de seguir los ritmos marcados por Europa y “lastran a todo el Campo de Gibraltar”. “El Gobierno hace competir al puerto de Algeciras con una mano atada a la espalda”, ha añadido Cortés, que ha recordado que desde 2012 el Gobierno ha presupuestado 4.673 millones para el Corredor Mediterráneo, de los cuales sólo 115, es decir un 2,4%, ha ido a la línea Algeciras-Bobadilla. “Y eso sólo son los números. La realidad es aún más lamentable, porque ni siquiera ejecutan estas partidas”, ha señalado la consejera.

La UE concede una especial prioridad al tramo Algeciras-Bobadilla, motivo por el que la ha incluido esta línea tanto en el Corredor Atlántico como en el Mediterráneo de ferrocarril. Sin embargo, las “escasas inversiones en la misma por parte del Gobierno central, administración encargada de cumplir las previsiones europeas, están impidiendo su desarrollo”, ha añadido. El anteproyecto de Presupuestos del Estado para 2015 incide en esta misma tendencia al consignar a estas obras, aún no iniciadas, 50 millones de euros, cuando el montante necesario para su completa terminación antes de 2020 es de 1.153 millones, según los propios estudios publicados por el Ministerio de Fomento. Esta falta de financiación estatal en 2015 está en sintonía con el criterio seguido para esta infraestructura en los Presupuestos de 2014, que destinaron una idéntica partida de 50 millones de la que no se llegó a ejecutar nada, a pesar de que se licitaron obras por valor de 18 millones.

Por este motivo, la Consejería de Fomento y Vivienda ha decidido denunciar ante el Tribunal de Justicia de la UE la “evidente insuficiencia” de créditos necesarios para poder dar cumplimiento a la normativa comunitaria. “Entendemos que la Unión Europea debe tener conocimiento de que el Estado español está incumpliendo de manera flagrante unas directrices muy claras en materia de transporte”, ha advertido Cortés, que ha mostrado su convencimiento de que las autoridades comunitarias “adoptarán las medidas necesarias para corregir esta vulneración”.

La Consejería de Fomento y Vivienda trabaja ya en recabar toda la documentación nece-saria para presentar la denuncia, que se elevará en cuanto se aprueben definitivamente y entren en vigor la Ley de Presupuestos Generales del Estado, “si no sufren una modificación sustancial durante su tramitación”, ha señalado Cortés. En el recurso se incluirán expedientes administrativos, certificaciones de obra y una serie de documentos gráficos y escritos que acreditan el incumplimiento de la legislación comunitaria por parte del Gobierno central.

De forma paralela, la consejera de Fomento y Vivienda ha hecho un llamamiento a la sociedad civil para que reivindique un trato justo y equitativo a la línea Algeciras-Bobadilla por parte del Gobierno central, ya que son muchos los agentes económicos y sociales, así como colectivos e instituciones, afectados por el incumplimiento de la normativa europea por parte del Gobierno central. “En la misma línea del Acuerdo de Antequera, la Junta y la sociedad civil deben ir de la mano en la reivindicación de lo que es justo para Andalucía”, ha subrayado la consejera.

Reacción inmediata

Cortés ha informado también que los plazos para el cumplimiento de la legislación europea “exigen una reacción inmediata del Gobierno”, siendo “absolutamente imprescindible” para ello que el Ministerio de Fomento, a más tardar en el primer trimestre de 2015, realice la licitación de todos los proyectos constructivos que restan por redactar y también del proyecto de electrificación de la línea, incluyendo la construcción de tres nuevas subestaciones eléctricas. Precisamente estas tres subestaciones constituyen el punto crítico, puesto que son necesarias para suministrar energía de 25.000 voltios de corriente alterna a la línea, tal como exigen los parámetros de la Red Transeuropea, y su proceso de redacción de proyecto, tramitación ambiental, licitación y ejecución de la obra dura al menos cinco años. “El Gobierno no puede per-der ni un minuto más”, ha señalado Cortés.

Lo mismo ocurre en el tramo Bobadilla (Antequera)-La Indiana (Ronda), cuya redac-ción de proyectos y ejecución de obras se prolongará previsiblemente esos mismos cinco años si comienzan de inmediato los trabajos. Es un tramo de 80 kilómetros que salva un desnivel de 400 metros de altitud entre sus dos extremos. Se encuentra sin renovar, en vía única sin electrificar en ancho ibérico. Sus pendientes son de hasta el 20 por mil. Sus instalaciones solamente permiten una longitud máxima de trenes de mercancías de 500 metros, cuando los parámetros europeos son de 750. En noviembre de 2011 se aprobó el ‘Estudio Informativo del Proyecto de Línea de Altas Prestaciones entre Antequera y Algeciras Tramo: Ronda-Antequera’, que prevé un nuevo trazado en variante con vía doble de ancho mixto. Elena Cortés ha informado de que “hasta ahora no se ha acometido ningún proyecto ni obra de este nuevo trazado”.

Le sigue el tramo La Indiana (Ronda)-San Pablo de Buceite, de 60 kilómetros, de orografía más complicada, ya que discurre por el cañón del río Guadiaro, a su paso por la Serranía de Ronda, salvando un desnivel de cerca de 700 metros y pendientes del 23 por mil. En febrero de 2011 concluyeron las obras de renovación de vía con traviesas polivalentes, para que pueda acoger tráfico mixto, tanto de ancho ibérico como de ancho internacional. Su estado actual es de vía única sin electrificar en ancho ibérico, con vía e infraestructura renovada, preparada para electrificar y con traviesas válidas para tráfico mixto.

También tiene en servicio un nuevo puesto de Control de Tráfico Centralizado (CTC). Se ha ampliado la longitud de las vías de apartado en las estaciones de La Indiana (Ronda) y Jimera de Líbar hasta un total de 750 metros, a fin de acoger trenes de este tamaño. Con las actuaciones ya realizadas, este tramo de la línea está prácticamente preparado para electrificar, quedando con vía única y vías de apartado de 750 metros. Se permitiría de esta forma la circulación tanto en ancho ibérico como en ancho internacional, aunque existen todavía 15 kilóme-tros pendientes de renovar, en los que no se ha instalado la traviesa mixta.

Finalmente, el tramo San Pablo de Buceite-Algeciras, con 36 kilómetros, es el de pen-dientes más suaves. No se ha realizado su renovación, por lo que su estado actual es de única vía sin electrificar de ancho ibérico. La longitud máxima de trenes de mercancías que puede acoger es de sólo 500 metros. En este tramo el Ministerio de Fomento puso en marcha desde principios de 2013 trabajos tendentes a la renovación completa, con intención de duplicar la vía.

De momento sólo se han adjudicado las obras para trabajos de renovación de vía de un subtramo de 3,7 kilómetros en el ámbito de la estación de San Roque, perteneciente al tramo denominado Algeciras-Almoraima. Sin embargo aún no se han iniciado las obras, debido a que se encuentran todavía en trámite de expropiaciones. Por ello, es necesario ejecutar las obras no sólo de estos 3,7 kilómetros, sino de la totalidad del tramo Algeciras-Almoraima, a la vez que proceder también a la licitación, redacción y aprobación del proyecto constructivo para la reno-vación del trayecto San Pablo-Almoraima, incluyendo la mejora de la infraestructura y la susti-tución de traviesas, a fin de posibilitar tráfico mixto tanto en ancho ibérico como internacional y ejecutando las obras siempre antes de 2020.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha