La portada de mañana
Acceder
El Gobierno indulta a los líderes independentistas tras 1.328 en prisión
Editorial - Por el diálogo para Catalunya, por Ignacio Escolar
130.000 ciudadanos de la UE en Reino Unido pueden perder su trabajo

Andalucía plantea devolver la movilidad entre provincias a los 600.000 inmunizados con dos dosis

Una dosis de la vacuna de BioNTech y Pfizer. EFE/EPA/MANUEL BALCE CENATA / Archivo

El Gobierno de Andalucía estudia levantar las restricciones a la movilidad para los 600.000 andaluces que ya están inmunizados contra la Covid-19, es decir, aquellos que se han inyectado las dos dosis pertinentes [Janssen, la única que sólo precisa un pinchazo, aún está pendiente de administrar]. El comité de expertos que asesora a la Junta prevé prorrogar la prohibición para moverse entre provincias y los cierres perimetrales autonómico y provincial, que en teoría expiran el 23 de abril (14 días desde que se aprobó la última prórroga). El Ejecutivo andaluz cree que "no tiene sentido" levantar las restricciones "antes del 9 de mayo", cuando expira el estado de alarma.

Sin embargo, el presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno Bonilla, ha revelado este lunes que se está valorando la posibilidad de devolver los derechos de movilidad entre provincias a los que ya están inmunizados del todo. Así, esos 600.000 andaluces podrían trasladarse de una provincia a otra y también acceder a conciertos, teatros u otros eventos culturales identificándose con un código QR en el móvil, diseñado por la Junta de Andalucía, que confirmaría a las autoridades que está inmunizado.

La propuesta de Andalucía es extensible al conjunto del país. Tiene tanto sentido que "unos abuelos vacunados que viven en Almería se trasladen a Jaén a ver a su familia, como que se trasladen a Albacete si viven allí sus nietos", explican desde la Junta, que es partidaria de "consensuar un criterio único" para todas las comunidades y "un acuerdo jurídicamente respaldado".

Moreno ha vuelto a hacer un llamamiento al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para que convoque de manera "urgente" una Conferencia de Presidentes Autonómicos para que incorpore esta medida a escala nacional, para que los españoles inmunizados tengan libertad de movimiento entre una comunidad y otra portando "un certificado de vacunación". El presidente andaluz ha puesto el acento en la "reunificación familiar" -después de cuatro meses de vigencia de los cierres perimetrales en Andalucía-, pero también tiene la vista puesta en la campaña de verano, habida cuenta del importante peso del turismo en la economía regional (un 14% del PIB).

El cronograma de vacunación que ha lanzado la Comisión Europea -replicado hace unos días por Sánchez- prevé alcanzar el 70% de la población vacunada a finales de agosto, y la Junta cree que con estos plazos se sacrificarían muchas empresas y puestos de trabajo que dependen del turismo. Andalucía ha pedido al Ministerio de Turismo que se habiliten corredores seguros de turistas extranjeros, sobre todo del Reino Unido, para reactivar las visitas en la Costa del Sol (el 80% de los viajeros son anglosajones). Este mismo lunes, el vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Juan Marín, ha hecho un vaticinio muy optimista sobre el verano, asegurando que se facturarán 14.000 millones de euros, el 50% más que en los meses de verano de 2020 (con las restricciones levantadas tras la primera ola de contagios).

"En Andalucía tenemos 600.000 andaluces inmunizados que deberían tener la posibilidad de moverse", según Moreno, para quien ello supone, sin duda, una "fuerza importante en términos económicos". En su opinión, lo que no se puede es estar esperando al 80% de inmunización para que esos ciudadanos puedan moverse. La competencia para levantar las restricciones a la movilidad inteprovincial son de la Junta de Andalucía, que podría adoptar esta medida hoy mismo, o a final de semana, cuando se reúne el comité de expertos para revisar las restricciones aprobadas hace dos semanas.

Moreno exhorta al Ejecutivo central para que adopte esta decisión en el conjunto del país, bien en una Conferencia de Presidentes Autonómicos, bien en el Consejo Interterritorial de Salud. Hasta hace unos días, Andalucía era la única región con cierre perimetral entre provincias, pero el avance de la cuarta ola de contagios ha extendido esta restricción a otras comunidades autónomas. La pandemia avanza en Andalucía y el Ejecutivo andaluz acaba de endurecer los horarios comerciales y de la hostelería en las provincias con nivel 3.1 de alerta sanitaria, obligadas a cerrar a las 20.00 horas (durante el último mes han abierto hasta las 22.30 horas).

Fuentes próximas al presidente andaluz también avanzaron a este periódico que la movilidad entre provincias permanecería cerrada ya hasta el 9 de mayo, cuando expira el estado de alarma, y que no tenía sentido abrir antes, cuando Moreno Bonilla ha sido de los primeros en plantear una prórroga de un mes más en el estado de alarma.

Etiquetas
Publicado el
19 de abril de 2021 - 14:01 h

Descubre nuestras apps

stats