Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El Gobierno retoma una actividad legislativa que lo enfrenta a sus socios
"Te vamos a joder la vida": las amenazas de una banda de desalojos ilegales
Opinión - Libertad de extorsión. Por Rosa María Artal

El acuerdo de Gibraltar tras el Brexit, a punto de caramelo

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, recibe a su homólogo británico, James Cleverly

Juan José Téllez

0

El acuerdo sobre Gibraltar entre la Unión Europea y Gran Bretaña está prácticamente cocinado, pero aún no se puede emplatar. Esa es la sensación que transmitieron esta tarde los ministros de Exteriores del Reino Unido, James Cleverly, y de España, José Manuel Albares, durante la rueda de prensa que siguió a su reunión en Madrid.

Faltan “puntos por perfilar, escollos por sortear y flecos por pulir”, argumentó Cleverly al final del encuentro con su homólogo español, al que en determinados momentos se incorporó por vía telemática Fabian Picardo, ministro principal de Gibraltar.

“No estaríamos aquí ante ustedes si no pudiéramos decirles que la solución está ya más cerca que antes de la reunión”, aclaró Albares.

En el fondo, se trataba de crear un clima de confianza para superar algunos de los escollos que dificultan el acuerdo final y muy especialmente el del régimen de control Schengen en el puerto y en el aeropuerto de Gibraltar, que España insiste en que deben ejercerlo sus fuerzas y cuerpos de Seguridad, aunque bajo el paraguas de Frontex. Cleverly reconoció algo importante: la “buena fe” y el “espíritu constructivo” de todas las partes, a la hora de alcanzar un compromiso “lo antes posible”.

Trabajadores y aeropuerto

Existen otros dos puntos de conflicto, como es el deseo de España en conveniar el uso conjunto del aeropuerto de Gibraltar –un acuerdo de 1987 que, en este sentido, le costó el fin de su carrera política al líder gibraltareño sir Joshua Hassan-- y la igualdad de trato de los trabajadores transfronterizos en la jubilación, extendiendo los beneficios del Community Care británico a dicho colectivo.

Picardo rechaza el uso conjunto del aeropuerto de Gibraltar, pero no alcanzar un compromiso para mejorar sus vías de uso por parte española. Y, en una comparecencia informativa desde el Peñón, insistió en que no existía discriminación sanitaria ni para los trabajadores ni para los pensionistas españoles y comunitarios en general.

Tras dos nuevas jornadas de conversaciones en Bruselas por parte de los equipos negociadores de parte y parte, Albares y Cleverly se aprestaron a una reunión de urgencia –no figuraba en la agenda del Gobierno español--, de la que se esperaba el anuncio de fumata blanca sobre un Tratado sobre el que se viene discutiendo formalmente desde hace poco más de un año, al retrasarse el mandato de la Unión para el inicio del diálogo sobre qué hacer con Gibraltar después del Brexit.

“Si fuera fácil, ya lo habríamos hecho”

A preguntas de los periodistas sobre los aspectos que dificultan el alcance de una solución al Tratado, Cleverly ironizó: “Si fuera fácil, ya lo habríamos hecho”. Y si la propuesta que la Unión Europea presentó recientemente al Reino Unido para impulsar el Tratado fuera un documento definitivo, ya habría sido aceptado o rechazado. Aún hay partido para jugar, aunque sea negociando “las comas”, tal y como describía horas antes el secretario de Estado para la UE, Pascual Navarro. A juicio de Albares, la propuesta es “global y equilibrada” y estaría dispuesto a firmarla mañana mismo. A tenor de Cleverly, manifiestamente negociable: “Si fuera aceptable así, ya la habría aceptado”, afirmó el titular del Foreign Office.

Poco después de la intervención de ambos ministros, el Ministro Principal de Gibraltar, Fabián Picardo, hizo otro tanto en la sede del Gobierno del Peñón, en el número 6 de Convent Place, mostrando su creencia en que a partir de esa reunión “habrá menos malentendidos en el futuro”.  No en balde, el líder gibraltareño asistió por videoconferencia desde Gibraltar a la parte de la reunión relativa a las negociaciones entre el Reino Unido y la UE sobre el Peñón. Presumiblemente, porque algunas de las dudas más importantes provienen precisamente del Peñón, donde tendría un fuerte impacto psicológico que un guardia civil o un policía español terminaran controlando de facto sus principales accesos.

Sin referencias al plan B

Picardo postergó su intervención, más allá del horario inicialmente previsto, en espera de que concluyese la reunión de Madrid y la intervención de los ministros. Su balance del encuentro resultó extremadamente diplomático. Se refirió, eso sí, al Acuerdo de Nochevieja de diciembre de 2020, que salvaguarda en principio las líneas rojas en materia de soberanía que han trazado todas las partes para que el acuerdo sea viable.

 El Viceministro Principal, Joseph García, y el Fiscal General, Michael Llamas, también se unieron a la reunión con el Ministro Principal. Michael Llamas acababa de regresar de la última ronda de conversaciones entre el Reino Unido y la UE en Bruselas, a la que el Ministro Principal y el Viceministro Principal también habían asistido virtualmente.

El Ministro Principal vino a reiterar la opinión del Gobierno de Gibraltar de que “un Tratado entre el Reino Unido y la UE puede promover un crecimiento económico sin precedentes en Gibraltar y en la región del Campo de Gibraltar y generar una riqueza sin precedentes para las personas de ambos lados de la frontera”. Destacó el trabajo que está realizando el Gobierno de Gibraltar sobre cómo seguir desarrollando la economía gibraltareña a la luz del potencial Tratado Reino Unido/UE y el posible efecto positivo también en todo el Campo. Esta vez, no hubo referencias a una posible falta de acuerdo y el plan B que Gibraltar prepara en ese caso.

Hacia “una conclusión satisfactoria”

Antes bien, el Ministro Principal agradeció al Ministro de Asuntos Exteriores Cleverly y al Ministro de Asuntos Exteriores Albares “su continuo compromiso con el proceso de búsqueda de un acuerdo” y, por lo tanto, confirmó el firme empeño también del Gobierno de Gibraltar de continuar las negociaciones para llegar “a una conclusión final y satisfactoria de un Tratado entre el Reino Unido y la UE beneficioso, seguro y protegido en relación con Gibraltar lo antes posible en el nuevo año”.

El Ministro Principal se congratula de la excelente dinámica negociadora que se ha venido desarrollando en el proceso de búsqueda de un acuerdo global y confía “en que vaya a conducir a menos malentendidos en el futuro, así como a la posible resolución tanto de las cuestiones de larga duración como de nuevos problemas que pudiesen surgir como consecuencia de la salida del Reino Unido de la UE”.

Etiquetas
stats