Equo Andalucía estrena Ejecutiva abriéndose a futuros pactos electorales

De izquierda a derecha: Ángel Rodríguez, Valle López-Tello, Mar González y Manuel Pérez

Verdes Equo quiere pasar página en Andalucía. Nueva ejecutiva, nuevos portavoces y una nueva estrategia electoral que, aunque no está cerrada, establecerá líneas rojas para posibles alianzas. “Respeto, igualdad y visibilidad”, dicen, después de una trayectoria de confluencias que no ha satisfecho sus expectativas. El objetivo es evitar episodios que en los últimos años han lastrado la visibilidad del partido, opacado por otros grupos políticos con los que ha confluido, y que han provocado frustración en muchos de sus militantes.

EQUO abandona Adelante Andalucía porque "no se está garantizando el lugar que merece a la ecología política"

Este fin de semana se está presentando en Málaga a los nuevos órganos ejecutivos y se celebrará también la reunión de la Mesa Andaluza, máximo órgano territorial. La portavocía la ejercerán a partir de ahora Mar González (Málaga) y Manuel Pérez (Almería), mientras que la nueva ejecutiva la conforman, además de los dos mencionados, Vanessa Huerta, concejala en Puerto Real (Cádiz); David Palomino (Jaén); Ángel Rodríguez (número 3 en las listas de Málaga Ahora en las últimas elecciones municipales) y Valle López-Tello (Sevilla).

En la línea política no hay novedades. Verdes Equo mantiene su vocación por el ecologismo político y una “transición ecológica justa” hacia un modelo alternativo, con el reto de hacer llegar estas propuestas a un sector más amplio de la ciudadanía. “Tenemos la responsabilidad de evidenciar y trasladar a la población que el ecologismo político tiene propuestas y soluciones para los problemas cotidianos”, explica Mar González.

En gran parte, dependerá de la estrategia de pactos en un escenario de fragmentación creciente. Sobre la mesa está la posibilidad de concurrir en coalición con Más País a unas eventuales elecciones autonómicas, tal y como ha ocurrido en la Comunidad de Madrid, donde Verdes Equo tendrá presencia en la cámara legislativa con dos de los 24 diputados de Más Madrid-Equo.

El partido verde ya ha mantenido un encuentro con representantes de Más País en Andalucía, y sus responsables entienden que la sintonía en Madrid también debe darse en Andalucía. De hecho, uno de los miembros de su nueva ejecutiva, Ángel Rodríguez, fue el número 4 por Málaga en la candidatura al Congreso del partido de Íñigo Errejón.

Los condicionantes de la coalición

La posible coalición está sujeta todavía a varios condicionantes. De un lado, el partido verde está en pleno proceso de debate interno sobre su línea estratégica a nivel estatal. Este proceso debe culminar el 4 de junio, coincidiendo con el décimo aniversario del partido, y el resultado condicionará la política de pactos en los territorios.

Además, hay cautela en torno a los procesos de confluencia, después de que gran parte de la militancia de Equo haya percibido que las alianzas de los últimos años han acabado desdibujando el perfil del partido ante la ciudadanía. La política de alianzas ha permitido que Equo logre representación institucional, pero a costa de integrarse en unas dinámicas de coalición en las que no siempre han encajado con naturalidad, y que han terminado de mala manera.

“Hemos pasado momentos muy duros en coalición con Podemos, IU o Más País, invisibilizados ante la repercusión mediática de esos partidos”, admite Manuel Pérez, coportavoz: “En algunos momentos hemos sido demasiado generosos con otras organizaciones para ganarlas para la causa de la ecología política”.

Esa queja se extiende también a Más País, con el que Equo ya concurrió en coalición en las elecciones generales de 2019. Muchos en el partido entendieron que el trato en la conformación de las listas no fue igualitario, y que se había vuelto a caer en el mismo error que en procesos anteriores.

En marzo abandonó el proyecto uno de los últimos coportavoces, Esteban de Manuel, junto a Concha Sanmartín o Mar Oliver. De Manuel explicó entonces que la ponencia política que había elaborado no tenía el respaldo de la nueva coportavoz Mar González, y que optaba por abandonar. “Nosotras presentamos unas enmiendas a su ponencia. Defendíamos la posibilidad de abrir el diálogo con otras fuerzas. Yo comprendo el peso de los maltratos con todas las confluencias, pero tenemos que hacer la política mirando adelante, y atrás solo para no repetir los errores”, alega González.

El mal precedente con Teresa Rodríguez

Tampoco está claro si sería posible una coalición a tres bandas en la que participara Adelante Andalucía. La semana pasada, Íñigo Errejón explicó en la Cadena Ser que detecta un “lento pero muy prometedor resurgir del andalucismo" del que a su partido "le gustaría formar parte", y citó expresamente a Teresa Rodríguez y a José María González Kichi como “actores” de ese movimiento. Las declaraciones de Errejón desataron las especulaciones sobre una posible coalición entre ambos partidos.

La experiencia de Equo con Adelante Andalucía no es buena. Su integración saltó por los aires poco antes de las elecciones de diciembre de 2018. Por entonces, el partido verde acusó al grupo de Rodríguez de “falta de pluralidad”, de no reconocer su trabajo y de relegar a sus candidatos en la confección de las listas.

La actual ejecutiva de Equo no da mucho margen de encuentro, alegando que se tratan de dos proyectos contrapuestos en sus concepciones básicas. Mientras que Equo se enrola en el decrecimiento, Adelante estaría en otra cosa. “El espacio político que venimos a ocupar nosotros es distinto al que defiende Teresa Rodríguez”, explica Mar González.

“Sello del Partido Verde Europeo”

Verdes Equo insiste: cuando otros despertaron al ecologismo político, ellos hacía tiempo que ya estaban allí. Equo reivindica su condición de único partido español con el “sello del Partido Verde Europeo”. “Muchos han descubierto lo verde ahora, lo que pasa es que nosotros lo hacemos con convicción”, señala Manuel Pérez, que ha pedido “abrir el espectro” para ganar base electoral: “No queremos ser integristas”. Hasta ahora, ningún partido verde ha terminado de cuajar en España a la manera en que lo ha hecho en Alemania o Dinamarca.

El objetivo, explican los actuales responsables del partido, es mantener el carácter propio en los posibles pactos electorales. “No aspiramos a ser la parte ecologista de un partido. Queremos ir en igualdad con otros”, resalta Manuel Pérez, que cita los ejemplos de Compromís o Catalunya en Comú.  “No nos vamos a resignar a ser el sello de calidad ecologista en un programa electoral”, concluye Mar González.

Etiquetas
Publicado el
14 de mayo de 2021 - 21:19 h

Descubre nuestras apps

stats