Ampas y ONG tejen una red solidaria para afrontar el inicio del curso escolar

Los gastos en la vuelta al cole suben entre el 1,5 y el 3 por ciento

Comienza el curso y la crisis ha puesto a muchas familias ante el problema de enfrentarse al inicio de la escuela y sus gastos. "Quizás estamos hablando del peor comienzo de curso desde que empezó el declive", señala Luis Antonio María Rodríguez, técnico de comunicación de Cáritas Diocesana Granada. Esta entidad tiene en marcha, por segundo año, una campaña de recogida y entrega de material escolar para intentar paliar la situación de necesidad que viven muchas familias andaluzas. "Comenzamos el curso pasado -relata el responsable- porque vimos que ante la subida del IVA del 4% al 21% las cuentas no salían en muchos hogares". Porque en el último año, un 3% más de personas se han acercado hasta las sedes de Cáritas sólo en la provincia de Granada. "Cerca de 17.000 personas, que multiplicado por la ratio de 3,5 de una familia, estamos hablando de 59.500 personas" para solo dos Diócesis eclesiásticas: la de la capital y la de Guadix.

La vuelta al "cole" costará 838 euros de media, un 1 por ciento más que en 2012

La vuelta al "cole" costará 838 euros de media, un 1 por ciento más que en 2012

El trabajo no llega y el recorte en las becas auspiciado por el Gobierno de Mariano Rajoy han dado la puntilla en muchas casas, que ven como este año escolar se les complica. Ante esta situación, Cáritas no es la única organización e institución que ha puesto en marcha este tipo de campaña en Andalucía. Entidades como La Caixa, Caja Rural o Cruz Roja también están repartiendo material escolar. "Estamos ante una situación de emergencia", sentencia Rodríguez. "La gente ha pasado el año como puede y ahora ya no les queda nada. Hay muchas familias sin ayuda y no podemos dejarlas caer". Por esto, Cruz Roja junto con la Fundación Solidaria Carrefour esperan con su campaña ‘Vuelta al Cole Solidaria’ ayudar a 6.000 menores de toda España en situación de emergencia social. Sólo en Andalucía, Cruz Roja atendió en 2012 a 1.765 personas en asuntos relacionados con apoyo escolar, meriendas saludables, material escolar… Hasta agosto de 2013 la cifra estaba en 2.707. Estas cifras que rayan lo indecente cuando se habla que esta entidad a nivel nacional atendió a 20.000 menores en riesgo de exclusión social en 2012. El comienzo del nuevo curso hará probablemente que estos números sigan creciendo.

Francisco Mora, de la confederación de padres andaluces CODAPA, lo tiene claro. "Muchas familias no tienen ni para comenzar las clases ni para comer. Ya no reciben ayudas y nos enfrentamos a un curso muy duro". El material escolar es el gran desembolso del inicio por eso desde "la Administración han enviado una circular a los centros solicitando que se rebaje el nivel de exigencia en este sentido y se opte por menos material y más barato", explica el representante andaluz. De hecho, desde el curso pasado existe una orden interna en los centros andaluces donde la Consejería de Educación insta a los maestros de Primaria a que no utilicen en sus clases cuadernillos u otros libros que no sean los prescritos por el llamado Cheque-libro.

Solidaridad entre familias

Como la solidaridad es cosa de todos, las familias se están uniendo para ayudarse entre ellos. Las AMPAS se han convertido en verdaderos puntos de apoyo familiar donde se intentan paliar las consecuencias del desempleo. Un ejemplo de cómo se están organizando es el Colegio Huerta de Santa Marina de Sevilla, donde las madres y los padres han abierto un fondo solidario. "El dinero lo destinamos a cubrir necesidades relacionadas con los niños", explica Soraya Salas, coordinadora del AMPA Somos Escuela. "Desde el año pasado, el dinero de la fiestas o de otro tipo de actividades lo empleamos en cosas como pagar el tratamiento contra los piojos, comprar material, pagar excursiones a gente que no puede…". Además, la diferencia de este fondo es que se trata de un trueque. "Las personas que reciben algo lo devuelven de forma simbólica realizando trabajos para la escuela, como arreglar parte del jardín del colegio o realizar un cuentacuentos a los niños". La intención es no hablar de caridad, sino de perspectiva humana como comunidad. Estos padres también han designado a un encargado para hablar con las personas que necesitan esta atención. "Es más discreto y más fácil", sentencia la coordinadora. El programa de las tres R (reciclar, reutilizar y reusar) ayuda a esta iniciativa con un mercadillo abierto al barrio en el que se pueden encontrar desde libros a ropa pasando por muebles. "Todo gratis para quien lo necesite".

Los problemas también se extienden a los institutos, donde la situación es, si cabe, más preocupante, ya que en la Enseñanza No Obligatoria los padres temen que el aumento en los requisitos para acceder a las becas del Gobierno arrastre a más jóvenes al abandono escolar. La Junta ya calculó que unas 10.000 familias andaluzas perderían estas ayudas. "Por este motivo y porque el año pasado vimos que era insostenible", explica Mercedes Juárez, presidenta del AMPA del Instituto LLanes, "nos hemos decidido a abrir un fondo solidario". El año pasado, este centro ya pagaba gafas a niños que lo necesitaban "e incluso desayunos en la cafetería para aquellos que no tenían qué comer en casa".

Los pueblos tampoco se escapan a esta situación. Los padres y madres de Salteras, un municipio sevillano con algo más de 5.000 habitantes, llevan varios meses ayudándose entre ellos. "La idea nació en junio cuando pusimos en marcha la campaña ‘Termina el curso en limpio", explica Domingo Navarro, presidente del AMPA del colegio Antonio Rodríguez Almodóvar. En esta primera iniciativa, los padres y madres de los dos colegios del pueblo, el instituto, la escuela de adultos y las dos escuelas infantiles se unieron para recoger material de higiene y limpieza. Ahora, la campaña está centrada en el material escolar. "Además, hemos diferenciado los productos por niveles, de forma que los más pequeños llevan gomas y sacapuntas, y los del instituto material más acorde a su edad". Lo mismo hicieron hace unos meses cuando los alumnos de infantil llevaron toallitas higiénicas y crema hidratante y los mayores compresas y cuchillas de afeitar. "Salteras es pequeño, pero hemos visto que existe una gran necesidad, que muchas veces las familias que están codo con codo contigo todos los días no se atreven a comentar", relata Navarro.

Estos son algunos de los ejemplos de la solidaridad de los andaluces, pero no hay que olvidar, apostilla Antonio Luis María Rodríguez de Cáritas, "que estas carencias las deberían suplir las Administraciones". La Junta, de momento, ha comenzado el curso anunciando que la convocatoria de la beca Adriano estará lista en octubre. La ayuda de 1.500 euros, para los estudiantes de Bachillerato y Formación Profesional, según sus cálculos, contará con entre 6.000 y 7.000 beneficiarios.

Hoy abren sus puertas los 7.190 centros andaluces que imparten Educación Especial, Infantil y Primaria, que acogerán en sus aulas a casi un millón de alumnos y alumnas. El resto de centros lo harán el próximo lunes, día 16. En total, Andalucía cuenta este año con 1.879.170 estudiantes.

Etiquetas
Publicado el
9 de septiembre de 2013 - 23:48 h

Descubre nuestras apps