eldiario.es

9

Un edil del PP de Granada denuncia amenazas de su propio partido

El concejal Juan García Montero ha explicado en rueda de prensa que ha sido objeto de presiones por parte de la dirección de su propia formación

Montero es el gran rival de Sebastián Pérez para hacerse con la presidencia de los populares a nivel provincial en Granada al tiempo que el exalcalde Torres Hurtado, es afín a su candidatura

Juan García Montero en rueda de prensa | EP

Juan García Montero en rueda de prensa | EP

La guerra abierta que el Partido Popular de Granada se ha encargado de evitar a toda costa en los últimos meses acaba de escenificarse. Uno de sus concejales, Juan García Montero, ha asegurado en rueda de prensa estar siendo víctima de amenazas y presiones por parte de la dirección de su propio partido. Montero, que es a su vez presidente del PP en el distrito Chana, presentó el pasado mes de noviembre su candidatura a presidir el partido a nivel provincial. Una circunstancia que abrió entonces un enfrentamiento que este lunes ha quedado patente.

El edil popular ha denunciado "que no es fácil estar tranquilamente en la oposición del Ayuntamiento de Granada y estar haciéndole el control de Gobierno al alcalde Francisco Cuenca (PSOE) y enfrentarte, entre comillas, a la dirección del partido". Montero se refiere así al hecho de haberse presentado como alternativa a Sebastián Pérez para presidir a los populares en la provincia aunque asegura que "hay veces en la vida que uno debe hacer lo que debe y no lo que le conviene y yo después de mi experiencia he llegado a la conclusión de que toca dar este paso al frente".

Amenazas concretas

Juan García Montero ha dado más detalles relatando que "a mí me han llegado a decir que tenga cuidado cuando vaya con mi moto por la calle Recogidas no vaya a atravesarse un coche en mi carril". Unas palabras, denunciadas ante la policía, en las que el político quiere dejar claro que vienen del "entorno de la dirección del partido" y desligarlas en cualquier caso del PP andaluz a quien alaba su labor y especialmente la de la secretaria general, Loles López.

Dichas amenazas aluden directamente al propio entorno de Sebastián Pérez del que Montero cree "que su tiempo está agotado" al frente de la formación. De hecho el máximo dirigente ha sido elegido hasta en tres ocasiones sin adversarios y ha contado con el apoyo de todos, incluido el del propio García Montero: "Creo que se debe dedicar a su labor de senador del reino que para eso cobra un buen sueldo". El concejal sostiene que la marcha de Pérez tiene que producirse porque "hay un clamor interno que está mitigado por el miedo".

Amor y traición entre Torres Hurtado y Sebastián Pérez

Lo que empezó en público como una relación de respeto hace más de una década ha acabado en un enfrentamiento abierto. Hasta que hace un año saltó a la luz la detención del exalcalde de Granada, José Torres Hurtado (PP) y de buena parte de la cúpula de Urbanismo incluida su concejala Isabel Nieto en el marco de la 'Operación Nazarí', el desencuentro entre Torres Hurtado y Sebastián Pérez había sido testimonial. No porque no existiese sino porque de cara al votante habían tratado de evitar a toda costa que pudiese haber algún enfrentamiento público. Pero las aspiraciones políticas de Pérez, presidente del PP de Granada, hace tiempo que rompieron la baraja dentro de los populares dando rienda suelta a un duelo que ahora ha alcanzado un nuevo nivel.

Con Torres Hurtado fuera de juego tras su detención y apartado del Partido Popular, Juan García Montero es el encargado de coger el testigo de su "gran amigo" tal y como el propio exalcalde ha llegado a asegurar del concejal que ahora denuncia amenazas. Por eso ahora Montero es una figura molesta para la actual dirección de la formación a tenor de lo que cuentan diferentes fuentes de la vida política granadina. Tanto es así que el anuncio por parte de Juan García Montero de presentarse a candidato para presidir el partido, ha dinamitado su relación con parte de la cúpula municipal y provincial de los populares dejando al edil en una situación complicada como ha denunciado él mismo ante los medios.

Un congreso clave

La anunciada guerra popular tiene un escenario prioritario en las próximas semanas. Será entre el 5 de mayo y el 10 de junio cuando está previsto que se celebre el congreso en el que se votará quién ocupará el cargo de presidente del PP de Granada, a tenor de lo avanzado Montero ante los medios. Esa será la cita clave de los próximos meses para los populares granadinos que llegarán al congreso con una división interna algo más que evidente. "Hago la propuesta y le tiendo la mano amigable al actual presidente (Sebastián Pérez) para que tengamos el mejor congreso posible y podamos centrarnos en el diálogo" señala el edil. En caso de tener que irse a doble vuelta y con interventores, "aquel que va presumiendo tener el apoyo del partido está demostrando que le da miedo que participe la inmensa mayoría de los afiliados de nuestro partido".

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha